Bodega y libreta de racionamiento virtual, el último invento del gobierno cubano

Havana
muy nuboso
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
94 %
5.1kmh
75 %
Dom
31 °
Lun
31 °
Mar
31 °
Mié
29 °
Jue
27 °

¿Podremos comprar digitalmente los “mandados” desde la casa?, pregunta este jueves el periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, en el titular de un reporte que podría parecer clickbait pero es serio y preocupante, por lo absurdo del asunto.

Resulta que el Ministerio de Comercio Interior (Mincin) aspira a “impulsar el desarrollo de la bodega digital y la libreta de abastecimiento virtual” y ya puso en marcha un plan para impulsar ese proyecto, que permitiría a los consumidores desde sus teléfonos comprar los pocos productos que se ofrecen por la canasta familiar normada.

El medio estatal reconoce que es una tarea “ambiciosa”, que forma parte de la transformación digital y el desarrollo del comercio electrónico en la isla, que no acaba de despegar.

El director de Informática del Mincin, Rodolfo Cabrera, explicó que “la bodega virtual tiene como objetivo establecer un control en la adquisición de los productos de la canasta familiar normada y los artículos normados controlados”.

Citado por la fuente oficial, el directivo dijo que cuando el cliente compra sus mandados online, el sistema avisaría al bodeguero de manera este que sepa quién compra, quién paga y la cantidad de productos que adquiere.

Asimismo, aseguró que la plataforma digital poseerá un sistema de notificaciones para alertar a los consumidores cuando llegue algún producto a la bodega e incluso precisará su fecha de vencimiento.

Cabrera aseguró incluso que los consumidores podrán elegir “como opciones adicionales el preempaque de los productos y el servicio de mensajería”.

Por su parte, la viceministra de Comercio Interior Inalvis Smith declaró al diario Granma que el proyecto de la bodega virtual está concebido por etapas y “no estamos pensando se despliegue en el total de las bodegas. La práctica nos dirá cómo se implementará gradualmente”.

Adelantó que se evalúa la opción de ahorrarse la libreta de racionamiento física de los consumidores que se acojan a esa modalidad de comercio electrónico. ¿Qué podría salir mal?

Por lo pronto, el absurdo experimento que hace unos años fue un chiste de Pánfilo, literalmente, en su programa humorístico Vivir del Cuento, se probará en el municipio especial Isla de la Juventud.

Si tenemos en cuenta los recurrentes fracasos de las iniciativas de comercio electrónico en plena pandemia de COVID-19 en Cuba, cuando miles de internautas debían pasar horas luchando con la mala conexión de internet tratando de “pescar” el famoso módulo que comercializaban algunas tiendas en divisa, no se puede esperar otra resultado que el gasto innecesario de dinero en el nuevo proyecto de la bodega y la libreta virtuales nacido de algún burócrata del Mincin que quiere seguir viviendo del cuento y del sudor del pueblo. Vivir para ver.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+