Alfredito Rodríguez cumple 70 años

Havana
nubes dispersas
34.2 ° C
34.2 °
34.2 °
46 %
2.1kmh
40 %
Dom
34 °
Lun
34 °
Mar
33 °
Mié
33 °
Jue
33 °

Para varias generaciones de cubanos, pareciera que Alfredito Rodríguez siempre ha estado cantando, desde el inicio de los tiempos. Es de las primeras voces que un cubano nacido en los setenta y en los ochenta escuchaba y reconocía cuando la televisión transmitía con mucha frecuencia sus interpretaciones, ya grabadas, ya en vivo, ya en los inicios del videoclip cubano, campo donde su tema “Sagitario” gozó del audiovisual más elaborado. 

Hoy Alfredito, así a secas, como muchos lo nombran al referirse a él, cumple 70 años. Y uno se asombra de que sean tan pocos, o sencillamente que tenga edad este personaje del que muchos se reían, muchos humoristas parodiaban con más o menos éxito, pero que sin dudas no nos deja indiferentes, aunque se guste o no de su voz, su estilo o sus letras. Su estilo, inconfundible. Y se ha propuesto ser artista y dar la vida en la pista, como reza uno de sus números, suerte de equivalente cubano del “A mi manera” (My Way) de Frank Sinatra. Pues Alfredito, sin que me tiren tomates, es el Frank Sinatra cubano si se juzga como fenómeno, fama a prueba de balas, y cariño de las audiencias.

Con gran popularidad entre los cubanos, donde quiera que estén, Alfredito es el crooner (como se le conoce en los Estados Unidos a los cantantes de temas amorosos, de grandes orquestaciones, de traje y desempeños de altas simpatía) cubano más entrañable para los públicos, entre muchos que nunca han llegado a anidar tan profundo en los corazones de unas audiencias. Ningún músico cubano tiene un día dedicado a su persona y a su obra, como Rodríguez, al quien se le designó en Miami el 10 de noviembre, por iniciativa del alcalde Francis Suárez en 2019. Por eso a Alfredito se le celebra dos veces en noviembre, aunque su día no sea Sagitario como él, sino Escorpión.  

Hoy a las 10:00 de la noche, en el Polynesio de Miami, Alfredito ofrecerá un concierto de más de tres horas, para celebrar sus 70 años de edad, sus 54 de carrera, para ofrecerse en oleadas a los asistentes, que querrán tres horas más de ser posible, para amanecer el 30, para que su cumpleaños tenga dos días. El repertorio, como se ha anunciado, contempla los temas “Sagitario”, “Buena persona”, “Me salen canas”, “La mujer de mi vida”, “Tiritando”, “¡Ay!, que me encapricho” y “El mundo”. Es de los intérpretes que no necesita estrenar temas, aunque lo hace, pues sus seguidores prefieren sumirse en un torbellino donde no dejen de sonar los mismos temas, que llevan en sangre y en la memoria. Habrá mariachis, como es habitual en muchas de sus presentaciones.

Hace 15 años Alfredito Rodríguez abandonó definitivamente Cuba, en medio de su máxima popularidad, cuando se estaba consolidando como uno de los anfitriones televisivos más queridos de la televisión cubana, además de intérprete musical. Sus programas de estilo talk show  Esta noche con Alfredo, Sábado especial, La diferencia y En familia con Alfredo rompían records de ratings, sacaban lágrimas, formaban parte de las familias que los seguía con la misma fidelidad que a las telenovelas.

La presencia en su último programa de personajes de pasado nebuloso en la cultura cubana, como “Papito” Serguera marcó un antes y un después en las relaciones del gobierno cubano con sus artistas, que desataron la conocida como “guerra de los e-mails”, que puso la mesa polémica las políticas culturales estatales de los años 70, sobre todo durante el conocido como “Quinquenio Gris”, los silenciamientos, los juicios sumarios, las censuras, las expulsiones de quienes no eran simpáticos a los políticos. Desde entonces los creadores cubanos han usado los medios digitales como canal de expresión imprescindible para discutir con las instituciones cubanas.

Este suceso, que a la larga se le puede agradecer, marcó también un antes y un después en las relaciones del gobierno cubano con Alfredito Rodríguez, cuyo exilio quizás fue el precio que hubo de pagar por provocar involuntariamente tales sucesos, que se pueden fijar como kilómetro cero de lo que ha venido sucediendo hasta el 15N y de lo que sucederá.

Su figura fue vetada sin aviso, desapareció de las pantallas y los teatros. Y Alfredito se asentó en México, donde ya tenía un nicho sólido. Ya en 2016 se estableció en Miami, donde volvió a conducir indistintamente programas como El show de Alfredo Rodríguez y el reeditado En familia con Alfredo, para cadenas como Radio y TV Martí, Radio Cadena Azul, Cubana de Televisión, y otras.

El pasado 17 de julio canceló un importante concierto en el propio Polynesio debido a las protestas populares cubanas desatadas del 11J, en acto solidario con el pueblo, declarando que su “ánimo no está en estos momentos para entonar canciones, aunque hacerlo forma parte indisoluble de mi vida”, pues “hay situaciones que laceran en extremo, y esta que atraviesa mi país, es una de ellas”.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+