Adiós a dos grandes: Carmen Salinas y María Remolá

Havana
muy nuboso
30.2 ° C
30.2 °
30.2 °
79 %
3.6kmh
75 %
Jue
30 °
Vie
26 °
Sáb
29 °
Dom
32 °
Lun
28 °

Dos grandes entre las grandes de los escenarios, la mexicana Carmen Salinas y la soprano cubano española María Remolá nos dijeron adiós en las últimas horas, tras su fallecimiento.

Carmen Salinas era considerada una de las más grandes artistas del país azteca. Protagonista en cientos de telenovelas. María Remolá fue una grande en España y en Cuba, país en el cual vivió durante varios años hasta que en la década de los años 80´decidiese irse del país.

«El pueblo de México pierde a un icono de su cultura popular. Carmen fue muy amiga de Celia desde los años 1950s, aparte de su amiga fue su comadre. Descanse en paz, Carmen Salinas Lozano», señaló la cuenta de Facebook de la cantante Celia Cruz al hablar sobre el fallecimiento de la actriz mexicana.

Carmen Salinas

Carmen Salinas falleció el jueves a los 82 años en Ciudad de México.

La nacida en 1939 en el pueblo de Torreón, en el norteño de Coahuila, cercano al pueblo de Monterrey, fue además de actriz, imitadora, una faceta no muy conocida de ella pero, además, fue comediante, empresaria de teatro y en los últimos años se dedicó a la política, entre 2015 y 2018, cuando ejerció como diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ejercicio que abandonó luego para volver a su mundo «natural» y que la apasionaba.

La imitación fue en sus inicios, cuando pequeña, pero en el año 1953, con apenas 14 años de edad, un empresario la descubrió y la llevó a debutar por todo lo grande en la capital del país. Aquel primer paso en el cine Ópera, marcó su debut para siempre en los escenarios mexicanos.

En la televisión comenzó a trabajar en 1964, en la telenovela «La vecindad».

Enfermedad y muerte

Durante varias semanas estuvo hospitalizada por un derrame cerebral, del cual nunca se recuperó.

Había sido ingresada en el hospital el pasado 11 de noviembre. Ese día se dijo que su estado era de gravedad, y que se encontraba en «un coma natural».

Ayer, su familia informó de su deceso.

En un comunicado publicado en la cuenta de Twitter de la artista dijeron:

«Agradecemos a todos sus muestras de apoyo y de respeto hacia nuestra familia, así como las muestras de cariño y oraciones que brindaron a nuestra amada Carmelita Salinas»Al conocerse la noticia del fallecimiento, amigos y artistas ofrecieron sus condolencias.

El presentador Raúl de Molina, el conocido Gordo del programa «El Gordo y la Flaca» del canal Univisión expresó tras el fallecimiento de Carmen Salinas:

«Carmencita, siempre te recordaremos con mucho amor y cariño, que fue lo que tú nos brindaste por tantos años. Descansa en paz y mi más profundo pésame a sus familiares», expresó.

María Remolá.

La soprano cubano-española María Remolá falleció a los 91 años este jueves, en Santo Domingo, capital de República Dominicana.

No nació en Cuba, sino en España, pero se le considera una figura fundamental del canto lírico en la isla. Tanto así que su nombre trascendió de las tablas y se «impregnó» en la calle, en el vox populis, cuando a cada María – un nombre muy común en la comunidad de descendientes de españoles y cubanos en Cuba – se les decía: «¿Ah, te llamas María, como la Remolá?»

Había nacido en el año 1930 en Barcelona, pero llegó a Cuba a inicios de la década de los 50´, más específicamente en el año 1952.

Curiosamente su llegada y estancia tanto tiempo en la isla no fue algo planificado. Le había pedido a una tía suya, residente en La Habana, que la invitara a pasarse unos quince días, pero una vez allí, en la capital de Cuba, María Remolá quedó prendida del calor cubano.

Menos impensable resultaría para ella que el pueblo y público cubano la adoptase como suya.

Veámosla aquí, en la Ópera «El Ruiseñor».

Años después, se incorporó de a lleno en la fundación del Teatro Lírico Nacional, desde donde protagonizó un amplísimo repertorio de óperas, operetas y zarzuelas; y ni siquiera con la llegada de los barbudos socialistas al poder se marchó de la isla.

Al contrario, reconocida ya como una grande de los teatros líricos cubanos, y nombrada como «el Ruiseñor Cubano», María Remolá aquilató de golpe su importancia y prestancia en los teatros líricos cubanos como para abandonar una sólida carrera de la que era Dama y Señora en los tablados de la isla.

La carrera de María Remolá incluyó además presentaciones en cabaret, radio y sobre todo en la televisión. Fue este último medio el que la hizo verdaderamente muy popular entre los cubanos en los años 60, 70 y 80.

En el año 1985 salió de gira por Europa. A su regreso a la isla hizo escala en Santo Domingo, República Dominicana, y allí decidió quedarse a vivir para siempre.

Ejerció como enseñante de canto lírico, entonces, hasta su posterior retiro y muerte.

Cuba pierde sin dudas, con María Remolá, una de sus más excelsas figuras del llamado Bel Canto, y de su cultura toda.

Noticia de hoy en Cuballama Noticias: 55 migrantes mueren en México, tras accidente

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+