Connect with us

Published

on

Un alto funcionario del MINREX intenta “enmendar” la metedura de pata que intentaron el otro día con cubanos residentes en el exterior (y varados)

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX) quiso, en buen cubano, meterle el pie en días pasados a los cubanos residentes fuera  del país con el anuncio de que, posterior al 12 de octubre, quien se encontrara fuera del territorio nacional debería pagar 47 dólares o 40 euros -en el caso de los que están en USA eran 150 dólares- y lo que se desató en las redes fue de apaga y vámonos.

Cientos de cubanos, miles de cubanos, protestaron por la injusta medida. Injusta, porque una gran cantidad de ellos, de esos residentes cubanos que se encontraban fuera de la isla, estaban fuera en contra de su voluntad, debido a los cierres de cientos de aeropuertos y suspensiones de viajes de cientos de aerolíneas. ¿Cómo entonces el MINREX se atrevía a exigir un pago similar?

Al parecer se trató de una “prueba de fuerza”; similar a otras que en el pasado reciente han querido “pasar” y al encontrarse con el rechazo popular le han dado marcha atrás. Ahora tratan de enmendar la metedura de pata.

Luego del pie, el parche…

Así, luego de intentar meternos el soberano, que terminó siendo una soberana metida de pata de parte del MINREX, que como bien se sabe cumple orientaciones, ha salido ahora el hierático Ernesto Soberón, director general de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior (DACRE), para decir que -escuchen esto porque es una verdadera joya como lo narra la Agencia Cubana de Noticias– “Cuba adopta medidas para atender a los cubanos residentes en el exterior y de esta forma fortalecer los vínculos de estos con su país“.

MINREX

Soberón intenta explicar que los cubanos residentes en el exterior no son un cajero automático. ¡Difícil tarea esa! Cortesía: Granma

Realmente para un desconocedor del tema que lee la prensa oficialista, la noticia hasta pudiera servirle de aliento; aunque ni siquiera resida fuera del país. O tal vez para la joven profesora universitaria cubana Karima Oliva Bello, tan interesada en pagar los 40 dólares, esto le sirva como reafirmación de sus creencias.

noticia relacionada: México: Cubana revolucionaria dice que ella “iba a pagar los 40 dólares”

Sin embargo, para miles de cubanos que residen fuera de la isla, esto de que “quieren atendernos” es hasta risueño si se quiere. Sobran ampliamente con los dedos de cientos de manos, los cientos de ejemplos de maltrato y poco interés de parte de los funcionarios del MINREX con relación a su emigración.

Dos ejemplos bastan: Uno, el más “viejo” en el tiempo, a raíz del tornado en La Habana en enero del 2018. Cientos de cubanos se movilizaron por todo el extranjero para enviar ayuda a la isla. La respuesta de varios consulados en un primer momento fue nula y en algunos casos hasta grosera. Luego, “aflojaron” y tras recibir orientaciones desde Palacio dijeron que sí, que se aceptaría la ayuda aunque, lo recuerdo bien, en el Consulado de México se dio una situación bastante “curiosa” con “dónde” dejar la ayuda y “quién la pagaría”. Mejor que lo cuente el embajador de Cuba en México.

El otro ejemplo: los cuatro cubanos que se quedaron varados en Moscú por culpa exclusiva de Lázaro Escandell. El Consulado de Cuba en Moscú salió luego a desmentirlo, pero sin poder aportar una sola prueba porque ellos saben que fue así.

Las miles de trabas e intentos de “arañarle” dinero a la emigración por parte del Estado cubano es notoria. Aunque el envío de remesas a la isla constituye la tercera fuente de entrada de divisas, y aunque el flujo turístico de cubanos emigrados a la isla es junto a Canadá el más importante dentro de los “emisores de turismo”, son miles los ejemplos de cómo maltratan en Inmigración y Aduana a estos “cubanos residentes en el exterior” que ahora el diplomático Soberón dice que quieren “atender”.

De hecho, no atienden ni parece que quieran establecerlo nunca, que los cubanos que residan en el exterior puedan participar en las decisiones económico políticas del país que los vio nacer. No los reconocen como cubanos excepto cuando necesitan que se hagan un nuevo pasaporte, requisito indispensable para poder entrar al país aunque poseas otra nacionalidad; o para pagar las llamadas prórrogas, cada dos años. Es un dinero fácil y sabroso que al gobierno de Cuba le interesa mantener y es el verdadero “reconocimiento” que ellos tienen hacia su emigración. O hacia los cubanos residentes en el exterior.

Tal y como expresábamos en días anteriores aquí. Los cubanos que residen fuera, son una máquina de darle dinero a la economía cubana. Nos miran como se mira a un billete de dólar y nada más.

noticia relacionada: “Sólo ven a cada cubano en el exterior como un cajero automático”

No le hagan caso a Soberón ni al MINREX ni a la Agencia Cubana de Noticias. Como dice el refrán: “es muela de cangrejo”.

Sandro Nieto

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

+40 CUC Bono EXTRA. Por 20 CUC reciben ¡60 CUC!RECARGA AQUÍ
+