Connect with us

Cuba

Leyes para ser vulneradas y el caso Amaury Pérez

Published

on

Amaury Pérez Soberana 02

Amaury Pérez otra vez es “controversia”

Amaury Pérez intentó lucir “Soberano” en su perfil de Facebook tras publicar una foto del momento en que fue “vacunado” como parte de los ensayos Fase III de la vacuna Soberana 02 en Cuba, y ha puesto en un aprieto a la vacunadora y a la persona que lo seleccionó para el ensayo. Contraviniendo normas médicas, el autor de “Acuérdate de Abril” y otras muy hermosas canciones fue vacunado sobre un tatuaje.

“La gente”, por supuesto, como no conocen quién fue la enfermera que lo vacunó, ni quién lo seleccionó para el estudio clínico con el tatuaje, la ha emprendido contra Amaury Pérez, y claro, no sin motivos.

Y es que entre las cláusulas para participar en el pilotaje del candidato vacunal Abdala se dice explícitamente: “no podrán participar sujetos con tatuajes en región deltoidea en ambos brazos”.

Y así lo recogió Prensa Latina, en este artículo.

Si Amaury Pérez mintió o no lo leyó, deja entonces otra vez muy mal parada a la “potencia médica”, pues se habría violado esta disposición. Puede entenderse y asumirse que Amaury, músico, desconozca que alguien con un tatuaje no puede participar en un ensayo clínico que conlleve una vacunación en la región deltoidea, por cuanto la tinta del tatuaje pudiera incidir en los resultados de los análisis clínicos que -en una fase de ensayos- se estudian a fin de determinar la eficacia de una vacuna.

“Tremendo disparate, pobre enfermera, pobre Amaury Pérez: totalmente desinformados”; “¿¿¿En el tatuaje??? No entiendo…tanto que se ha dicho en la TV que no se puede vacunar en los tatuajes, el Doctor Durán insistió en eso”, apuntó otra. ¿No lo saben en ese lugar?”; “Ellos desconocen esa información, es evidente”; “A mí me encanta de siempre… pero esa vacuna en el tatuaje fue algo peligroso” fueron algunos de los comentarios que le dejaron a Amaury Pérez, que claro, podrá vacunarse pero no ahora; más adelante, cuando la eficacia de la Soberana 02 lo avale.

En Cuba nada se toma en serio; ni las propias leyes

Por extraño que parezca, lo sucedido con Amaury no es el único ejemplo de “leyes” vulneradas en la isla. Y ni siquiera hay que escudriñar en el pasado para sacar un ejemplo.

Tal y como reseña el portal Cibercuba, en la isla, ahora mismo, el gobierno está violando sus propias leyes, al retrasar la publicación en la Gaceta Oficial de la recientemente aprobada -dijeron ellos- Ley de Protección Animal.

Laritza Diversent, presidenta de la asesoría legal Cubalex, citó en específico el Decreto-Ley 62: “Las disposiciones de carácter general que dictan los Organismos de la Administración Central del Estado se publican en la Gaceta Oficial de la República. (…) y que entran en vigor a los tres días de su publicación”;  y Amado Calixto Gammalame, ex juez del Tribunal Supremo y presidente de la Asociación Jurídica Cubana (AJC), dijo que si el Consejo de Estado aprobó el Decreto-Ley de Bienestar Animal, el 26 de febrero, ya debió haber sido publicado en la Gaceta Oficial, sin embargo no ha sucedido.

“En ningún caso estas disposiciones se consideran vigentes hasta tanto no se produzca su publicación en la Gaceta Oficial de !a República, con independencia del efecto retroactivo que, en su caso puede disponerse cuando haya causa para ello”, subrayó la jurista Diversent, quien insistió en que la legislación cubana fija un plazo de 15 días para su publicación, contados a partir de cada promulgación de ley.

Este hecho, ha llevado a muchos a creer que el anuncio de la existencia y aprobación de la Ley de Bienestar Animal más que todo buscaba calmar la rebeldía de los jóvenes activistas protectores de la flora y fauna cubanas, quienes se plantaron en noviembre del 2019 frente a Zoonosis, y en febrero de este año frente al Ministerio de Agricultura en La Habana, en ambos casos con pancartas; en ambos casos tomando desprevenidos al régimen y en ambos casos llamando la atención de la prensa independiente en la isla y hasta la extranjera.

Dicho esto último, ¿se asombra usted de que Amaury Pérez vulnere una disposición “vacunal”? Nada ha de asombrarnos en el Macondo cubano, donde el Estado no le paga a los campesinos; donde legalizar el título de propiedad de una vivienda demora más que construirla; donde la Empresa Eléctrica puede justificar un sobrevoltaje achacándole las culpas a un aura tiñosa; y donde Correos de Cuba puede culpar a un ratón o a una rata, de una correspondencia dañada.

Ariel P.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+