Connect with us

Noticias

Indemnizan a cliente de Correos; el culpable “no fue la rata”

Published

on

bultos-correos-ratones

La directora general de la Empresa de Correos de Ciego de Ávila, responde a cliente al que le entregaron bultos postales mordisqueados por unos roedores.

Rodolfo Barrocal Fraga se quejó desde el pasado 19 de febrero que unos diez bultos postales enviados desde España el 12 de noviembre de 2018 llegaron a sus manos deteriorados y mordisqueados por ratones. Explicó que, como respuesta, había recibido una carta firmada por directivos de Correos a nivel provincial en las que le expresaban que “en ocasión de los días feriados la Gerencia de Cambio Internacional procesó gran cantidad de envíos postales, lo que trajo consigo tener que agrupar en exceso bultos en pequeños departamentos, incluyendo el baño de hombres. Y precisamente en este último se encontraban más de 50. Todo indica… que por la taza entró una rata, siendo afectados sus bultos postales por dicho roedor”.

A pesar del daño, Correos de Cuba no tuvo reparos en cobrarle a Barrocal lo mismo que si los bultos hubiesen llegado más relucientes que un zapato de charol.

Luego de que la denuncia fuese publicada en la Columna Acuse de Recibo del diario Juventud Rebelde y repicada en diversos sitios digitales fue que Correos de Cuba “reaccionó”.

La directora general de la Empresa de Correos de Ciego de Ávila, María Ruiz Querol, reveló que  se “comprobó que, lamentablemente, los hechos narrados ocurrieron así. Y los envíos sufrieron daños en su cubierta y pérdida del contenido, lo cual no tiene justificación alguna” y fue más lejos aún al asumir con hidalguía y decencia que “(el) almacenamiento de los bultos en los baños, no ocurrió en la Oficina de Cambio Internacional de La Habana, de donde salieron en tiempo y forma”, sino “en el Centro de Clasificación Postal de la Empresa de Correos Ciego de Ávila.

Como resultado de todo este asunto, se procedió a remover de su cargo, a otro de inferior categoría y salario, a Francisco Hernández Rodríguez, jefe del Centro de Clasificación Postal de la Empresa, “por violar lo establecido por procedimiento para el procesamiento y almacenamiento de los envíos postales“.

También fue demovido a un cargo de inferior categoría y salario Javier Llerena Marrero, jefe de Operaciones Postales de la unidad de correos de Gaspar,. Según la comisión, Llerena habría violado “lo establecido por procedimiento para la entrega de los envíos postales a los destinatarios”.

“se comprobó que, lamentablemente, los hechos narrados ocurrieron así. Y los envíos sufrieron daños en su cubierta y pérdida del contenido, lo cual no tiene justificación alguna”

Una funcionaria nombrada Lucila Bordón Ramos, que en los días en que ocurrió la fatídica entrega de los envíos al destinatario se encontraba enferma, también fue sancionada.

Bordón Ramos es la directora de Correos en el municipio de Baraguá y “conocía de lo ocurrido con esos envíos”, expresa en su carta Ruiz Querol. Y a pesar de que los conocía, “no cumplió con el procedimiento establecido, no alertó ni controló oportunamente a los subordinados implicados en ese grave hecho“. Por tal motivo “se le aplicó una amonestación ante el consejo de dirección de la empresa, y la afectación salarial del pago por resultados de un mes.

También fue amonestada, esta vez ante el consejo de dirección de la Empresa, Elianys de la Caridad Ramos Ortega, especialista de Atención a la Población.

Ruiz Querol expresa en su carta que “la Empresa de Correos Ciego de Ávila lamenta la ocurrencia de tan vergonzoso y lamentable hecho, expresa, e informa a Juventud Rebelde que se adoptaron las medidas organizativas, de aseguramiento y control correspondientes, para eliminar las causas que dieron lugar a esta situación: y evitar así que se repita. Y reitera las más sinceras disculpas de su equipo de dirección y trabajadores al compañero Rodolfo Barrocal Fraga“.

Del mismo modo se conoció que al afectado “le fue reintegrado el efectivo cobrado por el mal servicio, y además fue indemnizado en CUC por las pérdidas ocasionadas en los envíos, según lo establecido en la legislación vigente.

los sancionados habrían violado lo establecido por procedimiento para el procesamiento y almacenamiento de los envíos postales

Chapeau! para la directora general de la Empresa de Correos de Ciego de Ávila, María Ruiz Querol por una respuesta tan convincente, y sobre todo por el justo reintegro del dinero al afectado, en moneda nacional y en CUC por el equivalente en Euros gastado por el envío desde España, tal y como hubiese procedido cualquier empresa responsable en el mundo que existe fuera de las fronteras de Cuba, y en las políticas empresariales por las que se rigen las empresas que existen fuera de Cuba.

Sin embargo, lamentablemente este caso no es único en la isla, y no estamos hablando de un ratón mordiscón; hablamos del modus operandi que existe en las empresas cubanas y en las mentes de los burócratas que asumen como “normal” almacenar unos bultos postales en un baño, y luego entregarte un bulto dañado, mordido por ratones, y cobrarte lo mismo que si te lo hubiesen entregado incólume.

A eso último, lamentablemente María Ruiz Querol no tiene respuestas, porque su accionar se limita a la Empresa de Correos de Ciego de Ávila.


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡DOBLE RECARGA + regalos! Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMSRECARGA YA
+