Connect with us

EEUU

Laura impactará como huracán 4 en plataforma petrolera de EEUU

Published

on

Huracán Laura
Imagen satelital del huracán Laura

Laura está creciendo en tamaño, de manera notable en las últimas horas y ya es un huracán categoría 3.

El huracán Laura llegará a Texas y Louisiana como categoría 4 y arrastra consigo una “marejada ciclónica insuperable” que se espera cause serios destrozos a la plataforma petrolera de EE.UU. en el golfo, similares a los que provocó hace ya varios años, en el 2005, el huracán Rita, advirtieron funcionarios del Centro Nacional de Huracanes.

El huracán pudiera incluso sorprender aún más y entrar como categoría 5, aunque eso depende de cuán rápido siga o si por el contrario, ralentiza su movimiento.

Lo que se espera, ya de por sí, es catastrófico. Más de 500 mil personas fueron advertidas de evacuar y se habla de que los daños pudieran superar los $30 billones, más que significativos, teniendo en cuenta ya los problemas económicos que enfrenta EE.UU. debido a la pandemia de coronavirus.

Se espera que la marejada ciclónica sea de hasta 20 pies cuando llegue a la costa del Golfo el miércoles por la noche y la madrugada del jueves, dijo el centro de huracanes en su última actualización.

Laura, tras abandonar Cuba el martes, se convirtió rápidamente en un huracán categoría 3 en la madrugada del miércoles, cuando todos esperaban permaneciera durante varias horas como categoría dos.

Laura, sin embargo, traicionó a los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes que ahora, consternados, advierten de grandes destrozos que ocurrirán sin lugar a dudas al este de Texas, y en el sur de Luisiana.

Laura está creciendo en tamaño, de manera notable en las últimas horas.

“Los vientos con fuerza de huracán se extienden hacia afuera hasta 70 millas desde el centro y los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hacia afuera hasta 175 millas”, dijeron los meteorólogos en el último parte.

Huracán Laura

Gráfico. Centro Nacional de Huracanes.

Evacuar a más de medio millón de personas.

Miles de residentes en las ciudades de Beaumont, Galveston y Port Arthur, en Texas, desfilaban en carreteras desde ayer, huyéndole a la tormenta; muchos de ellos con el recuerdo de Rita en sus memorias.

“Esta es una tormenta fuerte, grande, poderosa y cada pronóstico parece aumentar la intensidad”, dijo el miércoles el gobernador de Louisiana, John Bel Edwards.

La tormenta se mueve hacia el noroeste a 16 mph, y se encontraba localizada a apenas unas 225  millas al sur-sureste de Lake Charles, Luisiana, y 235 millas al sureste de Galveston, Texas, a las 10 a.m. CDT del miércoles. La velocidad del viento había aumentado hasta 125 mph, lo que lo convierte fácilmente en un huracán mayor de categoría 3. Es el primer gran huracán de la temporada 2020.

“Esperamos cortes de energía generalizados, árboles caídos. Viviendas y negocios sufrirán daños. Les digo que esta va a ser una situación muy seria”, dijo Donald Jones, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Lake Charles, Louisiana.

Huracán Laura

Gráfico. Centro Nacional de Huracanes.

El fantasma de Katrina

Quince años después y alrededor d 15 mil millones de dólares invertidos desde Katrina, hacen creer a Nueva Orleans que está más preparada que nunca para un gran huracán; pero en Louisiana, nada es seguro. Los expertos creen que esas olas de 20 pies de altura que se esperan pudieran ser suficientes para revertir las creencias. Creen además, según evidencias, que no se trata solo de las olas de 20 pies, sino “la combinación de una peligrosa marejada ciclónica y la marea”, además de la lluvia.

La marejada ciclónica podría llegar hasta 30 millas tierra adentro desde la costa inmediata, agregó el Centro Nacional de Huracanes. “Las acciones para proteger la vida y la propiedad deben completarse rápidamente, ya que los niveles de agua comenzarán a subir más tarde hoy”.

Huracán Laura

Gráfico. Centro Nacional de Huracanes.

La cercanía a la costa de la Interestatal 10 en Lake Charles pudiera provocar que esta se inunde, entorpeciendo así los esfuerzos de búsqueda y rescate.

Se teme además por el destino de Sabine Pass, una ciudad costera de baja altitud en la línea Texas-Louisiana, que fue destruida repetidamente en los últimos años, primero por Rita en 2005 y luego por Ike en 2008.

El petróleo del golfo.

Las autoridades han cerrado alrededor de 300 plataformas petroleras y los depósitos de petróleo. Se han evacuado casi 300 plataformas. Nueve plantas de procesamiento de petróleo fueron cerradas. Chevron Corp y Motiva Enterprises detuvieron el miércoles dos refinerías de petróleo en el área.

La trayectoria del huracán Laura apunta al centro de refinación de la industria energética en las costas de Texas y Louisiana, a los que espera llegar con vientos superiores a los 209 kilómetros por hora que llevarían las aguas 48 kilómetros tierra adentro, según los meteorólogos.

Huracán Laura

Gráfico. Centro Nacional de Huracanes.

Los vientos, que se esperan sean devastadores, por más medidas que se tomen, sin dudas provocarán daños en una media docena de grandes refinerías de petróleo y plantas de procesamiento de gas natural.

Medidas similares fueron tomadas cuando Rita, en el 2005, pero así y todo hubo serios daños.

La afectación disparará el precio de la gasolina en EE.UU., ya que estas plantas procesan buena parte del petróleo que se refina en el país.

por Roberto A.

tal vez quieras leer: Laura se convierte en huracán y enfila hacia Texas y Luisiana

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO