Connect with us

Cuba

Las Tunas “le da bajanda” a Acopio

Published

on

alimentos en Las Tunas Acopio

El gobierno de Las Tunas, facultado ahora para hacerlo, ha decidido quitarse a Acopio de encima.

Se trata de medidas beneficiosas. Regresan los llamados “carretilleros”.

En el territorio de Las Tunas parecen haberle dado “bajanda” a la Empresa Mayorista de Acopio, según señala el medio oficialista Periódico26.

El objetivo de la medida sería “flexibilizar la comercialización de productos agropecuarios”, según el resumen “propuesto” a modo de titular por el periodista István Ojeda Bello.

En realidad, lo que ha sucedido es que el Estado cubano ha reconocido que Acopio no puede lidiar a nivel nacional con la concialiación, compra-venta, recogida del campo, acopio, concentración y almacenamiento de la mercancía para su distribución… y otro sin fin de funciones que en el pasado le había otorgado a esta empresa, en su afán de controlar todo y “repartir parejo” los alimentos entre la población.

La Empresa, que a la larga ha demostrado ser un lastre en el mismo medio de la cadena campo-agromercado-consumidor, ha sido la responsable de la pérdida de miles y miles de quintales de viandas y hortalizas a nivel nacional. Ya sea por falta de cajas, sacos y fuerzas productivas, limitaciones que se unen a la falta de camiones, o baterías y neumáticos. A menudo, también, enfrenta Acopio problemas con los almacenes, ya sea por capacidad o por falta de condiciones para almacenar el producto.

Añada otro impedimento más: la mercancía que es contratada con Acopio – sa que incluso la Empresa luego renuncia a recoger de la cabeza de los surcos- no puede venderse “por fuera”.

tal vez quieras leer: La Revolución no le recoge los tomates a Yamilé Bombino

Con todas esas dificultades han tenido que lidiar los campesinos cubanos durante años. Luego, incluso, han tenido que esperar meses para que Acopio les pague.

El experimento con Acopio en Las Tunas

Decididos a quitarse “esa sal de encima”, en Las Tunas parecen haberse puesto de acuerdo campesinos y dirigentes para tumbar a Acopio “del medio”. O al menos cortarle la cabeza.

István Ojeda dice que se trata de “medidas de flexibilización de la venta de productos agropecuarios” que fueron anunciadas en el programa radiotelevisivo Alto y claro, “como parte de la aplicación aquí de la nueva política para la comercialización de productos agrícolas aprobada por el Consejo de Ministros en noviembre pasado.”

Dice István, que recoge declaraciones de Yoel Martínez Varga, delegado del Ministerio de la Agricultura (Minagri) en Las Tunas, que “las transformaciones implicarán la vuelta a la actividad en los puntos de venta y mercados de libre concurrencia en todo el territorio”, además de que suponen “un reimpulso a la actividad de los vendedores ambulantes de productos agrícolas, comúnmente llamados carretilleros.”

Y este segundo aspecto es un punto interesante. El gobierno cubano ha desarrollado durante los últimos meses una batida contra los carretilleros. En Holguín, recientemente se suicidó uno de ellos, tras haber sido multado en dos ocasiones por ejercer esta actividad.

tal vez quieras leer: Joven en Cuba se suicidó tras ser multado con 5 mil pesos

Pero la realidad parece haberle enseñado al Estado que sin los carretilleros se pierde un eslabón importante a la hora de hacer llegar al barrio lo que Acopio no distribuye.

“No será obligatorio que lo cosechado por los cultivadores pase por una entidad acopiadora estatal. En estos casos, aclaró, será fundamental la firma de un contrato entre el productor y el comprador estatal que garantice los requerimientos de las instituciones sociales. De hecho, dijo, está abierta la posibilidad de que todas las cooperativas, los usufructuarios, los propietarios de tierra y las empresas estatales, vendan los productos agrícolas y cárnicos, frescos y procesados en la red de tiendas minoristas,” dijo el funcionario.

“Estos cambios elevan a mil 841 los sitios o personas que ofertan viandas, hortalizas, vegetales o carne porcina o bovina en suelo tunero,” explica István en la nota y dice que tan solo en Las Tunas hay registrados 570 carretilleros.

Se prevé en el territorio además, “un incremento en 326 puntos más con respecto a los existentes hasta el momento.”

El funcionario explicó que estas “medidas de flexibilización” han sido posibles porque la “nueva ley”, “faculta a las administraciones locales del Gobierno para concordar precios por acuerdo de Acopio y minoristas, aplicables en sus respectivos territorios a los productos agropecuarios que no tengan precios centralizados.”

El delegado del Minagri en el territorio lo resume así:

“Los productos estarán más frescos y generarán más empleos”.

La pregunta que flota en el aire es esta: ¿había que esperar a que llegara el coronavirus y dejara a los cubanos prácticamente sin nada que comer para “abrir el grifo”?

Como siempre, el Estado cubano ha demostrado “habilidades” en quitarle presión a la caldera.

Roberto A.



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO