Connect with us

Cuba

Habla vecino en Miami en 1998 de espías de la Red Avispa

Published

on

Isoel Miranda en 1998, y el edificio donde vivía entonces (Fotos cortesía del entrevistado)

Con el estreno de Wasp Network, un cubano residente en Miami recordó cuando en 1998 era vecino de dos espías de la Red Avispa y en el incidente que estuvo involucrado

A fines de junio, un cubano residente en Miami publicaba en su perfil de Facebook detalles acerca de su historia con la Red Avispa. Había sido vecino en 1998 de Joseph Santos y Amarilys Santos, los espías Mario y Julia.

Decía Isoel Miranda Nàpoles: “Ahora que se ha puesto de moda de nuevo lo sucedido con los espías cubanos arrestados hace 22 años en Miami, me gustaría compartirles la experiencia que me tocó vivir y que solo algunos allegados conocen. Yo, sin beberla ni comerla, estuve envuelto en medio de una trama casi de película que involucraba a parte de la famosa Red Avispa“.

Al ver el post, Cubacomenta se puso en contacto con Miranda Nàpoles, que accedió a conversar con nosotros.  Él se graduó de Medicina en la isla en 1995, y en ese mismo año emigró a Estados Unidos. 

En una noche de septiembre de 1998, el FBI tumbó la puerta del apartamento de Isoel. Buscaban a Joseph Santos y a Amarilys, su esposa, parte del grupo de espías de la conocida como Red Avispa.

¿Qué recuerdos tienes de lo que sentiste cuando a tu puerta tocó el FBI?

Esa noche yo había ido a una boda, en un hotel cercano a donde vivía: el Sofitel. Compartí con varios amigos en la boda, recuerdo la banda de música tipo los años 50. Me fui a la casa casi a la 1 de madrugada. Llegué, estaba todo tranquilo, el parqueo del edificio desierto. Me acosté porque estaba muy cansado.

Los recuerdos son como de una película, una cosa irreal, que no estaba pasando. Tú no estás esperando que el FBI entre a tu casa: no había cometido ningún crimen, no estaba haciendo nada ilegal, no había matado a nadie no había robado, no estaba en ningún contrabando de drogas. Cerca de las 4 de la madrugada el FBI me tumba la puerta. Acabado de despertarte, el cerebro tiene que asimilar toda esa información y procesarla… costaba mucho trabajo.

¿Te viste tentado a buscar si en tu apartamento habían dejado algo escondido, cuando todavía no sabía quiénes eran realmente Joseph y Amarilys?

Claro. Le pregunté a los oficiales del FBI si era un caso de drogas lo que estaban buscando. Y que por favor registraran antes de irse el apartamento, porque sobre todo la cocina tenía un falso techo de plástico (muy típico de algunos apartamentos antiguos de Miami). Ellos me dijeron que no era droga lo que buscaban.

No obstante, cuando se fueron revisé el falso techo, los closets, las gavetas de la cocina. Tenía miedo, no sé. Tampoco podía imaginarme que eran espías. En mi mente estaba contrabando de drogas, de armas…

¿355 NW y la 72 Ave era donde vivías en aquellos años? ¿Hasta cuando estuviste ahí?

(Cortesía del entrevistado)

Me mudé ahí en 1997 y estuve hasta mayo del 2002. Era una zona que me gustaba, era céntrica, me quedaba cerca del trabajo.

En su publicación de Facebook, Isoel precisaba cómo conoció a Joseph y a Amarilys: “El apartamento que tenía rentado era de 2 cuartos y yo estaba solo.Necesitaba ahorrar algo de dinero pues mis padres estaban en el proceso de salir de Cuba a través de una visa ganada por mami en el sorteo internacional. Tenía que reducir gastos, necesitaba algo más pequeño. Me fui a hablar con el manager del edificio y este me dice que estoy de suerte. Ese mismo día un matrimonio que vivía en el 5to piso le había dicho que estaban buscando un apartamento de dos cuartos pues venía la madre del señor de Cuba a vivir con ellos. La pareja tenía una niña de unos 6 años más o menos. Me pareció perfecto. Solo tendría que mudarme del 3ro al 5to. No tenía que rentar camión de mudadas. El manager organizó una cita entre el matrimonio y yo y ahí nos conocimos. Ella, una muchacha achinada, más conversadora que el esposo, enseguida se presentó. Me dijo que se llamaba Amarilys. El hombre casi ni abrió la boca. Solo me dijo su nombre: Joseph. Ella se encargó de hablar y disponer cuándo y como sería la mudada. Mientras llegaba el día de la mudada aproveché para empaquetar mis pertenencias, que no eran muchas, y deshacerme de todo lo que no iba a llevarme al nuevo apartamento que era más pequeño. Varias veces me encontré con Amarylis y Joseph en el elevador o en el parqueo. Ella siempre como nerviosa, fumando a toda hora. Mostraba signos de mucha ansiedad. Él muy retraído, como en su mundo, pero se veía más calmado que ella. En uno de esos encuentros conversé con la China, así le decían en el edificio. Me contó que tanto ella como su esposo habían sido profesores en la Universidad de Santa Clara. Que vivían en Placetas y que habían llegado a Estados Unidos porque Joseph había nacido aquí, por tanto era americano, y que luego sus padres se habían regresado a Cuba. Toda esta conversación era rapidito y de pasillo. En esos pocos minutos mientras hablábamos vi a Amarilys fumarse hasta 3 cigarros de un viaje, uno detrás del otro. Las manos siempre le estaban temblando. Le comenté lo estresada que se veía y ella me contestó: cualquiera no! Viene la suegra a vivir conmigo!!”

Los amigos que te ayudaron en la permuta… ¿puedes hablar de ellos? ¿Qué te dijeron cuando supieron a quienes habían ayudado en la mudada?

Todavía mantengo el contacto con ellos, de una forma o de otra. Eran jóvenes como yo en aquella época, tenía 27 años. Eran del grupo de la iglesia a la que asistía, que vinieron a ayudarme con la mudada. Uno de ellos es hoy el pastor de la iglesia.

Recuerdo que mientras me ayudaban con la mudada, me preguntaban que por qué las cajas de Joseph y Amarilys pesaban tanto. Una hasta se rompió y algunos cables negros y audífonos con micrófonos se salieron.

¿Has visto Wasp Network? ¿Qué crees de cómo refleja los hechos?

Mi opinión no creo que valga mucho, porque no soy especialista en arte ni en cine. Desde mi humilde punto de vista, muy parcializada. Viví además de esta historia que te cuento de los espías y la mudada, yo estaba aquí en los Estados Unidos, la viví desde la parte de acá. Hace alusión al exilio como contrabandistas de drogas y no cuentan la realidad de lo que pasó en esos días aquí.

Desde el punto de vista actoral -eso sí lo puedo decir- pésima, horrible. El uso de los acentos cubanos muy muy fingido. Me parece que hubieran podido usar a otros artistas.

¿Reconocerías a Joseph y Amarilys, si te los encontraras en medio de la calle?

Creo que sí. Tengo buena capacidad para recordar a las personas que hace tiempo no veo. Me ha pasado mucho. Cuando veo una cara, casi nunca la olvido.

Si me los encuentro, sabría quiénes son. Claro que sí. Y no les desearía ningún mal, al contrario. Si ellos cometieron algún delito, pues lo pagaron. Estuvieron en la cárcel y ya son personas libres; cumplieron y tienen todo el derecho de vivir sus vidas. De verdad, les deseo todo lo mejor a ellos y a su niña que ya debe ser una mujer de veintitanto años.

El estreno en Netflix de Wasp Network, del realizador francés Olivier Assayas, ha encendido la polémica. La cinta -basada en el libro Los últimos soldados de la Guerra Fría (2012) del periodista brasileño Fernando Morais- es cuestionada por no ser fiel a la realidad de los hechos y presentar únicamente la versión que el gobierno cubano aprueba.

A propósito Wilfredo Cancio Isla, colega del portal Cibercuba, ha acometido una serie de artículos en los que  va revelando las “10 mil páginas desclasificadas por el gobierno de Estados Unidos con los mensajes cruzados desde la Dirección de Inteligencia (DI) de Cuba y los miembros de la Red Avispa”.

Neus Francino

Puede leer tambiénLos varios errores que un cubano detectó al filme La Red Avispa

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO