Connect with us

Cuba

Cubanos temen estar a las puertas de un nuevo Período Especial

Published

on

Texto y foto: Ariel Peñate

¿Cuál será la respuesta oficial ante tanta incertidumbre? Cubanos temen estar a las puertas de un nuevo Período Especial

El agravamiento de la situación con el transporte público, los apagones intermitentes en varias regiones de la capital y del país, la filtración de documentos para afrontar una posible crisis, el incremento de las medidas contra Cuba por el gobierno de Donald Trump y la agudización de la crisis política en Venezuela, el principal suministrador de petróleo, ha traído de regreso a la isla el fantasma del Período Especial.

“Estamos a las puertas de un nuevo período especial, pero no lo han declarado”, dijo una profesora jubilada a Cuballama mientras esperaba la ruta del P2 en la céntrica avenida de 23 y G.

En la calle desde temprano se ven las paradas atestadas de personas que esperan cualquier medio de transporte para trasladarse hacia sus trabajos. Los “almendrones” apenas pasan y cobran por el pasaje el doble de su precio habitual, aunque las distancias sean las mismas o incluso más cortas.

En varios centros de trabajo han obligado a poner los aires acondicionados en horarios específicos para ahorrar electricidad, lo que provoca que los trabajadores en muchas ocasiones cumplan sus funciones en medio de un infernal calor. “En mi oficina solo ponen el aire acondicionado 3 o 4 horas. El resto de la jornada lo mandan a quitar … órdenes superiores”. Así es muy difícil trabajar”, comenta Leanet, comercial de Correos de Cuba.

En este contexto casualmente se filtró un documento firmado por el director del Grupo de la Empresa Alimentaria con una serie de medidas para afrontar  la crisis con el combustible.

Bajo el nombre Nota Informativa para la Asignación de Diesel , en el texto, que no ha sido desmentido, se pueden leer una serie de regulaciones que colocan un manto negro sobre el ya oscuro  panorama de la economía cubana.

Carencias en el transporte público

Uno de los funcionarios del paradero del municipio Playa explicó a Cuballama en condición de anonimato que había disminuido considerablemente el combustible para las guaguas. “Durante el verano la  situación se mantuvo más o menos estable pero ya han tenido que reducir el combustible casi a la mitad. También está pasando con los ruteros (ómnibus de 5 pesos), que hemos tenido prácticamente que pararlos. Es grave el problema”, aseguró.

El paisaje con los ómnibus urbanos es bien complejo. Las guaguas pasan de largo frecuentemente en las paradas, demoran en llegar más tiempo de lo establecido, y para colmo, ya se ha visto una imagen que era una de las escenas más terribles en las calles cubanas durante el llamado eufemísticamente Período Especial: las personas colgando de las puertas de las guaguas y trepándose a los ómnibus en una suerte de competencia en la que prima la ley del más fuerte.

La situación trasciende a la capital cubana, aunque siempre en La Habana se hace más visible. En varias provincias se ha regulado al límite el combustible para el transporte público. Incluso en algunas se ha paralizado por completo luego de que se terminara el asignado.

“Se agotó todo el combustible que tenemos para trabajar y, en consecuencia, la mayoría de los servicios de transportación de pasajeros están paralizados”, reconoció recientemente  Luis Enrique Luis Arias, director provincial de Transporte a un medio oficialista.

Los cubanos comunes y corrientes son los que más sufren esta situación que a todas luces tiende a complejizarse aún más.

Irina, una joven estudiante de Economía, ha oído hablar mucho sobre el Período Especial a sus padres, pero no pensaba que ella podía vivir algo parecido. Sin embargo este martes caminó desde su facultad en la calle calle L entre 21 y 23, en el Vedado hasta su casa en el municipio La Víbora. “Estuve dos horas en la parada del P2 y luego tuve que salir caminando. Ni taxis ni guaguas pasaron. Y los almendrones estaban repletos y los que pararon me pedían 2 cuc. Ya me está preocupando cómo voy a la Universidad. Tendré que comprarme una bicicleta, como hacían mis padres para ir al trabajo en los años 90”, expresa.

Enma de la Caridad, una periodista devenida cajera en un restaurante privado recuerda que los apagones y la falta de alimentos causaron estragos en los años 90. “No quiero pensar que este país tenga que vivir aquellos años de nuevo. No lo digo solo por mí sino por mis hijos y mi nieto. Fue una época terrible y ningún cubano debería volver a pasar por eso. Creo que hasta ahora han tratado de evitar las largas horas de apagones, pero si eso ocurre ya estaremos oficialmente en un nuevo Período Especial”.

Las calles de la avenida Boyeros, una de las más céntricas de la capital, se ven con frecuencia como un desierto. Incluso en los horarios de mayor circulación ha sucedido que apenas hay vehículos. “ Yo voy caminando a mi trabajo desde la casa. Son unos 6 kilómetros pero la exigencia de mi puesto me impide llegar tarde. Ya no es como en los 90 que todo era estatal. En el sector privado uno tiene que cuidar su trabajo porque siempre hay alguien detrás listo para ocuparlo. Pero ese tipo de dinámicas nuevas parece que la tienen en cuenta los funcionarios políticos. Por otro lado, cómo van a exigirle a los cuentapropistas que paguen impuestos si les cortan la luz o se frena el acceso al combustible”, se pregunta Enma.

Venezuela en crisis

La producción de petróleo en Venezuela ha disminuido considerablemente  en los últimos meses. El ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, ha declarado que ese escenario adverso se debe a las medidas del presidente estadounidense Donald Trump  contra la nación latinoamericana, otrora uno de los principales productores de crudo a nivel mundial. A ese contexto se le suma que China ha decidido suspender sus actividades petroleras con Venezuela producto supuestamente de las sanciones de EEUU.

La medida tomada por el gobierno chino provoca que hayan dejado de producirse cerca de 117.000 barriles de petróleo, cerca, según economistas, del 15% de la producción.

Esto no se habla con objetividad en los medios oficiales y las personas, que desde hace meses están sintiendo el aguijón de la crisis, no ocultan sus molestias por la inestabilidad en el transporte, por los cortes eléctricos sin avisar y por la falta de acceso a artículos de primera necesidad. Muchos mencionan un posible regreso al Período Especial pero luego piden que el país no vuelva a vivir esos oscuros años.

“El problema es que primero dependimos de la Unión Soviética y luego de Venezuela. Nunca hemos podido desarrollarnos por nosotros mismos. Siempre hemos tenido que dejar nuestra economía en las manos de otro país. Y así es imposible prosperar”, reitera un jubilado del Ministerio del Interior que se dedica a labores de albañilería.

Por lo pronto, se anunció sorpresivamente una comparecencia del presidente Miguel Díaz Canel en la televisión nacional esta noche. Y la espera de los cubanos se incrementa por horas para saber cuál es la respuesta oficial ante tanta incertidumbre.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recomienda Cuballama y gana $5 para ti y $5 para tu amigo!SABER MÁS
+