Connect with us

Cuba

Comparaciones beisboleras: ¿Orestes Kindelán o Antonio Muñoz?

Published

on

Figuras indispensables en los equipos Cuba en los tiempos de máximo esplendor beisbolero en la isla: ¿Orestes Kindelán o Antonio Muñoz?

Dos grandes sluggers llegan hoy a la sección comparaciones beisboleras. Ubicados en rectángulos opuestos en la caja de bateo, estos dos miembros del Salón de la Fama del béisbol cubano se cansaron de sacar pelotas del parque durante su vida y se adueñaron -durante épocas distintas- del cuarto turno en la alineación en todos los equipos donde estuvieron. ¿Con quién te quedas: Orestes Kindelán o Antonio Muñoz?

Figuras indispensables en los equipos Cuba en los tiempos de máximo esplendor beisbolero en la isla, ambos se retiraron con un currículo impresionante en Series Nacionales y en eventos foráneos, al punto de implantar diferentes récords a lo largo de su carrera deportiva.

“El tambor mayor”, Orestes Kindelán

Cuando se habla de jonrones, el nombre de este santiaguero ilustre es el primero que viene a la mente de los aficionados. Su inalcanzable cifra de 487 bambinazos constituye un récord en la pelota cubana, al igual que los 99 que disparó en el año 1988, en el marco de la Serie Nacional y la Selectiva.

De muñecas poderosas y carácter afable, fue uno de los líderes de la llamada “Aplanadora santiaguera” que conquistó tres campeonatos consecutivos a finales del pasado siglo, hazaña lograda solo por otros dos equipos a lo largo de la historia (Industriales y Villa Clara).

Durante sus 21 temporadas se desempeñó en la receptoría, el jardín izquierdo y la primera base, y ocupó el puesto de bateador designado en muchas ocasiones.

Remolcó un total de 1511 carreras, conectó 2030 imparables, entre ellos 330 dobles y 36 triples, y concluyó con un promedio ofensivo de 313, para acuñar la efectividad de su bateo.

Conquistó una vez la triple corona en campeonatos domésticos y un par de veces vistiendo el traje del equipo Cuba en la arena internacional. Con éste hizo historia durante varios años, al participar en siete campeonatos mundiales, siete copas intercontinentales, tres Juegos Olímpicos, cuatro Juegos Panamericanos e igual número de citas centrocaribeñas.

“El gigante del Escambray”, Antonio Muñoz

Este bateador natural que nunca pasó por escuelas deportivas se convirtió en el bateador más temido de su época. Fue el primero en arribar a la marca histórica de 200 y 300 cuadrangulares en Series Nacionales y al momento de su retiro era líder en varios departamentos ofensivos.

Un swing poderoso y una durabilidad sin precedentes para el tiempo que le tocó jugar, le permitió participar en 24 campeonatos donde alcanzó ocho títulos de máximo jonronero. Pegó 2014 indiscutibles, con 370 vuelacercas incluidos, 357 dobles y 46 triples, y su average ofensivo fue de 302, además de impulsar 1412 carreras.

Durante su larga carrera cosechó innumerables lideratos en eventos nacionales e internacionales, prácticamente en todos los departamentos ofensivos, siendo elegido como el jugador más valioso en varias ocasiones, dos de ellas en campeonatos del orbe.

Es considerado por muchos especialistas como el mejor primera base de todos los tiempos, al combinar su poderío al bate con su defensa en esa posición, compilando para 990 de average en más de 18 mil lances.

Con la selección nacional fue líder en jonrones en el torneo de Holanda 1978 y en la Copa Mundial de ese mismo año (récord que permaneció durante 30 años). Dominó los jonrones en el Mundial de 1980 empatado con Luis Giraldo Casanova y en otros torneos de relevancia como Juegos regionales o Copas intercontinentales consiguió adueñarse de acápites importantes como el de las impulsadas, los dobles o el average ofensivo.

Roque Díaz

Puede leer tambiénComparaciones beisboleras: ¿Orlando Hernández o Pedro Luis Lazo?


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO