Connect with us

Published

on

Dania Virgen, directora del medio Cuba por Dentro, asegura que son “más de 100 viviendas en ese estado”, que “llevan años sin repararse”. Casas aptas “para dárselas a las personas que viven en las calles y están necesitadas de un hogar”.

Un video grabado por la periodista independiente Dania Virgen García muestra el estado en que se encuentran más de 100 casas en las localidades costeras de Boca Ciega y Guanabo, al este de La Habana. Las mismas se encuentran en total abandono, mientras que el Gobierno – sabe Dios bajo qué argumentos – se niega a entregarlas.

Aunque alguien pueda pensar que hablamos de dos o tres casas, la realidad es bien distinta. Son casi cien las casas que ocupan cuadras completas en estas localidades y que se encuentran en un pésimo estado en sus fachadas, aunque con una cimentación propia de las edificaciones hechas en esa zona en los años 50 del siglo pasado.

Precisamente esa es la característica que quizás hace que el gobierno no se las haya cedido a personas necesitadas, porque sabe que con una ligera inversión ahí hay una vivienda para toda la vida. Una vivienda que puede ser alquilada al turismo extranjero. Una vivienda que reporte dólares. Una vivienda “no pensada” para cubanos.

Dania Virgen, directora del medio Cuba por Dentro, asegura que son “más de 100 viviendas en ese estado”, que “llevan años sin repararse”.

Casas aptas “para dárselas a las personas que viven en las calles y están necesitadas de un hogar”, expresa.

Que triste ver esas casas tan buenas en su tiempo y verla así ahora, yo visité esa playa muchas veces cuando era niña con mis padres y alquilábamos una casa ahí y era tan lindo todo eso, que destrucción tan grande”, expresó en un comentario la internauta Marisel Rodríguez en los comentarios al video.

Otra usuaria, Cristina Reina Pacheco, expresó que “es una pena que todo se haya destruido. Cuando éramos jóvenes o más peques, nuestros padres las alquilaban y se podía disfrutar de buenas vacaciones en familia. Es un bello recuerdo y a la vez una triste realidad”.

En igual estado se encuentran otras tantas viviendas que el Estado cubano destinó a ser usadas por niños traidos desde Ucrania para ser tratados tras el accidente nuclear en Chernobil.

Esas casas están vacías; también deteriorándose,” dijo a Cuballama Maydelín Herrera, quien recientemente estuvo de visita en Cuba y alquiló una casa por esa zona para pasarse un fin de semana con su familia.

Son casas que el estado usa por una coyuntura determinada, o las usó, pero ahora mismo se están deteriorando y nadie las está usando,” expresó vía telefónica.

Hace tan solo unos días varias familias que residían en el solar La Aurora, en Centro Habana, debieron abandonar el inmueble tras el derrumbe de una escalera. La mayoría de ellos se “autoevacuó” a casa de familiares o amigos, pero el resto, la gran mayoría, pasó a vivir a uno de los llamados “albergues“, donde a veces tienen que residir varios años – diez y hasta veinte – en espera de que el Estado cubano les de una vivienda.

¿Por qué no otorgarles esas casas que hoy a la vista de todos se destruyen? ¿Por qué no apoyarlos con una pequeña inversión de materiales tal y como hicieron con los edificios de la beca universitaria de Micro X en Alamar, que pasaron a ser de los damnificados del tornado del pasado 27 de enero?

Ellos tienen la respuesta.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO