Connect with us

Cuba

Ataque mediático a San Isidro: ¿dónde quedó el respeto prometido?

Published

on

Ataque mediático del gobierno cubano a San Isidro
Foto: captura de pantalla de video de Canal Caribe

Los medios oficialistas cubanos llevaron a cabo este sábado un ataque mediático en toda regla y desde todos los frentes al Movimiento San Isidro, una muestra de que los “acuerdos” alcanzados entre artistas e intelectuales con el Ministerio de Cultura un día antes cayeron en saco roto.

El gobierno cubano preparó un verdadero ataque mediático desde sus diversos medios de comunicación al Movimiento San Isidro (MSI), que incluyo una puesta en escena televisiva con sus “expertos”, una pobre y escasa representación de la protesta pacífica ocurrida ante la sede del MINCULT, y al programa no fueron invitados los artistas e intelectuales que estuvieron en ese lugar y, mucho menos, alguien del MSI.

Todo ocurre cuando ha pasado poco tiempo desde que los funcionarios de cultura prometieran a quienes protestaron “establecer canales para el reconocimiento de las agendas y demandas de los artistas independientes en Cuba” y que “los artistas independientes podrán reunirse sin ser hostigados”, de acuerdo con el encuentro sostenido.

En un programa con el periodista Lázaro Manuel Alonso como voz estrella, fueron convocados algunos “especialistas” como Enrique Ubieta, el abogado Humberto López o Javier Gómez Sánchez, quienes atacaron todo el tiempo al Movimiento San Isidro.

Además, para el show que fue anunciado como una trasmisión especial se usaron videos y citas de un editorial publicado por Cubadebate, con las acostumbradas acusaciones de descrédito y sin derecho a defensa.

El gobierno puso una vez más en juego su arsenal televisivo, en un horario estelar, amplificado por los periódicos y sitios digitales nacionales para calificar a Luis Manuel Otero y los demás miembros del Movimiento San Isidro como mercenarios al servicio de los Estados Unidos.

“Las acciones del grupo, exhibidas por ellos mismos en las redes, tienen tanto carácter antisocial, de irrespeto y provocación como de banderas de las barras y las estrellas. ¿Y el arte? Por ninguna parte”, pregona el editorial.

Quizás quieras leer ¿Cumplirá gobierno cubano con quienes protestaron ante MINCULT?

Desde Granma, Cubadebate y otros sitios se gestó un ataque mediático, un linchamiento sin posibilidad de réplica porque sobre quienes difamaban no estaban presentes en el lugar -nunca se atreverían a invitarlos- pues algunos de ellos estaban retenidos en sus casas, bajo vigilancia de la policía, mientras Luis Manuel Otero es mantenido en custodia policial y sin poder volver a su casa.

Por omisión, le negaron la palabra a Otero, a Maykel Osorbo, a Anamely Ramos, a Iliana Hernández y a tantos otros. Esta última reclamó en Facebook su derecho a ser escuchada.

“Yo llegué a San Isidro el lunes 16/11 pesando 65 kg, el miércoles 18/11 empiezo la huelga de hambre junto a 8 personas más de las 15 que nos encontrábamos en ese momento, 8 días después, el 26/11, fue allanada la sede y nos sacaron a la fuerza de allí, no opusimos resistencia, pesando 58 kg, pero según Hacemos Cuba, no estábamos en huelga de hambre, me gustaría que nos den el derecho a réplica a la burda manipulación de hoy en ese programa. Exijo mi derecho a defenderme en el programa Hacemos Cuba de las mentiras vertidas ahí. Estoy en total disposición en dar mi versión de los hechos ante las cámaras de la televisión cubana y en conferencia de prensa si es preciso”, escribió en redes sociales.

Al intento de desprestigio de la huelga de San Isidro y sus representantes siguió el viceministro de Cultura Fernando Rojas mientras hablaba del diálogo con los artistas e intelectuales en la sede del MINCULT, calificado como encuentro entre compañeros, con algunas referencias a los acuerdo allí establecidos.

“No es lo habitual que tengamos que reaccionar a una petición formulada de esa manera. Quiero decir con personas que esperan por una reunión donde había, por supuesto, una gran diversidad de personas (…), y donde junto con las preocupaciones específicas sobre los temas que se han estado explicando en este programa había también otras vinculadas a las relaciones de las instituciones culturales con los artistas”, dijo.

Rojas “calificó de ‘distorsión por parte de algunas personas y medios’ las denuncias y evidencias sobre la vigilancia policial de la protesta y la represión con gas pimienta de varios de los artistas que intentaban sumarse a la manifestación”, describe CiberCuba.

No obstante, existen pruebas en redes sociales y medios alternativos del uso de gas en algunos de los manifestantes, y de la presencia en sitios cercanos de un dispositivo policial preparado para actuar.

Incluso, de su intervención se dio a entender que la muy aplaudida presencia del cineasta Fernando Pérez en la congregación parecía convocada por funcionarios de cultura.

Sin embargo, mediante unas palabras enviadas a la cantante Haydée Milanes, el cineasta aclaró que su participación en ese evento “fue igualmente espontánea, sin coordinación previa con dicho ministerio, como se podría malinterpretar en esa emisión”.

Después del ataque mediático que tuvo como colofón la presentación televisiva, el escritor y periodista Jorge Fernández Era, quien incluso ha sido entrevistado por Granma, publicó una profunda crítica en sus redes sociales por el tratamiento que se dio a los sucesos del MINCULT.

“¿A mí van a decirme que lo “especial” de un programa televisivo preparado a la carrera es presentar dos hechos vinculantes —los sucesos de San Isidro y del Ministerio de Cultura— y en hora y media solo darle al segundo dieciséis minutos? ¿A mí van a convencerme de que fue imposible citar al menos a uno de los interlocutores de los treinta y dos que representaron a los intelectuales jóvenes y no jóvenes reunidos frente al Mincult para que solo pudiéramos oír al viceministro, quien es una de las partes, pero no el todo? ¿A mí van a hacerme tragar que Enrique Ubieta, Javier Gómez Sánchez, Humberto López y José Benavides —consumieron treinta y nueve minutos los muy abarcadores— son más intelectuales que los que asistieron a la reunión “entre compañeros, entre revolucionarios”, donde primó un “ambiente constructivo?”, dijo el intelectual.

“¿A mí van a meterme en la cabeza que este programa especial que nos espantamos el sábado 28 en la tarde no es botón de muestra de hasta dónde se manipula a la opinión pública en busca de matrices de opinión que justifiquen todo lo que nos hemos empeñado en combatir desde una actitud cívica?”, expresó.

Pero además del ataque mediático, el físico seguía en las calles y no terminó con la entrada al local de Damas 955, pues este sábado fueron detenidos por una hora varios integrantes del Movimiento San Isidro tras una visita a Maykel “Osorbo” Castillo, reporta CiberCuba.

Los detenidos fueron Katherine Bisquet, Claudia Genlui, Iris Ruiz, Amaury Pacheco y Yasser Castellanos, a quienes alegaron una violación del protocolo sanitario contra el coronavirus.

También las fuerzas del orden frustraron una “sentada pacífica en el Parque de la Libertad, de Matanzas, en la noche de este sábado en apoyo al Movimiento San Isidro y tras ser vigilados por la policía fueron detenidos”, añade el medio.

Julio Linares

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga con MÁS DATOS! Bono extra de 1.5 GB + 800 CUPRECARGA AQUÍ
+