Connect with us

Published

on

Dos famosos españoles, el actor Antonio Banderas y el cantante Pablo Alborán han donado 200.000 euros – cien mil euros cada uno – para desarrollar un respirador artificial Made in Andalucía.

Este producto sanitario tan necesario hoy en día para combatir el Covid-19 no solo en Andalucía, sino también en España y en el mundo entero, se ha vuelto clave en la recuperación de los pacientes  de la enfermedad. Con el donativo hecho por Antonio Banderas y Pablo Alborán se garantiza que el grupo de investigación universitario que desarrolló la idea, pueda continuar con su trabajo, garantizando así la actividad de estos científicos por lo menos para los próximos cuatro años.

El proyecto, denominado «Andalucía Respira» se hizo viral en las redes sociales hace tan solo unos días, precisamente en los días en que más se habló de la necesidad de los respiradores artificiales.

Antonio Banderas, quien es doctor honoris causa por la Universidad de Málaga expresó: «Tras diez años de colaboración, a través de la Fundación Lágrimas y Favores, para mí es una gran satisfacción poder seguir empujando por los equipos de investigación de la Universidad de Málaga, esta vez de la mano también de Pablo Alborán».

El actor dijo que los investigadores «han hecho posible un proyecto que puede salvar vidas, tanto en nuestra tierra como fuera de ella, y especialmente en muchos lugares del mundo donde obtener respiradores no iba a suponer una labor fácil».

El responsable del desarrollo de ingeniería del proyecto «Andalucía Respira» es el profesor Víctor Muñoz, quien a su vez dirije el Grupo de Investigación de Robótica Médica de la Universidad de Málaga (UMA) ya ha recibido la homologación del prototipo por parte de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.

Se trata de un producto que presenta grandes ventajas con relación a otros similares por lo fácil de su fabricación ya que puede fabricarse en apenas un tiempo récord de dos horas.

Por si fuera poco, utiliza piezas industriales comunes, ninguna de ellas relacionadas con los respiradores tradicionales que se encuentran en desabastecimiento en España; y por último, en su estructura no lleva componentes móviles, lo que reduce el riesgo de fallo mecánico.

Se espera que la Universidad de Málaga pueda construir unos 50 a la semana.

tal vez quieras leer: Crisis con el coronavirus saca a relucir lo mejor del ingenio humano


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

Split, colchones, electrodomésticos... todo para CUBA. ¡Entrega en puerto cubano en 15 DÍAS!ENVIAR YA
+