Connect with us

Coronavirus

Anciana de 90 años caminó 6 millas bajo la nieve para vacunarse

Published

on

Anciana 90 años Ruth Goldman
Foto Cortesía de Ruth Goldman para Seattle Times

Un pie de nieve no iba a impedirle a Ruth Goldman, anciana de 90 años, vacunarse contra la covid. “Lo difícil fue conseguir la cita”, dijo a Seattle Times.

Una anciana de Seattle, de 90 años de edad, caminó 6 millas a través de la nieve para recibir su vacuna contra la COVID-19, en un hecho que le demuestra a muchos que hay mujeres “de armas tomar”.

Lo cierto es que a la anciana le interesaba más que nada en este mundo recibir su vacuna contra el coronavirus, y unas pulgadas de nieve no iban a impedírselo. Ahora reconoce que lo hecho por ella, el pasado domingo “no fue fácil, fue un desafío”.

Así le dijo Ruth Goldman a Nicole Brodeur, reportera del diario Seattle Times cuando esta, admirada por la prueba de voluntad más férrea protagonizada por la anciana, salió tras la noticia.

Y por extraño que parezca, para la anciana “caminar 6 millas (…) para llegar a su primera cita para la vacuna COVID-19 no fue nada, en comparación con lo que pasó para conseguirla”, expresa Brodeur en su artículo.



Cuenta Ruth que sus pies se hundían hasta un pie, dentro de la nieve, mientras caminaba pero si ya había hecho lo más difícil, conseguir la cita, ella no iba a perder la oportunidad de vacunarse.

“Estuve llamando para obtener una cita en cualquier lugar, todas las mañanas, todas las tardes y, a veces, he estado en línea por la noche, al teléfono”, precisó Goldman el domingo por la noche, ya “a salvo” en su casa, ubicada en el vecindario Sand Point de Seattle.

Dice la anciana que ella estuvo hablando por teléfono “todas las mañanas con el Departamento de Salud del estado de Washington”, pidiéndoles que la ayudaran a conseguir una cita. También la ayudó su hija, que vive en Nueva York y otro amigo que vive en Arizona. Estos, computadoras mediante, intentaban conseguir una cita a través de los portales en línea.

“Nada. Nada ”, dijo Goldman. “Todos los días lo mismo.”

El viernes, finalmente, consiguió su cita, en un hospital de niños de Seattle, que estaba administrando vacunas.

Al ver que en la computadora aparecía un mensaje preguntándole a qué hora quería la cita, manifestó:

“No podía creer lo que veía”, dijo Goldman. “Tuve que conseguir mis lentes para ver si era real”.

La anciana hizo su cita para el domingo por la mañana a las 9:10 am, sin tener presente que había una tormenta de nieve anunciada para ese día.

Ya el sábado había varios centímetros de nieve en el suelo. El domingo, a las 8:00 am, “se forró”, agarró su bastón, su teléfono celular y emprendió la marcha.

La anciana de 90 años llegó a su cita solo con 5 minutos de retraso.

Ariel P.

tal vez quieras leer: Miami-Dade: mayores de 65 podrán hacer cita para vacunarse

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO