Connect with us

Cuba

Viajeros enfurecidos por precios de sobrepeso de equipaje en Ómnibus Nacionales

Published

on

Texto y fotos: Flavia Viamontes

De escaseces, trabajos, austeridades y malos tiempos está colmado el camino de los cubanos. Que el momento sea convulso y la economía esté en cero, no es nada nuevo para ninguno de los que habitamos esta isla. Que este será un año difícil, pues tampoco es noticia.

Pero lo cierto es que cada vez la situación se torna peor y los cubanos nunca logran ver la luz al final del túnel. Al contrario, el futuro se ve cada vez más negro…  y más caro.

El 2018 terminó con un colapso en el transporte que respondió a medidas gubernamentales ideadas, aprobadas e implementadas por alguien que no tiene necesidad ninguna de trasladarse cada día en guaguas públicas. La indignación se amplió cuando hace solo unos días los medios de comunicación se inundaron con la nueva de que la Empresa de Ómnibus Nacionales cobrará cifras exorbitantes a los pasajeros por el equipaje acompañante.

En un recorrido de Cuballama por la Terminal de Ómnibus de La Habana constatamos que son notables las colas para pesar los bultos,  “gracias” a los estrictos controles que ahora se aplican. Carteles con los precios están ubicados en varios puntos del recinto.

“¿Se imagina lo que son 750 pesos para una persona que ya pagó más de 200 para viajar a Manzanillo? El costo ya es mucho más de la mitad del salario mensual de cualquier trabajador…  y ahora esto”, dice alarmada una señora que espera para pesar su maleta.

Ella, aclara a Cuballama, viaja cada dos o tres meses a su provincia porque allá vive su madre y sus dos hijos. Suele llevarles de lo poco que puede conseguir en la capital y “siempre es más de lo que hay en Manzanillo”.

Sobrepeso siempre lleva, según admite. Si no son unas papas que consigo, son aproximadamente 40 libras de arroz, frijoles negros o azúcar.  También algunos paquetes de huevo en polvo. “Haga usted las cuentas y vea en cuanto se me puede montar cada viajecito y yo gano apenas 420 pesos mensuales”, me explica con indignación.

Alberto viaja a Pinar del Río. También encolerizado me narra que hasta 2007 pagaba siete pesos por ir semanalmente a su natal San Cristóbal. “Un buen día aumentaron los precios sin avisar y cuando llegué a comprar un pasaje me encontré con un incremento de más del doble”. Y así ha seguido, sin que nadie haga nada ni le preocupe, reconoce.

Ahora tenemos que soportar al Director General de la nombrada Empresa de Ómnibus Nacionales en televisión declarando que se aumentan los costos del equipaje acompañante “respondiendo a una demanda de la población. Hay que tener la cara dura”, lanzó.

La medida de la única empresa de ómnibus nacionales que cobra los pasajes en Moneda Nacional establece que hasta veinte kilogramos están exentos de pago para las personas mayores de doce años, y diez, para los menores.

A partir de ahí se cobran 50 pesos por cinco kilogramos encima de lo establecido. Diez  kilogramos de más costarán 150 pesos y quien transporte quince de más, abonará trescientos. Si quiere cargar hasta treinta, que es lo máximo permitido, pues entonces el cubano pondría setecientos cincuenta pesos.

Las autoridades puntualizan que es esencial conservar el ticket de pago del sobrepeso, ya que quien lo extravíe deberá desembolsar nuevamente el servicio.

En ese sentido dos amigos que van juntos hasta Matanzas se cuestionan por qué no se tiene en cuenta la distancia. “No es justo cobrar la misma tarifa en viajes cortos como el que hacemos nosotros,  que en otros más largos como de La Habana hasta Guantánamo. Son medidas tomadas a la ligera y, como ocurre siempre, concebidas por personas que no necesitan usar este medio de transporte”, refiere Manolo, uno de ellos.

Jesús agrega que es justo que se permita el sobrepeso y se cobre, pero a un precio razonable. “Este tema merece mucho más que un simple reportaje informativo en el NTV en el que se expongan las opiniones reales de la población, como estas que damos a usted ahora”, afirma.

“Un atropello y una burla al pueblo trabajador, una más. No hay otra opinión posible. Lo único es que no sé hasta cuándo vamos a aguantar. No sé qué haremos”, sostiene con total desgano un joven que busca un turno en la lista de espera para viajar a Santa Clara.

Viazul es la otra empresa de ómnibus en Cuba que cobra en CUC sus  pasajes. Los precios oscilan entre 10 CUC a Varadero, 33 a Camagüey o 57 a Guantánamo. Cuballama indagó por el sobrepeso y por 30 kilogramos se cobran 15 CUC, es decir 375 pesos cubanos, menos que en la compañía Astro.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

VUELOS CHARTERS A CUBA DESDE $99 ¡CON 64LB INCLUIDAS!MÁS INFORMACIÓN
+