Connect with us

Published

on

La jefa de política exterior de la Unión Europea hizo entonces lo que vino a hacer a Cuba: darle un espaldarazo económico a Cuba en un momento clave; casi de supervivencia.

La visita a Cuba de la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, ha sido, a todas luces, la evidencia “política” de que la Unión Europea dará – ya de hecho está dando – un espaldarazo económico a Cuba.

Nada mal para una isla que, en los últimos meses ha presenciado con desánimo como la crisis económica en su aliado más fuerte, Venezuela, ha impactado negativamente en el suministro de petróleo a la isla. A ello se suma el establecimiento del Título III de la Ley Helms-Burton; la cancelación del permiso de viajes a la isla de los cruceros; la ampliación de la lista de entidades sancionadas por el Departamento de Estado de los EE.UU.; y lo último: la reducción a tan solo $1000 dólares por trimestre, de las llamadas remesas a Cuba.

Estos elementos y otros, han puesto en bandeja de plata a Cuba ante la Unión Europea. Esta posee ahora mismo tres convicciones:

  1. A la administración Trump no parece interesarle mucho el establecimiento de relaciones económicas con la UE. Ya de hecho, en materia comercial, EE.UU. sostiene ahora mismo una guerra comercial con China que está impactando negativamente en los mercados mundiales, entre ellos el europeo.
  2. A la Unión Europea le interesa el fortalecimiento económico y de relaciones amplias, respetuosas como vía para el entendimiento en todas las demás materias, y EE.UU. no parece ser ese “aliado” que ellos buscan. Todo lo contrario de Cuba, siempre tan “necesitada”, dispuesta a aceptar mucho y otorgar poco a cambio.
  3. Son numerosas las empresas europeas presentes en Cuba que, ahora mismo, están o en litigio o con amenaza de ir a cortes a tenor del Título III de la Helms-Burton. Por otro lado, son numerosos los inversores europeos, los grupos de inversión europeos con capital invertido en la isla que, en estos instantes no tiene claro el futuro de su presencia en el país caribeño, y otros que frenaron proyectos de inversión.

Sin embargo, Mogherini, ha dado a nombre de la Unión Europea unas “palmadas financieras” a la isla. Un espaldarazo económico a Cuba, a pesar de las muchas deudas que el país caribeño posee en materia comercial – y en otras esferas de la actividad social – no solo con acreedores europeos, sino hasta con su propio pueblo.

https://twitter.com/eu_eeas/status/1171349356336898048

La jefa de política exterior de la Unión Europea hizo entonces lo que vino a hacer a Cuba: reafirmar el lunes el impulso del bloque europeo para profundizar el comercio con Cuba y contrarrestar una ola de demandas contra empresas europeas a medida que Washington aumenta la presión sobre el régimen de la isla.

Sus palabras fueron pocas, pero contundentes: “Cuba es un socio clave para nosotros“.

Estas palabras, dichas en conversaciones sostenidas en La Habana con su homólogo cubano Bruno Rodríguez, significan que, si por un lado Washington ha expuesto a las empresas europeas a enormes demandas de cubanoamericanos, la Unión Europea no se quedará de brazos cruzados.

“La Unión Europea ha reiterado constantemente su posición al considerar ilegal la aplicación extraterritorial de las medidas estadounidenses”, expresó Mogherini, quien en otro momento de su intervención dijo que “la Unión Europea (UE) está dispuesta a apoyar el impulso de modernización económica de Cuba”.

‘Estamos dispuestos a acompañar a Cuba a través de este proceso con nuestra cooperación. Es hora de aprovechar todas las oportunidades que ofrece esta relación renovada y continuar enriqueciéndola en los próximos años’, dijo Mogherini, quien también es vicepresidente de la Comisión Europea.

“Se han abierto nuevas oportunidades de cooperación en los campos de energía, cambio climático, medio ambiente y cultura”, reafirmó.

Estados Unidos vs Unión Europea

“Hemos dejado claro a la administración estadounidense en años y meses anteriores y ahora estamos implementando medidas de la Unión Europea para tratar de tener una protección efectiva de las inversiones europeas, de la presencia económica europea aquí en Cuba”, dijo.

El espaldarazo económico a Cuba, aún con la deuda asumida por el país caribeño, una deuda que se supone será eterna y en algún momento declarada “impagable”, más que nada es una actitud contra la política estadounidense.

Sucedió en los 90. Y vuelve a suceder ahora.

“La celebración de este segundo consejo es una prueba del progreso en las relaciones con la Unión Europea”, dijo por su parte Rodríguez Parrilla, quien nota muy bien la importancia de mantener el flujo estable de capital europeo hacia la isla. Tan solo en el 2018 fueron $ 3,47 mil millones los que la Unión Europea puso en Cuba, convirtiéndose así en el mayor inversor en Cuba y su mayor socio comercial.

por Roberto A.


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recomienda Cuballama y gana $5 para ti y $5 para tu amigo!SABER MÁS
+