Connect with us

EEUU

Trump habla sobre Kyle Rittenhouse, el tirador de Kenosha

Published

on

Donald Trump Kenosha Kyle Rittenhouse

Donald Trump “defiende” en conferencia de prensa al tirador de Kenosha pero, ¿qué hacía un niño de 17 años con un rifle de asalto en la calle?

El presidente norteamericano Donald Trump está siendo objeto de críticas por lo que algunos periodistas que van más allá -los tradicionales buscadores de la quinta pata de la mesa- llaman “defensa” al tirador de Kenosha.

Durante una conferencia de prensa, el presidente Donald Trump sugirió que el adolescente Kyle Rittenhouse, quien está siendo acusado de matar a dos personas durante las protestas en Kenosha, Wisconsin, la semana pasada, estaba actuando en defensa propia.

“Esa fue una situación interesante. Estaba tratando de alejarse de ellos, parece, y se cayó y lo atacaron muy violentamente”, dijo Trump a los periodistas cuando se le preguntó sobre Kyle Rittenhouse durante una sesión informativa el lunes.

El presidente, sin embargo, no se cuestionó lo principal: ¿qué hacía un niño -o adolescente como se le pudiera llamar también- de 17 años con un rifle de asalto en la mano por la calle? No estaba defendiendo su propiedad de intrusos; estaba patrullando la calle como si fuera un policía y no lo era. No se había decretado un estado de emergencia. No se habían llamado a las llamadas “milicias” a patrullar la ciudad.

Sin dudas, el cuestionamiento debió ir en ese sentido. Sin embargo Trump prefirió decir: “Estaba en un gran problema. Probablemente lo habrían matado”.

Trump dijo que el caso está bajo investigación. Rittenhouse, que fue arrestado después del tiroteo luego de pasearse con el arma al cuello delante de la policía, ha sido acusado de homicidio intencional en primer grado.

Kenosha shooting

El joven que dio muerte a dos personas en Kenosha, Wisconsin, al parecer “trabajaba” bajo el amparo de los alguaciles

Asesinato quedó captado en cámara

Un video del incidente muestra a un sospechoso, que se cree que es Rittenhouse, caminando por las calles con un rifle largo colgado en su cuello, mientras se ve a la gente protestando por otro caso de “presunta violencia policial”: el caso de Jacob Blake.

Blake, a quien la policía le disparó siete veces en la espalda el 23 de agosto permanece hospitalizado y paralizado por el tiroteo. Su accionar dudoso, presuntamente para agarrar un cuchillo que tenía dentro del auto, provocó los disparos del policía.

Las protestas comenzaron tras emerger el video, pero alentadas por el Departamento de Policía que se negó a liberar los videos de las cámaras corporales y que dio su testimonio sobre lo sucedido ¡tres días después!

El error “administrativo” lo que hizo fue añadirle gasolina a una población que aún está molesta por el asesinato de George Floyd; asesinato que tampoco es el único; el caso de Breonna Taylor, ocurrido el 13 de marzo pasado, también tiene a la policía de EE.UU. en jaque.

En este caso de Blake, ¿por qué el policía tuvo que dispararle siete veces?

Todo eso incentivó las protestas y que, no se sabe cómo todavía, alguien “autorizara” a Rittenhouse a salir a la calle “a patrullar”. Un video grabado ese día, muestra a un alguacil hablando con algunos de estos jóvenes “patrulleros” y se le escucha decir la palabra “hunt”, que en buen español significa cazar.

Al parecer, Rittenhouse “cazaba” cuando le disparó a alguien. Fue identificado -dicen- por alguno(s) de los manifestantes y es entonces cuando sucede lo que el video muestra. Le caen atrás, Rittenhouse tropieza, cae y dos personas intentan arrebatarle el rifle.

Fue ahí cuando ocurrieron los disparos que acabaron con la vida de Joseph Rosenbaum, 36, de Kenosha y Anthony Huber, 26, de Silver Lake, Wisconsin. Otra persona, Gaige Grosskreutz, de 26, de West Allis, resultó gravemente herido pero sobrevivió al tiroteo.

Trump arremete contra protestantes

AOL dice que si bien Trump pareció justificar que Rittenhouse abriera fuego contra los manifestantes, lo que más hizo fue criticar repetidamente la “violencia política de izquierda” que ha ocurrido en protestas recientes “en ciudades dirigidas por demócratas”.

A muchos no le agradará esta violencia política, y ciertamente sacar provecho político de un problema no es beneficioso para nadie, pero la realidad está ahí y hay muertos en las tumbas. De un lado y del otro.

“La ola de violencia y destrucción que hemos visto en las últimas semanas y meses, ha ocurrido en ciudades controladas y dominadas exclusivamente por el partido de Biden”, manifestó Trump.

Desde la muerte de Floyd, a fines de mayo, se han producido disturbios y saqueos dentro de las protestas en varias ciudades del país. De un lado y del otro hay violentos.

El sábado por la noche, un hombre llamado Aaron Danielson fue asesinado a tiros en una protesta en Portland, Oregon.

Unos miembros de Antifa, un grupo violento radical de izquierda que busca socavar el poder político en EE.UU., habrían identificado a Danielson como uno de los miembros del grupo de extrema derecha “Patriot Prayer”.

“Patriot Prayer” ha estado involucrado en enfrentamientos con izquierdistas en Portland desde mucho antes de la muerte de Floyd, y no precisamente siempre de modo “pacífico”.

Según el Wall Street Journal, las autoridades no han identificado a un sospechoso en el asesinato, pero están investigando a un activista antifa de izquierda llamado Michael Reinoehl como una persona de interés.

Es dentro de este caldo de enfrentamientos violentos que Trump intenta encontrar un orden, pero parece fallar porque no hay modo de enfrentar ahora mismo la violencia que no sea con más violencia.

Trump, al hacer referencia al asesinato de Danielson culpó a los izquierdistas, aunque eso no ha sido confirmado aún por la policía local.

Describió a Danielson como “un joven caballero” que fue asesinado.

“Creo que es una vergüenza”, dijo Trump sobre la muerte de Danielson, y más adelante señaló: “Este no es nuestro país”.

Trump culpa a demócratas

La campaña del presidente Donald Trump se ha centrado cada vez más en un hecho factual: el aumento de la violencia en las protestas, de los protestantes violentos, y el aumento del crimen como un caso para su elección.

Encuestas Biden vs Trump

Joe Biden y Donald Trump.

Sin embargo, es un hecho factual también que el odio y sesgo por origen y raza tiene cientos de años en EE.UU. que borrarlos precisarían de cientos de Trump o cientos de Biden, quien quiera que gane las elecciones de noviembre. Los cientos de años de esclavismo en EE.UU., la criminalización de la migración, y otros aspectos divisionistas se han incentivado en los EE.UU. en los últimos años; principalmente luego de la ocurrencia de actos terroristas.

Trump y sus aliados, ahora, culpan de esto a los gobiernos locales demócratas y al movimiento “Defund The Police” que ha ganado fuerza tras la muerte de Floyd, pero el odio tiene más años y otras aristas.

Como bien expresa AOL, hasta en esto el coronavirus ha jugado su papel.

Desde que comenzó la pandemia de coronavirus en marzo la delincuencia ha aumentado en la mayoría de las principales ciudades del país, debido principalmente al hecho de que muchas personas se han quedado sin trabajo. Los desempleos han ocurrido tanto en estados demócratas como republicanos. La gente se ve necesitada de dinero para pagar su renta y gastos de electricidad, entre otros.

En medio de los reclamos de Trump, el pasado miércoles, en un discurso, Joe Biden criticó a los manifestantes que participan en actividades violentas.

“Quiero dejarlo absolutamente claro: disturbios no es protestar. Saquear no es protestar. Encender fuego no es protestar. Nada de esto está protestando. Es una anarquía, simple y llanamente, y quienes lo hacen deben ser procesados​​”, dijo Biden, “respondiéndole” a Trump que, al parecer no se enteró de este discurso y dijo que Joe no había condenado la violencia de los izquierdistas.

Biden, incluso fue más allá y acusó a Trump de “avivar las llamas” de los disturbios. Fueron duras sus palabras, a las que Trump este lunes respondió con que Biden ha eludido “mencionar a la extrema izquierda” como fuente de violencia.

“Incluso habló de los de la derecha, pero no habló de los de la izquierda y los de la izquierda son el problema”, dijo Trump. “Los alborotadores y Joe Biden tienen un lado. Ambos están del lado de la izquierda radical,” expresó Trump radicalizando aún más el conflicto.

por Ariel P.

tal vez quieras leer: Disparador en Kenosha se paseó con el rifle delante de la policía

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO