Connect with us

Cuba

Las tiendas en MLC van bien, dice el gobierno

Published

on

Mesa Redonda Gobierno cubano

Ahora también los cubanos podrán comprar carros en dólares. El gobierno presume de que las tiendas en MLC van bien

A tres meses de la apertura de las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC), el gobierno cubano parece no haber recaudado lo suficiente. En la Mesa Redonda de ayer, no pasó lo que algunos cubanos esperaban. “Ni bajaron los precios, ni dieron las facilidades de las que hablaron la primera vez, para que quienes no tenemos acceso a los dólares también tuviéramos la oportunidad de comprar. Por el contrario, se puede ver que la cosa no va bien cuando todo lo quieren vender así”. Eso opina Anayti Díaz, con quien Cubacomenta dialogó apenas concluida la Mesa Redonda. Y es que, en efecto, los cambios no fueron para mejor.

En primer lugar, Alejandro Gil Hernández, viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación, alabó la aplicación de la iniciativa, sin mencionar una sola cifra. Ningún desglose de datos para apoyar el discurso triunfalista del gobierno. “Desde octubre hasta febrero ha venido evolucionando de una manera dinámica, y nos parece que se ha cumplido el objetivo inicial previsto”, valoró.

Descuentos 10% en carros

A partir del próximo 24 de febrero se podrán adquirir carros en dólares, con un 10% de descuento. “Si bien esta medida no tendrá un impacto directo en la mayoría del pueblo, sí contribuirá a mejorar el transporte”, al menos eso dijo Eduardo Rodríguez Dávila, titular del ramo.

Según explicó, desde 2014, una cantidad sustanciosa del dinero que se abona para la compra de un vehículo, pasa a un fondo con este fin. Así, con los altos precios de los autos y en seis años, solo se pudieron arreglar “terminales y estaciones”. ¿Dónde está la mejora, si el transporte está cada vez peor? ¿Los dólares americanos harán que estas ventas sean masivas? ¿Lo hará el descuento de un 10% en la compra?

Como si adquirir un vehículo por vía estatal no fuese restrictivo, dados los elevados precios, ahora solo se realizará la venta en MLC. Además, el gobierno entrará al país, para quienes lo deseen, modelos determinados; claro está, fijando ellos los costos. Haciendo cálculos y recordando el famoso 240 por ciento de beneficio que busca el Estado en los productos que comercializa, se puede concluir que la mayoría tampoco tendrá uno de estos.

Más tiendas en MLC

Con el lastre de la escasez hemos aprendido a lidiar, mas resulta absurdo para muchos el hecho de que, luego de haber revivido la guerra de Troya para alcanzar un freezer, un aire acondicionado o el cable para instalarlo, la vicepresidenta primera del CIMEX, Iset Maritza Vázquez Brizuela, anunciara la apertura de próximos establecimientos en Moa, Quivicán y Bauta.

Habrá más tiendas, según la vicepresidenta primera del CIMEX, aunque ella misma admite inestabilidad con algunos productos, como freezers de pequeño formatosplits y motos eléctricas. “La demanda ha sido muy superior; no obstante, tenemos asegurada la contratación para el sostenimiento de este programa”.

Hasta hoy existen en la isla 80 tiendas en MLC: 57 para la compra de equipos electrodomésticos, 10 online y 23 para productos automotrices. Se localizan no solo en las cabeceras provinciales, sino además en Cárdenas, Varadero, Trinidad, Manzanillo, Morón y San Antonio, en Artemisa.

La importación por parte de personas naturales era otro de los temas pendientes. Anunciada en octubre pasado, al principio, mantenía a los cubanos en ascuas; ahora el gobierno les quitó toda esperanza.

Jorge Malvares, de 50 años, pensaba que esto se haría “de acuerdo con las reglas del mercado mundial, o sea, uno buscaba el precio en Internet, pedía el producto y el gobierno cobraría una cantidad por hacer el trámite; pero ahora dicen que ellos ponen el precio”, comenta asombrado.

Vázquez Brizuela precisaba que los productos a importar serían sistemas de clima y refrigeración profesionales, máquinas de coser, equipos deportivos, generadores eléctricos, elementos para reparar fachadas, paneles solares, equipos gastronómicos, de peluquería y barbería, triciclos, partes de vehículos y  partes y accesorios de carrocerías.

En mi opinión, quedaron aspectos importantes a tocar, de interés de todos. No se habló en ningún momento, por ejemplo, de la desaparición de ciertos productos, y su súbita aparición en manos de los revendedores. El gravamen al USD, de preocupación general, fue justificado y, por tanto, se mantiene.

Al parecer, todo fue color de rosa en este trimestre. Pero, ¿dónde están las estadísticas? En su cuenta de Twitter, el economista cubano Pedro Monreal reseñó, como lo más sorprendente de la Mesa Redonda, el “tratar de validar el éxito de una acción económica sin una mención cuantitativa de sus efectos”.

“La demostración del efecto de las ventas en divisas debe apoyarse en la cantidad de divisas que el mecanismo habría transferido hacia la industria, el agro u otros sectores de la economía interna. Sin esas cifras, todo lo demás es una conversación”, manifestó.

Sin duda alguna, este era un elemento fundamental a tener en cuenta. Les toca a los ciudadanos confiar ciegamente en la transparencia del gobierno. Por lo demás, nada nuevo para quienes no tienen. Continuamos buscando el dólar… con lupa.

María Carla Prieto


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡40 CUC de BONO en Cuballama! Por 20 CUC reciben 60 CUCRECARGA AQUÍ
+