Connect with us

Cuba

Un submarino amarillo en las calles del Vedado

Published

on

El Submarino Amarillo es un local del Vedado que recuerda a la famosa banda de Liverpool

“We all live in a yellow submarine” / “Nosotros vivimos en un submarino amarillo”, así dice el estribillo de esa canción de Los Beatles, la cual da nombre a uno de los centros recreativos más conocidos del Vedado capitalino.

El Submarino Amarillo es un espacio que recuerda a la famosa banda de Liverpool. En él se escuchan y tararean las melodías de la agrupación inglesa. Fanáticos de todas las edades llegan hasta allí, donde artistas aficionados interpretan las letras que tanto se oyeron durante las décadas del sesenta y setenta.

Isaías fue uno de los muchísimos jóvenes que usó la melena casi hasta los hombros y visitaba a sus amigos con una grabadora al hombro, regalo de un tío abuelo de Miami. Entonces Let it be , Hey Jude y All you need is love comenzaban a sonar en el apartamento de 60, en Miramar. “¡Qué tiempos! Luego fue necesario bajar un poco el volumen, porque Paco tenía un vecino que era informante y cuando aquello esa música estaba prohibida por diversionismo ideológico. Hoy vengo aquí con la añoranza de entonces, cuando la gente tenía mejor gusto por las producciones de la industria musical. Es el único centro de La Habana donde puedo tomarme unas cervezas oyendo lo que me gusta”.

“Luis era como mi hermano y se fue para Estados Unidos en los 90. Nosotros bromeábamos diciendo que le había cogido miedo al período especial. Cada vez que viene la cita es aquí. Y ya tú sabes. Cantamos, nos emborrachamos, nos abrazamos y pasamos un buen rato, la verdad. Lo que nos unía cada noche en la Lenin, con unos cigarrillos mediante, nos vuelve a juntar ahora”, cuenta Elito.

El gusto por Los Beatles también continúa, aunque en menor medida, entre los jóvenes. Estudiantes, universitarios o no, se reúnen en el Submarino Amarillo y descubren cuán afortunados fueron los que en aquel momento pudieron vivir el triunfo sin precedentes de uno de los grupos con más éxito de la historia.

“A veces vamos con un piquete del aula y nos divertimos bastante. Abundan entre los clientes, gente de cincuenta años y otras que superan esa edad, pero es admirable la emoción con la que acompañan a los cantantes”, expresa Eric Figueredo, alumno de Farmacia.

La entrada cuesta cincuenta pesos en moneda nacional y las bebidas están al mismo precio que en el resto de los establecimientos estatales. El lugar, que abrió sus puertas hace aproximadamente nueve años, está decorado con imágenes alegóricas a los personajes a los que rinde tributo. Imágenes, carteles, fragmentos de canciones y portadas de discos llenan algunas de las paredes de este local construido en un sótano, para mayor similitud con el nombre que lo identifica. Justo frente al parque donde el escultor cubano José Villa Soberón dejó sentado para siempre a John Lennon, visitantes foráneos se toman fotos en las afueras de una casa color sol: el Submarino Amarillo.

Texto y fotos: Lucía Jerez

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡30 CUC de BONO EXTRA! Por 20 CUC reciben 50 CUCRECARGA AQUÍ
+