Connect with us

Cuba

SNB 59: El regreso de Leslie Anderson y la embestida de los Toros

Published

on

Por Roque Díaz

Los seguidores de la Serie Nacional de Béisbol esperaban la vuelta de Leslie Anderson, quien perteneció a una franquicia de las Grandes Ligas. No decepcionó a la fanaticada

Nervioso, como si debutara de novato en series nacionales -según sus propias palabras- salió Leslie Anderson al ruedo del Cándido González este miércoles en la mañana bajo el aplauso de una delirante fanaticada que repletó el estadio.

El zurdo de 37 años e integrante de las selecciones nacionales en los dos primeros clásicos beisboleros, hizo oficial su vuelta al país con un imparable a la banda contraria y puso fin a una larga espera, dilatada por trámites burocráticos.

De esta forma, se convierte en el segundo jugador que perteneció a una franquicia de las Grandes Ligas y retorna a los campeonatos domésticos a jugar en los últimos años de su carrera.

“Yo le había hecho una promesa a mi papá, que si todavía estaba en forma para jugar al menos un año, terminaría mi carrera aquí” -había declarado hace un tiempo atrás a los medios.

Anderson vistió los colores de los Rays de Tampa Bay durante tres temporadas, en la Triple A con los Toros de Durham, promediando para 295 de average de bateo con 52 jonrones y 195 impulsadas, antes de su periplo por la Liga Venezolana con los Caribes de Anzoátegui y la Liga Japonesa, con los Gigantes de Yomiuri, entre otros circuitos.

En su debut, ha encontrado a unos Toros camagüeyanos motivados por Miguel Borroto, otro que retorna a la Serie Nacional después de más de diez años de ausencia y que ha sido el artífice de todo este proceso desde su inicio.

Peleando el segundo lugar del torneo, el equipo donde inició su carrera hace 19 años y con el que estampó un récord de 28 dobletes para un novato, que aún se mantiene, necesitaba una victoria para zafarse de otros tres conjuntos que lo abrazaban en la tabla de posiciones.

Con su incogible del segundo episodio, pudo anotar la carrera que abrió el marcador del encuentro, pero luego de fallar en dos ocasiones, le tocó consumir turno en la parte baja del octavo capítulo cuando su tropa perdía por la mínima (4×3), dos outs en la pizarra y un corredor anclado en la primera almohadilla.

Su cañonazo al centro del terreno levantó de sus asientos a las casi 7000 almas que asistieron a ser testigos del suceso histórico y levantó un polvo de motivaciones en sus compañeros, que para darle un toque hollywoodense a la historia, lo siguieron con otro sencillo y un jonronazo limpiador de bases que les daría la ventaja definitiva en el encuentro.

Con el out 27, sacado por Viyohandry Odelín, otros de los rescatados por el timonel de los Toros de la llanura, y bajo la algarabía reinante en el estadio, las palabras de Borroto a la prensa oficialista hace unos meses atrás retumban en los graderíos: “Convencido estoy que regresaremos en los planos estelares. A mi afición le pido confianza en este colectivo. Defenderemos los colores del equipo de béisbol de Camagüey y estaremos en los primeros lugares. Hay equipo para eso”.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡DOBLE RECARGA + regalos! Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMSRECARGA YA
+