Connect with us

Published

on

Peor no pudo ser el debut de Shaquille ONeal en la lucha libre (AEW Dynamite). El gigantón de 2,16 metros, terminó noqueado y en el hospital.

El gigantón y leyenda del baloncesto en la NBA, Shaquille ONeal, debutó recientemente como “luchador” y su debut no pudo ser peor: terminó noqueado.

Lo peor ni siquiera fue eso, sino que acabó en el hospital. Dicho esto, podemos predecir que su debut fue como la canción: “debut y despedida”.

Cuatro veces ganador del anillo y una vez Most Valuable Player (MVP) de la NBA durante los años 90 y la primera década del siglo XXI, época donde se hizo de un nombre rodeado de verdaderos monstruos del baloncesto como Larry Bird, Michael Jordan, Charles Barkley y Dennis Rodman, entre otros, se estrenó en la All Elite Wrestling (AEW) junto a su pareja Jade Cargill y aunque se apuntó su primera victoria en el cuadrilátero -gracias a ella- Shaq no vio venir “la volada” de su rival, Cody Rhodes, quien lo sacó del lado de allá del cuadrilátero.

Ambos cayeron sobre una mesa, pero Shaq, con sus 2,16 metros de anatomía se llevó la peor parte.

Allí quedo, noqueado, y segundos después fue sacado en camilla.

El mérito del triunfo entonces para su pareja, que se encargó de Red Velvet, y con ello le permitió al exjugador de Los Angeles Lakers, Miami Heat, Phoenix Suns, Cleveland Cavaliers y Boston Celtics quedarse con una victoria en su estreno en la AEW Dynamite, a pesar de haber salido de allí con los pies por delante, aunque vivo.

Los fanáticos, dice CBS, enloquecieron con el debut de Shaquille ONeal y a pesar de que este no les dio muy buenos motivos para alegrarse con su imponente presencia, creen que el ex NBA volverá.

Lo cierto es que “el show” que representa la AEW Dynamite no fue muy placentero para Shaq, sin dudas uno de los basquetbolistas más querido, por su nobleza, en todo los Estados Unidos.

Hace cuestión de dos años, un video se hizo popular en las redes cuando “un vecino” llamó a la policía para denunciar a unos niños, afroamericanos, que lo estaban molestando. El policía que vino, solo vio a unos niños jugando al baloncesto y decidió no hacer caso a la denuncia. Ahí mismo compartió un poco de tiros al aro con los chicos y cuando se vio perdido, prometió regresar con refuerzos. El refuerzo no fue otro que Shaquille ONeal y vale la pena ver el video una vez más para disfrutar con la alegría de estos pequeños, que de seguro ahora están preocupadísimos con el estado de salud de Shaq.

Ariel P.

tal vez quieras leer: El último comercial de Reebok: Un día en la casa de Shaquille O´Neal

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡RECARGA en Cuballama! Por 500 CUP reciben 1300 CUPRECARGA AQUÍ
+