Connect with us

Published

on

Que Will Smith es además de un excelente actor un magnífico cantante no quedan dudas.

El protagonista de “Looking for Happyness” quien debutara y tomara por asalto la televisión con su protagónico en la serie “El Príncipe de Bel Air“, posee como músico varios Grammy, y entre sus muchos éxitos musicales del “pasado” podemos recordar aquel contagioso tema que fuera muy popular a finales de la década de los 90´: “Getting jiggy wiht it”, una balada en hip-hop y rap escrita por Will Smith en colaboración con Samuel Barnes, Bernard Edwards, Joe Robinson y Nile Rodgers para su álbum debut de 1997 Big Willie Style.

Lanzada el 27 de enero de 1998 la canción estuvo tres semanas en lo más alto de la lista Billboard Hot 100 del 14 de marzo de 1998, y ganó un premio Grammy en 1999 a la Mejor Interpretación en Solo Rap. Fue clasificada como la 68ª canción más grande de la década de 1990 por VH1, aunque AOL Radio, injustamente, la ubicó en el puesto 19 en la lista de las 100 peores canciones, y Pitchfork Media la definió en el 2010 como uno de “los siete peores singles de Estados Unidos No. 1 de los años 90”.

Al éxito de “Getting Jiggy…” sin dudas hay que sumar el que debe ser sin dudas su videoclip y performance más exitoso: “Men in Black”, un tema interpretado por él mismo que sirve de banda sonora para la exitosa película protagonizada por el mismo y el actor Tommy Lee Jones y de igual nombre.

Pero Smith había compuesto y cantado antes, aunque sin suerte. Y había protagonizado videoclips, incluso.

Uno de ellos, titulado A Nightmare On My Street y que fuera grabado para que formara parte de  la banda sonora de Pesadilla en Elm Street 4: El amo del sueño (1988), ha salido a la luz pública treinta años después. Protagonizado junto al rapero DJ Jazzy Jeff – su primer productor, el cual fue sustituido por el sello Poke & Tone – el videoclip estuvo oculto “por motivos legales”.

El percance sufrido por Smith en una fecha tan temprana como 1988 tuvo un responsable: New Line Cinema. Según lo cuenta el diario español El Mundo, “a la casa cinematográfica no le gustó nada el trabajo que presentó el dúo e interpuso una demanda por infracción de derechos de autor contra los raperos, ya que usaban el ‘sampleo’ de la composición original de Charles Bernstein para la película.” El sampleo – o scratch – es, curiosamente, el mismo recurso que empleó Poke & Tone cuando le produjo a Smith ·Getting Jiggy…”

El Mundo dice que se logró un acuerdo para que el tema sonara en el disco He’s the DJ I’m the Rapper, con la salvedad de aclarar que no formaba parte de la banda sonora ni tampoco estaba relacionada con la franquicia de Freddy Krueger (personaje protagónico de las películas de Pesadilla en la Calle Elm).

Pero si mala suerte tuvo el single – no tan mala diría yo porque Smith volvió al sampleo y ganó un Grammy con él – el audiovisual sí que corrió la peor de las suertes. New Line Cinema ordenó que fuera destruido “sin que nadie lo viera”. Treinta años después ha sucedido el milagro.

Al parecer alguien relacionado con la desaparición del cassette con la cinta de video decidió conservarlo y lanzó una copia de mala calidad – téngase en cuenta que en 1988 no existía la alta definición y los videos de esa época suelen sufrir el daño del tiempo – por las redes sociales.

El más beneficiado – dice El Mundo – parece ser no Smith, sino DJ Jazzy Jeff quien pudiera recuperar la popularidad perdida y “subir como la espuma”.

El actor ahora anda nuevamente de cantante tras el estreno de Qué Rico, junto a Marc Anthony y el trapero Bad Bunny.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO