Connect with us

Cuba

Artefactos y objetos cubanos que tal vez recuerdes

Published

on

Entre los artefactos cubanos de hace 50 años atrás, están los kikos plásticos

Objetos y artefactos que marcaron la infancia de los cubanos hace ya más de medio siglo.

Aquellos cubanos que pasan de los cincuenta recordarán – con “nostalgia” y dolor – algunos de estos objetos y artefactos cubanos que voy a mostrarles a continuación.

Algunos eran, sí, artefactos; otros eran objetos “normales”, y no digo que utilitarios porque todos lo eran. ¿Cómo puede clasificarse este, por ejemplo?

Estaba concebido para sustituir los fósforos, que escaseaban a todo momento y que eran de tan mala calidad que perdían la cabeza muy facilmente. La lija de la caja era, de tan mala calidad también, que se arruinaba todo, y a veces para encender un fósforo había que sacrificar diez. Por eso surgió este aparato, para mí en el top de los diez artefactos cubanos, sin dudas.

Un pomito con alcohol, un taco de madera con un pequeño pedazo de metal en la punta donde había un algodón que se “emchumbaba” de alcohol y que, al pasarse por los dos “muelles” de la izquierda, provocaba una pequeña chispa que encendía el algodón.

Era sin dudas útil, pues duraba el algodón encendido y podías encender las cuatro hornillas sin riesgo a quemarte un dedo, como sucedía con los fósforos.

Los patines de hierro… cubano que se respete aprendió a montar patines con “esta cosa” que a menudo se desabrochaba, o se te viraba del pie y te dabas tremenda matá loma abajo.

¿¡Cuántos de nosotros no tenemos un hueso partido, o nos pelamos la rodilla, montando con estos artefactos que no sé si eran cubanos, rusos o chinos, que pesaban una tonelada!?

Uno de esos artefactos cubanos que nos provocó más de una caída al suelo.

El reloj marca Poljot, llegó a ser el símbolo de elegancia masculina en una Cuba socialista. El Poljot era como el Rolex para los obreros cubanos, y es acertado decir que era hasta viril llevarlo encima. Incluso roto; sin que diera la hora.

Me consta que, el viejo mío, por ejemplo, cuando se le rompió, siguió usándolo a cada rato, y a cada rato también le preguntaba la hora a alguien y le daba vueltas a la corona para ponerlo en hora a sabiendas que dentro de media hora, tendría treinta minutos de atraso en el reloj porque la maquinaria estaba rota y no andaba en lo absoluto.

El reloj Poljot, uno de los artefactos cubanos de más glamour.

Los kikos plásticos eran el zapato escolar. En la Vocacional de Santa Clara era el zapato oficial, hasta que llegaron las botas Centauro… o hasta que la gente empezó a tener hongos en los pies, porque en eso eran expertos. Bajo el Sol se calentaban de tal manera que, no les hago el cuento para no recordar tanto sufrimiento.

Bueno, tal vez algún día les haga alguna anécdota sobre los radios VEF, Sokol o Selena; o del detergente Campeón. Son cosas que pertenecen a la historia de Cuba, y que conviene tal vez recordar, ahora que nos van a dejar hasta sin dólares.

por Ariel P.

tal vez quieras leer: Los almendrones: historias y nostalgias de cubanos

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+