Connect with us

Published

on

Según una encuesta, hasta los republicanos estarían contentos con la llegada del cheque de 1400 dólares que propone Joe Biden.

Una encuesta ha revelado que el 60 por ciento de los republicanos apoya el cheque de alivio económico que impulsa el demócrata Joe Biden, una noticia que según un viejo amigo -politólogo de Facebook y en cualquier grill dominical en Miami donde sea invitado- confirma su vieja teoría de que “en USA, a todo el mundo le gusta el billete”.

De hecho es más del 60% de los republicanos ´los que respaldan el cheque de estímulo de $ 1,400 de Biden, según los datos que muestra la encuesta que, encuesta al fin, no refleja “la otra parte”. O sea: los que se quedaron sin ser encuestados.

Sin embargo, como muestra es significativa. Ya que apoyen o no a Biden en las urnas… son otros cinco pesos.

La encuesta, que fue publicada el miércoles por la Universidad de Quinnipiac, encontró que el 64 por ciento de los republicanos apoyan el aumento de pagos, junto con el 90 por ciento de los demócratas. Entre todos los encuestados, casi 8 de cada 10 dijeron que apoyarían los pagos más altos.

La encuesta se realizó entre 1.075 adultos entre el 28 de enero y el 1 de febrero, fecha en la que algunos legisladores republicanos en el Congreso estaban -aún están- tratando de bloquear los esfuerzos de Biden para proporcionar el cheque de alivio económico por $ 1,400, en medio de negociaciones en curso para un tercer paquete de ayuda por el coronavirus.

En enero, Biden dio a conocer un plan de alivio del coronavirus de $ 1,9 billones que incluía aumentar los pagos directos a $ 1,400, que sería la diferencia entre los $ 2,000 propuestos por Donald Trump antes de salir de la Casa Blanca y los démocratas, y los $ 600 finalmente “aprobados” por los republicanos.

Sin embargo, desde entonces algunos republicanos han rechazado el plan. Lo califican de demasiado caro, y están tratando de presentar su propia agenda de ayuda.

El pasado martes todos los demócratas del Senado votaron a favor de promover la resolución presupuestaria, mientras que todos los republicanos, aparte del senador Pat Toomey, que estuvo ausente, votaron en contra.

Los demócratas del Senado podrían aprobar el plan de ayuda de Biden, sin el apoyo de los republicanos, tan pronto como el viernes, pero necesitarán un voto unánime para hacerlo. Hasta ahora, los senadores demócratas Kyrsten Sinema, Mark Kelly y Joe Manchin no han dicho que apoyan el proyecto de ley, y si rompen con sus colegas de partido, matarían su aprobación.

Biden se reúne con demócratas

Después de que Biden se reuniese con los demócratas, la Cámara votó y dio el primer paso para impulsar el paquete de ayuda a través del Congreso sin el apoyo del Partido Republicano.

El presidente se reunió con los demócratas el miércoles, con la intención clara de aprobar su extenso paquete de ayuda para el coronavirus de 1.9 billones de dólares a través del Congreso sin ninguna ayuda republicana. Horas después, la Cámara Baja aprobó una medida presupuestaria en 218-212 votos, ordenando a una docena de comités que comenzaran a redactar las piezas del proyecto de ley de Biden, incluidos los $ 1,400 del cheque de estímulo, $ 350 mil millones en ayuda estatal y local y disposiciones más controvertidas, como un aumento del salario mínimo de $ 15.

Biden dijo a los demócratas más temprano el miércoles que está abierto a refinar elementos clave de su propuesta de casi 2 billones de dólares, al tiempo que enfatizó la urgencia de entregar rápidamente un proyecto de ley de ayuda masiva a la nación afectada por la pandemia.

Durante una llamada con el Caucus Demócrata de la Cámara de Representantes, Biden manifestó que estaba dispuesto a comprometerse sobre quién será elegible para los controles de estímulo de la próxima ronda, pero se mantuvo firme en el monto del pago de $ 1,400, según varias fuentes que participaron en la llamada.

“Estemos juntos, los respaldo y espero que ustedes cuenten con mi respaldo también”, expresó Biden a los demócratas de la Cámara de Representantes en su primera reunión desde que asumió el cargo.

Ante este hecho, el representante Jason Smith (R-Mo.), el republicano de mayor rango en el Comité de Presupuesto, se quejó de que “los demócratas en Washington están estableciendo un proceso partidista para que el vicepresidente emita el voto decisivo en el Senado sobre una serie de políticas radicales. Sus planes son tratar de utilizar esta pandemia para tomar más control gubernamental de su vida”.

Sin embargo, una opinión diferente tiene el presidente de la Cámara de Representantes, John Yarmuth.

Al hablar sobre la preocupación republicana de que los demócratas se están preparando para atravesar una “lista de deseos liberales radicales”, señaló que todo lo que se redacte en el documento se basará en las propuestas y la legislación de Biden presentadas por los demócratas de la Cámara, algo que los republicanos, en el pasado, han violado no pocas veces.

“Tenemos que darnos prisa,” dijo Yarmuth, tal vez recordando y recordándose así mismo que “allá afuera” hay gente que la está pasando muy mal, económicamente, con esto de la pandemia.

Tal vez la mejor opción sería “escuchar al pueblo”, pero ya sabemos que los políticos muchas veces solo saben escucharse a sí mismos, y eso de que representan al pueblo, parece ser solo cosa de las boletas electorales.

Ariel P

tal vez quieras leer: Tercer cheque, y primero de Joe Biden, pudiera llegar pronto

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga con DATOS en Cuballama! 500 CUP saldo + 1GB datos + 50MIN + 50SMSRECARGA AQUÍ
+