Connect with us

Cuba

Príncipe Carlos y Camila de Cornwall llegan a Cuba este domingo

Published

on

Príncipe Carlos y Camila

Con preocupaciones acerca de su dieta, qué va comer y dónde, llega la Duquesa de Cornwall, Camila, a La Habana este domingo.

Lo hará acompañada, de su esposo Carlos, Príncipe de Inglaterra, en lo que constituye el primer viaje de un monarca inglés a la isla en la historia, y en 500 y tantos años desde que la isla fuese “descubierta” por los españoles en octubre del año 1492.

Inglaterra tomó La Habana, que es decir, Cuba, en el agosto de 1762 como parte de la llamada Guerra de los Siete Años, y se la cambió a España, por la Florida, once meses después, en julio de 1763. Ni siquiera durante ese tiempo un monarca inglés puso sus pies en la Mayor de las Antillas, a pesar de que Cuba ya era considerada como la joya del Caribe. El honor, ahora, le corresponde a Carlos y a su esposa Camila.

La llegada de ambos no puede suceder en mejor momento para el gobernante Miguel Díaz-Canel y el pueblo cubano.

Con tensiones crecientes acerca de un posible colapso en la isla, dependiente en buena medida de los sucesos que están ocurriendo en Venezuela, se teme de todo en la isla, incluso un éxodo masivo.

Que llegue la monarquía inglesa – aunque sin la Reina Elizabeth – al verde caimán, precisamente ahora en que Inglaterra parece que se saldrá del Brexit, ahora que EE.UU. ha dado un poco de luz verde a la aplicación del título III de la Ley Helms-Burton, significa para muchos, muchas cosas.

“Las visitas reales se utilizan como parte de la diplomacia en el sistema británico. Son una forma útil de enviar mensajes, hacer contactos y pasar a las próximas etapas en las negociaciones diplomáticas”, dijo el ex embajador británico Paul Webster Hare en la isla, al tiempo que medios de otros países daban cuenta que esta visita ya había sido planificada desde hace mucho tiempo, y que no tiene nada que ver con Venezuela, ni con aplicación de una ley con implicaciones a empresas foráneas en el país que dirige Díaz-Canel.

El viaje sí, claro, cuenta con la anuencia del gobierno británico, y se hace  – a no dudarlo – con el objetivo de impulsar las “relaciones bilaterales en crecimiento” y los “vínculos culturales” entre ambos países, pero dudamos que Cuba pueda agradar tanto a Charles, como para que Inglaterra decida formar parte del juego político y del cachumbabé de patronazgo del cual son los cubanos testigos hace ya, ni se sabe, cuántos años.

Sin embargo, según el jefe del Consejo del Caribe, Chris Bennett, este viaje “es positivo en términos de demostrar el deseo del Reino Unido de tener relaciones más cercanas con Cuba, que tenemos una política independiente a la de Estados Unidos”.

Todavía en la isla se recuerda, por ejemplo, la visita del Duque de Windsor a mediados de la década de 1950; y muchos cubanos saben además que un eterno favorito de los ingleses, Winston Churchill, era un apasionado de los tabacos cubanos y que en varias ocasiones visitó la isla caribeña. Ese apego existe; y además el turismo inglés es fiel a Cuba desde hace decenas de años. Polos túristicos como Varadero, La Habana, Cayo Santamaría, Cayo Coco y Guardalavaca – por solo citar los cuatro más importantes – son testigos del cariño que el turismo inglés siente por la isla.

Una buena oportunidad para que este lazo se afiance con creces, será deleitar a Camila con lo mejor de nuestro arte culinario, a pesar de que la Duquesa seguramente se mostrará recelosa de cada platillo que le den a probrar.

AFP dice que Diaz-Canel es un reputado fanático de los Beatles, y por ahí bien pudiera encontrar un punto de convergencia el mandatario cubano para agradar a la pareja real.


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO