Connect with us

Cuba

Prensa oficialista señala a las gallinas viejas como las culpables

Published

on

gallinas viejas
Cortesía: Agencia Cubana de Noticias

Por culpa de las gallinas viejas, la producción de huevos decrece. Así al menos lo han reseñado los medios oficialistas

No hay huevos suficientes en Camagüey. La versión edulcorada de la prensa oficialista señala meridianamente a los principales responsables: las gallinas viejas. El viejo cuento de mirar hacia otra parte y nunca hablar de quienes son los verdaderos responsables de cada traspiés económico en la isla.

Jesús Díaz Quinta, director de producción en la Empresa Provincial Avícola de Camagüey, explicó a la Agencia Cubana de Noticias que no pudieron llegar a las 128 millones 909 mil huevos del plan anual; se quedaron en 120 millones 522 mil 960.

De acuerdo con el artículo de la mencionada agencia, “una vez se complete la repoblación con animales más jóvenes en las ocho granjas de gallinas ponedoras con las cuales cuenta la Empresa Provincial Avícola de Camagüey, se aspira a incrementar el nivel de puesta en cada una de esas unidades, indicador actualmente por debajo de sus índices de cumplimiento en el territorio”.

O sea que las gallinas viejas son las culpables. No la persona o las personas que elaboran los planes anuales en la citada empresa estatal. Y que supuestamente debían estar informados de la población de gallinas con la que se contaba y sus potenciales como ponedoras. Que debían prever además si en medio de las condiciones de la pandemia podrían contar con animales más jóvenes.

Jesús Díaz Quinta admitió ante los reporteros que aunque en la provincia hay 457 mil aves en explotación, habrá que esperar a abril para contar con suficientes gallinas jóvenes. Ya en enero de este año la producción de huevos no ha ido como se esperaba: ocho millones 789 mil 600, por debajo en poco más de un millón 758 mil unidades de lo que figuraba en planes.

Si para abril no hay suficientes gallinas jóvenes, habrá que ver cuánto escasea el huevo en Camagüey y cuánto deberán entonces pagar los cubanos de a pie por un cartón.

Neus Francino

Puede leer también: “El pienso, las gallinas y los huevos que no aparecen”



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO