Connect with us

Cuba

Los policías, las paradas de guaguas y la “situación coyuntural”

Published

on

Texto y fotos: Vladia Rosa García

En medio de la denominada “situación coyuntural”, los policías tienen la misión de organizar las colas en las paradas de guaguas, detener los vehículos estatales para que “adelanten” a la gente y velar por el orden

Para nadie es un secreto que el problema de transporte en Cuba persiste, igual que la tan mencionada situación coyuntural. Esperar una guagua durante dos o tres horas se ha convertido en hábito desde hace algunas semanas.

Desde la comparecencia del gobernante Miguel Díaz-Canel en la Mesa Redonda, anunciando la crisis, las paradas de La Habana cuentan con policías de guardia, que tienen la misión de organizar las colas, detener los vehículos estatales para que “adelanten” a la gente, y velar por el orden.

A las seis de la tarde de este viernes, en la parada de 3ra y 70, en Playa, hace horas no se asoma una guagua. Por esta zona deben pasar oficialmente tres rutas de ómnibus: el P1, el P10 y la 179. Además de todos los carros estatales que según la política de las autoridades, debido a la escasez de combustible, tienen que parar ante el reclamo de la población. Como la parada se encuentra cerca del Centro de Negocios de Miramar y de varios hoteles, pasan un montón de estos autos estatales pero hacen caso omiso a las señas de quienes esperan.

Mientras la desesperación se apodera de la gente, el policía de guardia se concentra en actividades diferentes. Ni siquiera se para a la orilla de la calle, sino que juega con su teléfono celular detrás de la parada y conversa por largo rato.

“No entiendo cuál es la función de ese señor, pasan autos vacíos y no los para. ¿De qué sirve que esté aquí si no resuelve nada?”, reclaman dos señoras.

“Es una falta de respeto, ojalá llegara su jefe para que viera cómo realiza su trabajo”, comenta en voz alta un estudiante esperando la reacción del oficial. Los automóviles siguen ignorando al personal, los taxistas particulares piden 1 CUC solo por cruzar el túnel de Línea, a unos pocos kilómetros, y no aparecen guaguas.

Algo parecido ocurre en la parada de Línea y G, en el Vedado. El sitio lleno y el oficial de tránsito se entretiene charlando sin atender la situación. “Ellos creen que por estar aquí ya cumplen, pero lo que hacen es molestar”, opina un señor canoso que espera en el parque.

Conductas como estas aumentan el descontento popular y conllevan a que los representantes del orden pierdan credibilidad ante el pueblo.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMS!RECARGA AQUÍ
+