Connect with us

Cuba

Pinareña recibe un año de privación de libertad por ofender a un policía

Published

on

Pinar del Río Camagüey Pinareña
Foto: Referencial - Perfil de FB Tribunal Provincial Popular Pinar del Río

Una pinareña identificada como Naimey Pérez Hernández ofendió públicamente con palabras obscenas a un oficial de la PNR, que ejercía funciones en la cola de un centro de comercio de la comunidad Hermanos Saíz, en el municipio San Juan y Martínez, según el periodista oficialista Guerrillero.

Su desafuero le costó un año de privación de libertad, aunque el Tribunal Municipal Popular de Pinar del Río finalmente se la conmutó por trabajo correccional sin internamiento y una multa de 300 cuotas, de dos pesos cada una.

En el juicio oral, el Tribunal Municipal Popular de San Juan y Martínez la sancionó por el delito de desacato. Fueron expuestas todas las pruebas aunque, la frustración acumulada, el calor imperante en la calle al momento del petate y las horas de pie que llevaba la pinareña Naimey al momento de demostrarle al oficial de la policía todo su “poderío lingüistico”, no quedaron expuestos ante los jueces.

Su actitud, por extraño que parezca, es recurrente en la isla, donde cientos y miles de cubanos se enfrentan cada día, con los problemas acumulados, a oficiales de la PNR menos preparados. En nuestro caso desconocemos si así le sucedió a la pinareña Naimey el pasado 10 de agosto, día en el que ocurrieron los hechos, pero lo expresamos “como atenuante”, aunque el juicio ya haya concluido y la sentencia sea firme.

noticia que tal vez quieras leer: Policías en Pinar del Río atacados a sombrillazos, mientras organizaban colas

También en Pinar del Río y “como parte del enfrentamiento a coleros y revendedores de productos, oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria detuvieron el pasado tres de agosto, en la vía pública de la cabecera provincial, al ciudadano Andy Maikel Fontes Pérez,” según la nota enviada por el Grupo Jurídico del Consejo de Defensa Provincial al diario Guerrillero.

Fontes Pérez revendía, al precio de ocho pesos cubanos convertibles (CUC), desodorantes y tubos de pasta dental marca Colgate, pero fue capturado in fraganti.

Durante la celebración del juicio oral y público solicitado por la Fiscalía, se le sancionó por el delito de Actividades Económicas Ilícitas.

Según el procedimiento sumario y el Tribunal Municipal Popular de Pinar del Río, Fontes Pérez deberá pagar una multa de 200 cuotas, de cuatro pesos cada una. El ciudadano no fue condenado a meses de cárcel, o a corrección sin internamiento, pero sí se le decomisaron los productos ocupados. La nota del portal de noticias de Pinar del Río no especifica las cantidades.

El oficialista Guerrillero ha venido continuamente informando sobre procesos similares llevados a cabo en la provincia de Pinar del Río donde, como en toda Cuba, se le ha dado una batida a estas ilegalidades. La cobertura periodística en el país ha sido amplia, pero lamentablemente presenta lagunas a la hora de exponer los hechos. La laguna abarca, los casos de las ilegalidades cometidas “más arriba” y se limitan generalmente a exponer robos de menor cuantía y específicamente de personas individuales, sin cargos reconocidos en el país, a lo sumo, un cuadro de Comercio y Gastronomía.

noticia relacionada: Cuba: Sancionan a presunto acaparador de aceite y detergente en la provincia pinareña

La semana pasada el tiro les salió por la culata, con la presentación del caso de un lechero que desviaba 80 litros diarios para la elaboración de un queso de excelente calidad, en un local aledaño a su casa donde, según las imágenes mostradas por la Televisión Nacional, el hombre mantenía una limpieza e higiene impecables, dignas de cualquier oficina de jerarca en el Comité Central.

Los internautas cubanos, habituados a pasar de largo y no solidarizarse con otros casos de robos expuestos en la TV, en esa ocasión saltaron voluntariamente y en masa a pedir que al llamado “Rey del Queso” en Artemisa no lo sancionaran, sino que por el contrario lo estimularan con un cargo al frente de cualquier empresa alimenticia, dada la eficiencia con la que el hombre, con escasos recursos, y jugándole cabeza al gobierno y sus apretadoras leyes, pudo en poco tiempo convertirse en todo un eficiente emprendedor privado; algo que cientos de empresas en el país no han logrado en más de 60 años, incluso con todas las prebendas y subsidios que les garantiza el gobierno.

Leer: Al Rey del Queso habría que estimularlo, no sancionarlo

por Roberto A.

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO