Connect with us

Published

on

Una piedra, más bien una roca, en realidad un meteorito, por poco mata a un funerario en Sumatra. El hombre ahora se volvió “millonario” gracias a la “pedrada”.

Un funerario en la isla de Sumatra aspiraba a tener algún día una gran fortuna con los muertos, pero esta le llegó del modo más inesperado: en forma de piedra.

Casi le cuesta la vida a este hombre hacerse millonario. Luego de años sirviendo como funerario, fabricando ataúdes y considerando este como el negocio que le permitía sobrevivir y darle de comer a su familia, lo que menos imaginaba este hombre es que una piedra lo iba a convertir de la noche a la mañana en postor. Sí, pero no estamos hablando de una piedra cualquiera.

Esta llegó a su vida a una velocidad espantosa. En forma de metereorito. Se puede decir que por “escasos centímetros” no le cayó encima el seboruco, que ahora le ha dado fortuna.

Josua Hutagalung, de 33 años, se encontraba fuera de su casa “unos metros”, en agosto pasado, haciendo un ataúd. Este hombre, que vive en el pueblo de Kolang, en el norte de la isla de Sumatra, sintió de pronto un estruendo enorme en la terraza de su casa. Lejos estaba de imaginar que era un objeto celeste –del tamaño de un balón de fútbol– lo que cayó sobre la terraza de su vivienda.

“Estaba trabajando en un ataúd, cerca de la calle, frente a mi casa, cuando escuché un ruido que hizo temblar mi hogar. Fue como si un árbol nos hubiera caído encima”, detalló el hombre al diario británico The Sun.

Pero no, no era un árbol. Era un meteorito.

“Estaba demasiado caliente para recogerlo, así que mi esposa lo sacó con una azada y lo llevamos adentro”, agregó el hombre.

Recuperado del susto y enfriado el meteorito, el hombre -que evidentemente no tiene un pelo de tonto- se dedicó a indagar sobre “la piedra”.

Resulta ser que esta roca espacial que le ha cambiado la vida a Hutagalung, ha sido clasificada por expertos como Condrita carbonácea CM1 / 2 y tiene nada más y nada menos que 4.500 millones de años de antigüedad. Dice The Sun, citando a expertos, que “es uno de los hallazgos de meteoritos más importantes de la historia, y podría contener elementos que den pistas sobre los orígenes de la vida.”

Por supuesto la rareza no podía costar cuatro kilos. Y de eso dio fe un coleccionista estadounidense que valoró la piedra como “millonaria”.

Con tan buen precio Hutagalung vendió la piedra al cantío de un gallo. Refiere que el dinero recibido equivale para él a “30 años de trabajo, suficiente para jubilarse y construir una nueva iglesia en su localidad”.

Los fragmentos del objeto espacial fueron llevados al Centro de Estudios de Meteoritos de la Universidad Estatal de Arizona (EE.UU.) y luego se pusieron a la venta en eBay. Un gramo de la misma se vende en 1,000 dólares, mientras que la piedra principal, de 1.839 gramos, ha sido tasada en más de 1,8 millones de dólares.

Ariel P

tal vez quieras leer: Roca usada durante 30 años para mantener abierta una puerta vale $100 mil dólares

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

+40 CUC Bono EXTRA. Por 20 CUC reciben ¡60 CUC!RECARGA AQUÍ
+