Connect with us

Cuba

Periodista cubano compareció ante Juez de Inmigración, en EEUU

Published

on

periodista cubano Yariel Valdés

El periodista cubano Yariel Valdés González se encuentra detenido desde hace varios meses en una instalación de seguridad en Louisiana. Ayer martes, compareció ante un juez de inmigración.

Un colaborador del diario Washington Blade el periodista villaclareño Yariel Valdés González, compareció este martes ante un juez de inmigración en Louisiana, con relación a su solicitud de Asilo en los Estados Unidos. El diario informa que Yariel compareció ante el juez Grady A. Crooks, en la instalación de seguridad de Bossier Parish Medium, en Plain Dealing, La., donde permanece en custodia de inmigración y aduanas de los EE. UU.

Valdés, de 28 años, ingresó a los EE. UU. el 27 de marzo de este 2019 a través del puerto de entrada de Calexico West entre Calexico, California, y Mexicali, México. El joven quien se desempeñaba en Cuba como periodista en la provincia de Villa Clara, solicitó asilo debido a la persecución que dijo haber sufrido en Cuba por ejercer su profesión en la más absoluta libertad. O al menos intentarlo.

Valdés González formó parte del grupo de periodistas del diario Vanguardia que escribió una carta “a las autoridades superiores”, en la que denunciaban entre otras cosas, que el salario que devengaban era insuficiente. Los jóvenes exigían en la misiva que se les permitiese colaborar con otros medios que pudiesen pagar sus colaboraciones.

Haber sido firmante de aquella carta que con duras críticas cuestionaba el funcionamiento de los medios oficiales, tuvo consecuencias indelebles en su vida como profesional; a tal extremo que prácticamente se vio obligado a salir del país.

Días después del ruido provocado por la carta, y del análisis efectuado con los periodistas involucrados a instancias del Partido Comunista en la provincia de Villa Clara, Yariel fue sancionado a un mes sin salario. A su regreso, se le puso como condición que no podía seguir colaborando con las dos revistas independientes para las cuales colaboraba: Oncuba Magazine y El Toque.

Yariel no decidió aceptar “el trato” ofrecido, y días después – por la misma causa – no le fue renovado tampoco otro contrato que poseía con la estación de radio CMHW, de la provincia villaclareña, donde también colaboraba frecuentemente. Sin trabajo y sin dinero, es lógico entender sus razones para emigrar. Es necesario recalcar que todos los periodistas firmantes de aquel documento, a excepción de dos de ellos que se arrepintieron publicamente de haberlo firmado, fueron expulsados de un modo u otro del diario Vanguardia, en una especie de “cacería de brujas” organizada desde el PCC de la provincia.

La carta que le cambió la vida a este periodista que llegó al periódico Vanguardia “con deseos de cambiarlo todo” fue el detonante en Yariel, un periodista interesado en escribir sobre problemas sociales que terminó yéndose a México, y que luego cruzó la frontera norte, limítrofe con los EE.UU.

El texto de aquel histórico documento, que puede ser consultado aquí, y todas las consecuencias que provocó en su vida laboral y personal después, sin dudas pudiera ser una de las “evidencias adicionales” que obligó al juez Crooks a programar una segunda audiencia para el 6 de septiembre.

Su caso no es “único”. Está documentado el acoso que sufren los llamados periodistas independientes en Cuba. Varios de ellos han sido arrestados en no pocas ocasiones por intentar cubrir desde una visión más personal y humana, y menos apegada al oficialismo, desastres naturales. Las detenciones reiteradas y vejatorias sufridas por periodistas como Elaine Díaz, Carlos Alejandro Rodríguez, Maykel González Vivero a quienes han obligado incluso a desnudarse delante de agentes de la seguridad y el orden público, puede incidir a favor de Yariel cuando el juez Crooks decida sobre su destino, que es decidir sobre un pilar de la constitución norteamericana misma: el derecho a la libre expresión y al papel que en ello ejerce la prensa. Yariel no podía ejercerlo en Cuba y por ello solicitó Asilo en los EE.UU.

En entrevista telefónica al Washington Blade, Yariel dijo estar feliz, con relación a como sucedieron las cosas.

Sin embargo, en honor a la verdad, las condiciones en las cuales se encuentra el joven en el Centro de Detención no son las mejores. De ello dio cuenta el propio Yariel en una carta enviada a la dirección del diario el pasado 29 de junio, donde describe las condiciones como “violatorias de los derechos humanos”.

tal vez te interese leer: Periodista cubana se marcha de la Revista El Arca y la llama “mediocre”

 

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡DOBLE RECARGA + regalos! Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMSRECARGA YA
+