Connect with us

Cuba

La pelota cubana: ¿otra olvidada por el INDER?

Published

on

Texto y fotos: Vladia Rosa García

Es difícil obtener calidad en la pelota cubana, cuando parece ser que el INDER ha olvidado hasta garantizar las mínimas condiciones en los terrenos donde entrenan los de las categorías infantiles

La pelota cubana ha desatado un alto nivel de descontento en la afición, pues en los últimos tiempos ha bajado su calidad, tanto en la Serie Nacional, como en los resultados del otrora espectacular equipo de la isla en terrenos foráneos.

Entre las principales causas del problema se encuentra el deficiente funcionamiento de la Comisión Nacional de Béisbol, así como las malas decisiones tomadas por esta. El entrenamiento duro debe empezar desde las categorías infantiles, pero las condiciones para el desarrollo del pasatiempo nacional aún no están creadas y esto conlleva a que los resultados de los equipos de mayores sean insatisfactorios.

Estadio Tomás Alba Edison

El panorama existente en algunas instalaciones de La Habana es decadente. Entre ellas podríamos mencionar los estadios Tomás Alba Edison y Rafael Cardona, este último de referencia, debido a que es sede de los partidos provinciales donde se eligen a los atletas que conformarán el equipo Industriales.

El acondicionamiento de los terrenos es pésimo. La hierba crece por encima del nivel adecuado, hay muchos huecos en el cuadro de juego y las gradas se mantienen sucias incluso los días de partidos concertados con antelación. Estas deficiencias perduran aún cuando entre las finalidades del presupuesto del Instituto Nacional de Deporte, Educación Física y Recreación (INDER) esté “el cuidado de la infraestructura, construcción y reparación de escenarios deportivos”, según explica su sitio oficial.

Además, en la Guía Referativa del INDER del año 2002 se “establece en todos los niveles del organismo dos días de cada mes para ejecutar trabajos de mantenimiento, higiene y embellecimiento de las instalaciones deportivas”, parámetro, al parecer, olvidado por los centros municipales de deporte.

¿No es la pelota el deporte nacional?

A decir de Agustín, padre de un pelotero de la categoría Sub 15, “antes de cada juego concertamos un trabajo voluntario con los profesores y arreglamos el estadio para facilitarles el partido a los muchachos”.

El contexto se agrava cuando además del mantenimiento de los espacios para jugar, los padres deben asegurar la compra de utensilios como guantes, pelotas, bates y spikes (zapatos especializados para entrenar). “Los niños vienen aquí porque les gusta jugar pelota, pero nosotras tenemos que comprarlo todo, nadie nos da nada”, así declaraban algunas madres que se encontraban en las instalaciones acompañando a sus hijos.

La preocupación principal reside en la importancia del béisbol para el país. ¿Acaso no es este el deporte nacional? Es imposible entender, entonces, la despreocupación del Estado en dichas cuestiones. No basta con el deseo de preparar mejores peloteros; también deben estar garantizadas las condiciones para que los jóvenes reciban un entrenamiento estelar, pues ellos serán los encargados de que la pelota cubana recupere el prestigio que alcanzó hace muchos años.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

COPYRIGHT ©CUBALLAMA 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS