Connect with us

Cuba

Otra menor cubana violada y perdura silencio del gobierno

Published

on

Otra menor cubana violada y perdura silencio del gobierno
Foto: natura_photos/Pixabay

Mientras los medios y las autoridades cubanas persiguen “ilegalidades” durante la pandemia, miran hacia otro lado cuando se trata de las violaciones y el aumento de la violencia contra las mujeres y las niñas.

Mediante redes sociales se supo de otra menor cubana violada en septiembre, esta vez en Camagüey y a plena luz del día en el reparto Las Delicias, de la ciudad cabecera de esa provincia, según dio a conocer en su página de Facebook “La Hora de Cuba”.

La víctima fue una adolescente de 15 años que “regresaba de la escuela cuando un hombre, al que vecinos identificaron como un vendedor ambulante conocido en la zona, la interceptó con una navaja y la obligó a entrar en un potrero cubierto por el marabú, donde la violó”, describe la publicación.

Los hechos ocurrieron cerca de la Calle 7, entre los caminos conocidos como Camujiro y Paso Piedra, al sur de la urbe y de acuerdo con una fuente cercana a la menor violada, esta fue interceptada cerca de una zona donde abunda la vegetación y “ese día la vieron pasar con un hombre que la llevaba abrazada, pero nadie sospechó porque era conocido por allí porque vendía jabones. Lo que nadie se imaginó era que la llevaba amenazada con una navaja”.

Quizás quieras leer Niña violada en Cuba: denuncian silencio de medios oficialistas

El hombre la habría herido con la navaja y también filmó la violación. La adolescente de 15 años fue socorrida en cuanto llegó al caserío y la denuncia realizada. Como dato preocupante, explicaron los vecinos del lugar, en menos de diez años en estos repartos que colindan unos con otros -Las Delicias, El Jardín y Camujiro- han ocurrido no menos de seis violaciones a menores de edad, de uno u otro sexo.

En este 2020 se ha registrado un aumento de denuncias en redes sociales y medios independientes de comunicación de violencia contra las mujeres y niñas, que los oficialistas y las autoridades suelen obviar de su discurso.

“De la misma forma que ponen en la TV los robos y las acciones del gobierno, hechos de este tipo deben ser publicados con la intención del llamado a la atención de la población”, escribió en un comentario el usuario Jorge Llanes.



Los gobernantes de la isla se han hecho de la vista gorda con este fenómeno que se da a conocer mayormente por otras vías, y por estos días ha provocado el debate el caso de otra cubana con secuelas por una violación en La Habana, cuyos agresores estuvieron en libertad durante un mes por el mal trabajo policial.

La semana pasada, el conocido actor Mario Guerra denunció el silencio de los sitios controlados por el gobierno ante los sucesos alrededor de otra cubana violada, esta de 13 años, y las presiones de las autoridades a los familiares para que no hablaran en redes sociales o medios independientes, que sí han seguido el caso.

“Periodistas, ¿qué hacéis? ¿Silencio? Entonces, no me ‘vendan’ más futuro por los medios. Salgan a la calle y metan la cámara en los barrios, las ciudadelas, las covachas y muestren la cuota de miseria humana que nos toca, que les aseguro no es poca”, manifestó Mario Guerra.

La violencia, las violaciones y los feminicidios en la Mayor de las Antillas han aumentado en los últimos meses sin que se distinga una respuesta de las autoridades de las altas esferas ante este flagelo que amenaza con convertirse en un problema mayor.

En febrero de 2020, el caso de una niña en Santiago de Cuba, de apenas ocho años, provocó una especie de revuelta social para ajusticiar al agresor, la cual motivó la intervención de las fuerzas del orden.

Meses después, en junio, se conoció que dos policías fueron condenados a penas de cárcel por violar y abusar sexualmente de dos adolescentes en La Habana -en un juicio a puertas cerradas del que estuvieron cerca de salir ilesos-, con penas de solo 8 años uno y seis el otro.

Durante ese tiempo, los activistas cubanos han incrementado el reclamo para que el país disponga de una Ley Integral contra la Violencia de Género y que se trate el asunto con mayor fuerza, tanto como se persigue a coleros y revendedores, en situaciones que atraen una amplia cobertura en espacios informativos.

Julio Linares  

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO