Connect with us

EEUU

Michigan votará hoy sobre la certificación de los resultados electorales

Published

on

Michigan
Foto: Wikimedia Commons

Michigan pudiera certificar hoy las votaciones y dar sus votos electorales a Joe Biden; pero si la votación se empata se irá a un terreno legal inexplorado.

El presidente republicano de la Cámara de Representantes del estado, Lee Chatfield, dijo el domingo durante una entrevista en Fox News, que si hay una votación de 2-2, tendrían “una crisis constitucional”, porque eso “nunca había ocurrido antes”.

La junta estatal de Michigan se reunirá hoy lunes para votar sobre la certificación de los resultados electorales, en lo que pudiera ser una Certificación de Muerte a los intereses de Donald Trump de revertir la decisión electoral en el estado.

Nadie en su sano juicio cree que algo diferente a lo que ya se sabe se certifique hoy, pero la votación no será tampoco una mera formalidad.

Con un Donald Trump al que los medios han empezado a diluir de sus noticias poco a poco, la junta estatal de Michigan se reunirá el lunes para decidir sobre la certificación de los votos, un paso que otorgaría formalmente al presidente electo Joe Biden los 16 votos electorales del estado, pero se presagia que habrá “tensión”.

Norman Shinkle, uno de los dos miembros republicanos en la junta de escrutinio, ya adelantó al representante republicano de Michigan, Paul Mitchell, que votaría en contra de la certificación de los resultados electorales hasta que se complete una investigación sobre el presunto fraude electoral.

A pesar de que no hay evidencia de fraude, lo que requeriría los votos en contra, la decisión de Shinkle parece firme, por lo que habría que esperar qué dice el otro miembro republicano de la junta de escrutinio, Aaron Van Langevelde, quien no ha adelantado su “decisión”.

El equipo de abogados del presidente Donald Trump había estado intentando anular los resultados de las elecciones a través de impugnaciones legales y si Aaron Van Langevelde y Shinkel se unen, habría un empate.

Al menos, sin el voto unánime, recaerá en Van Langevelde la decisión. O mejor dicho: la definición.

Una división en el voto llevaría al estado a un territorio legal inexplorado. Algo así jamás ha sucedido en el estado de Michigan, y si se da el empate, le tocará en último caso a la Corte Suprema de Michigan determinar cuál sería la decisión.

El presidente republicano de la Cámara de Representantes de Michigan, Lee Chatfield, dijo el domingo durante una entrevista en Fox News, que si hay una votación de 2-2, tendrían “una crisis constitucional en el estado de Michigan”, porque eso “nunca había ocurrido antes”, y explicó cual sería el proceso.

Si por el contrario, la junta de escrutinio votara en contra de la certificación de los resultados, el caso iría al tribunal de apelaciones del estado y luego al Tribunal Supremo del estado. Se espera que la Corte Suprema del estado exija a la junta que certifique los resultados y la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, una demócrata, podría reemplazar a cualquiera de los miembros de la junta.

Los abogados de la campaña de Trump le habrían dado “la luz” a Trump de cómo es el caso del supuesto empate y cómo podría actuar él a su favor en este sentido.

El problema, según analistas, es que Trump cree que la democracia estadounidense es como uno de los casinos que él posee, y en teoría cree que todo pudiera ser “comprado”. Ojo, no decimos que Trump quiera comprar nada, sino que asume que es “fácil” que se revierta una decisión de urnas electorales como si se cambiare de papel toalla en la cocina. Y no es así.

Es por ello que ha tratado de interferir con el proceso de certificación, “conversando” con los funcionarios de Michigan mientras él y el abogado Rudy Giuliani continúan alegando sin evidencia un fraude electoral generalizado y una “elección amañada”. Por lo pronto, las dudas se las han sembrado a Schinkle.

Trump también se reunió con los legisladores republicanos del estado de Michigan en la Casa Blanca la semana pasada y los líderes republicanos del estado, incluido Chatfield, dijeron en un comunicado que “todavía no hemos tenido conocimiento de ninguna información que cambie el resultado de las elecciones”.

En otro suceso trascendental, dos miembros republicanos de la junta de escrutinio del condado de Wayne, después de haber certificado las elecciones de su condado dijeron que querían “rescindir” sus votos, pero no existe ningún mecanismo legal para hacerlo.

El pedido de ambos llegó después de enterarse que el Comité Nacional Republicano y el Partido Republicano de Michigan enviaron una carta a la junta de escrutinios el sábado pidiéndoles que retrasaran la certificación durante 14 días.

Ambos entes pidieron que esperaran una auditoría de los resultados de las elecciones en el condado de Wayne, el condado más grande del estado que incluye Detroit, pero la ley estatal tampoco lo permite.

Roberto A.

tal vez quieras leer: Ningún juez sucumbe, pero Trump insiste

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

Recarga Cuballama con bono de: 1GB DATOS + 50 MIN + 50 SMS RECARGA AQUÍ
+