Connect with us

Published

on

Un halo de esperanza iluminó esta mañana noticiosa de miércoles, al saberse por parte de la TV somalí que los médicos cubanos secuestrados en Kenya hace apenas cuatro días “están vivos y fueron vistos en un área boscosa del país”.

“Fueron vistos vivos en el área boscosa de Halaanqo cerca de Barawe cuatro días después de su captura”, dijo RTN-Somali TV, una emisora con sede en Somalia.

La noticia trae sin dudas regocijo no solo a sus familiares y amigos, sino también a millones de cubanos que han estado al tanto de la tragedia. Los doctores cubanos secuestrados en Mandera, Kenya, (el cirujano Landy Rodríguez y el médico general Assel Herrera), no formaban parte de ningún grupo paramilitar o político, pero a decir de funcionarios kenianos, “son importantes”. ¿Por qué?

Al parecer los conflictos entre Somalia y Kenya son proclives a este tipo de hecho. Los captores saben del daño que hacen, y del valor de un rehén; más si es un médico.

Los secuestrados son piezas de intercambio importantes en negociaciones, para el logro de los reclamos y exigencias de los secuestradores.

El secuestro de los colaborantes cubanos de la salud tuvo lugar el pasado viernes 12 de abril.  Cinco pacientes tenían operación programada para ese día, pero ni Landy ni Assel llegaron al hospital. Eran galenos trabajando en una zona considerada “peligrosa”; un lugar al cual nadie quería ir. Ni siquiera los propios médicos kenianos. A pesar de las advertencias, ni Landy ni Assel echaron para atrás en su compromiso de ayudar a los más necesitados. Tal vez por eso se explica lo que resume el diario The Star:

“Los residentes habían llegado a quererlos realmente. Han ayudado a salvar muchas vidas en el corto período que han estado aquí. Esto es un desastre para nosotros”.

Ambos médicos llegaron a Kenya el verano pasado como parte de una brigada de cien especialistas de la salud, en virtud de un convenio bilateral firmado entre los gobiernos de Cuba y ese país africano.

Cuba, a través de su gobernanto Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, dijo que Cuba “se esfuerza sin descanso” para lograr la liberación de los médicos secuestrados.

Mientras, la policía de Kenya hace su mayor esfuerzo para encontrar pistas que le permitan esclarecer los hechos y dar con los captores. Para ello deberán contar con la buena voluntad de las autoridades de Somalia, ya que los secuestrados se encuentran en territorio de este último país.

El chofer que conducía el auto en el que viajaban los dos galenos cubanos, fue detenido para ser investigado por sospechas de que habría tenido algún vínculo con el secuestro.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga Cuballama! 95 cuc extra + $20 para VOLAR a CUBA!RECARGA AQUÍ
+