Connect with us

Cuba

Mariela Castro secunda la violencia contra el que disiente

Published

on

Mariela Castro
Foto: Mariela Castro en Facebook

Un perfil de Mariela Castro, que aparece en Facebook como oficial, compartió un texto con una incitación a la violencia contra conocidos opositores cubanos.

Una de las personas en Cuba que se supone debe condenar todo tipo de violencia por su trabajo al frente de una conocida institución, Mariela Castro, ha compartido mediante su página oficial un texto que la incita en contra de reconocidos activistas opositores de la isla, como los artistas Tania Bruguera y Luis Manuel Otero Alcántara.

La directora del Centro Nacional de Educación Sexual posteó un texto de Raúl Escalona Abella, titulado “La fábula de los apóstoles: necropoder y sacrificio en el discurso reaccionario cubano”, y destacó en su página oficial algunos fragmentos con imágenes violentas.

“Tenemos a la directora del Centro Nacional de Educación Sexual, la hija de la fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas, compartiendo un texto que debería estar condenando. Pero supongo que piensa que mientras la violencia machista se ejerza contra las mujeres que disienten del gobierno instaurado por su tío y su padre, no hay problema. Las mujeres que disentimos aparentemente no sufrimos violencia machista, solo nuestro merecido. Aparentemente, no somos ni siquiera mujeres. No olvidemos que es, además, diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular. Y si esta página no la lleva ella, debería por lo menos denunciar que se use su figura para promover la violencia contra la comunidad que ella dice defender”, afirmó en sus redes sociales Mónica Baró, una colega también mencionada en el artículo.

Según el texto de Escalona Abella, en la revista La Tizza, “las fábulas crecen a nuestro alrededor, no tienen moraleja, solo un gobierno culpable y una pornomiseria periodística narrando los nichos de la realidad que le interesa llenar toda vez que los crea. No tienen animales parlantes, sino mesías y mecenas; reaccionarios vestidos de revolucionarios; vulgares agitadores vestidos de apóstoles”.

Pero Mariela Castro comparte otros fragmentos incluso más preocupantes, con escenas de contenido violento, que llevan implícitas “amenazas” hacia los opositores mencionados, bajo el pretexto de reafirmar que estas situaciones no ocurren en Cuba.

“Mientras la bala no atraviese el cráneo de Tania Bruguera, ni el hormigón rodee el cuerpo sin vida de Otero Alcántara, o las descargas de fusil derriben la pose de la Baró, o los campos de concentración reduzcan a fertilizantes las ‘legiones de opositores’, o el espacio social cubano sea reterritorializado de forma pormenorizada en la continua exclusión, acompañada de un planificado exterminio — a la usanza israelí — , el necropoder evocado seguirá siendo, como dice Carlos Aníbal Alonso, mera fábula”, reza una de las polémicas opiniones que Mariela hace suya.

Omar Cortázar



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO