Connect with us

Cuba

La Copa amaneció este martes como si fuera La Tropical

Published

on

La Habana La Copa
Foto: Cortesía para Cubacomenta

Yo sé que las generaciones actuales desconocen “un tanto” como podía ponerse y se ponía “La Tropical” con su famoso “Salón Rosado”, pero lo sucedido esta mañana en La Copa – la tienda – les pudiera dar una idea.

Dos fuentes consultadas aseguran que lo que se formó esta mañana en La Copa fue de ampanga. Las fotos del tumulto no mienten.

Como toda buena “colera” del municipio de Playa, nuestra colaboradora Sandra estaba allí esta mañana, y dice que de  Tropical “nada” porque la entrada en La Copa se puso peor que en ese otro lugar, reconocido en otros tiempos como el salón de baile por excelencia en Cuba.

Sandra, evidentemente, dada su juventud, desconoce cómo se ponía La Tropical en los 80´cuando tocaba Van Van o Irakere. Aún en los 90´no había nacido, y por tanto no vio nunca cómo se ponía La Tropical con NG La Banda y La Charanga Habanera, por mencionar solo dos orquestas del top en el boom salsero de los 90´; pero sí conoce de este “boom” por los alimentos en las tiendas cubanas, y sobre todo de las tiendas en Playa, donde ella vive y está enclavada La Copa.

“Yo salí a las 4:30 de la casa porque ayer habían puesto en un grupo de Telegram que en La Copa había champú, acondicionador, detergente, pollo entero, pollo troceado, picadillo, jabón de lavar, jabón de baño, etc.; cosas útiles”, aclara esta joven integrante de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), pero que se confiesa “punto fijo en las tiendas” y no en la escalinata del Alma Mater.

cola para el café en Cuba 1/10/2020

Una cola para comprar café en una tienda del Vedado. Foto: Enrique Durán /Facebook

“Me pasé la madrugada desvelada porque tenía miedo que no sonará la alarma. Salí a las 4:30 y llegué 5:10 a la Copa y como ahí mismo está el Bar Q’Bola yo pensaba que la cantidad de gente que había era del bar, pero no. La gente estaba en la cola y el bar cerrado. Habían por lo menos 100 persona delante, porque la gente estaba metida en las escaleras de los edificios que quedan al frente y estaban dispersos. Me senté en una esquina y había un piquete de gente que dormían en cartones y estaban tapados con sábanas. Esos eran los primeros. Habían llegado a las 3:00 am porque el camión de la policía pasó y recogió a las 2:00 am a todo el que estaba porque según escuché, no se puede hacer cola antes de las 5:00 am”, expresa nuestra colaboradora más fiel.

“Bueno, a las 5:00 am llegó un chamaco a La Copa que decía que él era el primero porque había marcado a las 10:00 pm y que había ido a dormir. Un marginal. Se formó tremenda bronca de palabras y tremendo foco ahí. La policía había venido antes y le había pedido los carnet a par de gente pero se fueron y no vieron la pelea. Bueno, a las 7:00 am empezó la policía a organizar la cola y el resultado fue que no estuve dentro de las primeras 200 personas. No alcancé ticket. Me fui de allí porque según me dijeron la gente de la tienda atiende solo a los escaneados. Es por gusto tener una esperanza”, manifiesta esta joven que asegura haber perdido la misma esperanza a que esta situación se solucione.

“Todos los que estaban delante, se notaba, eran gente de barrios marginales. La mayoría afrocubanos y otros muchos coleros. Todos con “muy mala pinta”. Gente que se ve que no es de Playa. Llegaban y se saludaban y ya había otra manada colada. Tremenda soberbia. Son revendedores fula, que se les nota, que son coleros, revendedores y acaparadores”, continúa su relato la joven.

“Una amiga había pasado una tarde por ahí y me había dicho que eso le parecía un lugar donde la gente se puede dar puñalada por comprar, que no es una tienda normal. Le dicen el almacén de los revendedores. Ahí sacan bastantes productos pero los coleros son una mafia y ni el escaneado ese es tan útil porque son muchos y de todos los municipios de La Habana. La mayoría eran hombres“, concluyó.

El testimonio de esta colaboradora contrasta con la versión oficial del gobierno, que asegura haberle puesto un alto a los llamados “coleros”, revendedores y acaparadores.

Sin dudas el panorama es triste, porque la marginalidad de elementos inescrupulosos, aunada a una situación económica difícil, puede hacer prosperar los sentimientos más negativos en una población que parece vivir día a día sin esperanza.

Ariel P.

tal vez quieras leer: Siguen las colas, incluso sin los coleros

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+