Connect with us

Internacionales

Investigación de accidente aéreo en Etiopía: el piloto no tuvo la culpa

Published

on

Ethiopian Airlines

Un sistema dirigido a estabilizar horizontalmente el aparato habría actuado de acuerdo a lecturas erróneas hechas por un sensor dañado durante el despegue

De acuerdo con un reporte publicado por la cadena ABC News, basado en dos fuentes anónimas ha aportado datos de interés a la investigación del accidente aéreo ocurrido en Etiopía el mes pasado, y que involucra a la compañía de mayor prestigio dentro de la aviación mundial y a su “producto” más nuevo: el Boeing 737 Max 8.

El hecho, que desencadenó una reacción en todo el planeta obligando a varios países y aerolíneas a parar en tierra sus aparatos de este tipo, como consecuencia de un accidente previo en Indonesia que le costó la vida a 189 personas, pudiera haber sido provocado por un golpe en uno de los dos sensores de ángulo de ataque del avión cuando despegó el avión de pasajeros.

Este golpe, que las fuentes aseguran puede haber sido un ave, o pedazos de escombros en la pista, puede haber sido el responsable de los eventos siguientes que provocaron el accidente del avión, y de la muerte de las 157 personas que viajaban a bordo.

Según un informe publicado el miércoles, este golpe habría hecho posible que el sistema antibloqueo automatizado del avión comenzara a recibir lecturas falsas, y a pesar del esfuerzo del piloto, el sistema podría haber seguido presionando la nariz del avión hacia abajo hasta que se estrelló, informó ABC News.

el accidente pudiera haber sido provocado por un golpe en uno de los dos sensores de ángulo de ataque del avión cuando despegó el avión de pasajeros.

Conocido como MCAS (Sistema de aumento de las características de maniobra) e instalado en el Max para compensar los motores más pesados ​​y colocados más hacia adelante en las alas, su función consiste en evitar que la nariz del avión se levante demasiado en algunas condiciones específicas en determinado vuelo, lo cual puede provocar un volteo o giro inesperado de la nave – digamos por una corriente de aire, o una mala maniobra del piloto. Es ahí donde actúa el MCAS, que empuja la nariz del aparato automáticamente hacia abajo.

tal vez te interese leer:  Avión de Lion Air se estrella al mar con 189 personas a bordo

Según el informe de ABC,  que cita a personas informadas sobre los hallazgos preliminares de la investigación, los pilotos lograron apagar el MCAS, pero lamentablemente no pudieron revertir la trayectoria en picada del avión. Apenas vuelto a encenderse, este empujó nuevamente el avión hacia abajo.

Segun The Journal, que al parecer tuvo acceso a las mismas fuentes de ABC News, o a otras también informadas dentro de la investigación, el anterior software de Boeing, permitía el accionar del MCAS a partir de la lectura de un solo sensor. La investigación hecha al accidente de LionAir había aconsejado introducir cambios que, lamentablemente solo se pudieron efectuar luego de la catástrofe del avión de Etiopía Airlines. Bajo los cambios de software que Boeing acaba de anunciar como consecuencia del accidente, el MCAS se iniciará solo cuando haya lecturas de ambos sensores, e ignorará uno si tiene más de 5.5 grados de diferencia con el otro.

El MCAS ha estado en el centro de la tormenta desde que en octubre del 2018 se estrellara frente a las costas de Indonesia un avión de Lion Air que, como ya explicamos, era también un Boeing 737 Max 8.

“El MCAS comenzó a apuntar la nariz del avión hacia abajo antes de que este superara los 500 pies del suelo”, dijo el Journal.

Rápidamente los pilotes siguieron los procedimientos que fueron recomendados por Boeing después del accidente de Lyon Air. Anularon el sistema (MCAS) accionando dos interruptores, luego giraron una rueda manual que dirige la cola del avión en un esfuerzo por levantar la nariz del avión, pero fue demasiado tarde. El avión apenas había despegado de la pista, y no hubo espacio para corregir la maniobra.

Las investigaciones han arrojado que la trayectoria errática de este último, y la del  avión de Etiopía Airlines fue muy similar. Ambos vuelos se estrellaron después de drásticas fluctuaciones de velocidad durante el ascenso. Ambos pilotos hicieron esfuerzos todos los esfuerzos y maniobras aprendidas durante sus muchos años de vuelo y experiencia acumulada para regresar al aeropuerto de origen después del despegue, pero jamás pudieron lograrlo lo que da por pensar que “algo existe” dentro del software del aparato que se los impidió.

El último accidente está siendo investigado por las autoridades francesas y el gobierno etíope ha dicho que podría emitir un informe preliminar sobre el accidente esta semana.

con información de ABC News y The Journal

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+