Connect with us

Cine y TV

ICRT homofóbico, más allá del “perdón” de Abdiel Bermúdez

Published

on

ICRT Cuba

El ICRT seguirá siendo machista y homofóbico, a pesar de lo que diga Abdiel Bermúdez. Es un problema de raíz. EL PCC es un macho opresor y viril.

El ICRT, si se contabiliza la cantidad de locutores, presentadores y trabajadores homosexuales que hay en su nómina laboral, debiera ser el Instituto menos homofóbico de todo el país, y sin embargo las “censuras” en cuanto al tema son evidentes. La explicación es una y lógica: al ICRT lo controla un aparato “macho”, muy “machote”, orientado y dirigido desde el viril PCC.

Solo así se explica que en materia de “no molestarle la siesta a papá”, en el ICRT se acuda repetidamente a repetir un esquema: el de la heterosexualidad más tradicional, que según lo visto el pasado 14 de febrero, terminó siendo poco inclusivo -perdón: nada inclusivo- y hasta homofóbico, si se quiere.

El papelazo y la ofensa fue advertida por destacados miembros de la comunidad LGBTIQ+ que, principalmente a través de las redes sociales -porque claro, el macho viril del PCC controla todos los demás medios de difusión masiva en el país- salieron a dar el llamado berro; con toda la justeza del mundo.



El reclamo -al cual se le unen otros, como las besadas en señal de protesta por cortes en la exhibición de cintas donde aparece un beso homosexual, por ejemplo- llegó a oídos de los jerifaltes del ICRT que mandaron, ni cortos ni perezosos al periodista Abdiel Bermúdez a zanjar el problema.

noticia relacionada: Cuadro del ICRT dice que “voces amaneradas” no son profesionales ni creíbles

Tal vez hubiese sido ¿necesario? sacar a Raulito Isidrón, Lázaro Manuel Alonso o Humberto López -los tres, conocidos gays- a pedir disculpas; pero el primero es muy camaján para eso, y los otros dos cada día son más odiados. Fue así que la papa caliente se la dieron a Abdiel.

El holguinero intentó justificarse como pudo. Dijo que en el amor cabe todo, pero no convenció su disculpa. ¿Por qué? Porque los “errores” son continuos. Ni siquiera, como señalaba ese tremendísimo escritor y lingüista que es Pedro de Jesús López Acosta, se refiere a “un programa”. Fue todo el día en la TV.

Aquí el problema mayor no es que exista una raíz podrida, sino que al parecer continuará podrida.

El reciente anuncio de la creación de un organismo que dirigirá la información y la comunicación al pueblo, parece una jugada cantada y más malestares para quienes abogamos por la inclusión dentro de la sociedad cubana toda, de los miembros de la comunidad LGTBIQ+.

Prefiriría equivocarme y lo haría con gusto. Pero la partía de rostros machongones -Victor Gaute, Fernando León Jacomino, entre otros- presagian a pesar de la buena voluntad de Abdiel Bermúdez, heterosexualidad a borbotones en el ICRT a partir de los próximos meses.

Mientras en las sillas decisoras sobre el tema, permanezcan estos conocidos militantes de vieja y rancia data -formados en preceptos de machote caribeño- parece ser que Abdiel deberá comparecer otras cien veces, pidiendo lo mismo.

Porque a nadie le conviene ponerse en malas con papá.

Ariel P.

tal vez quieras leer: Detenciones para impedir besada gay frente al ICRT

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO