Connect with us

Cuba

Gente de Zona: “Nosotros somos de Cuba”  

Published

on

Por Lucía Paz

El último concierto en La Habana de Gente de Zona podría levantar nuevas polémicas en Miami, o no. En la capital de Cuba, sus seguidores incondicionales dicen que lo que quieren es bailar y disfrutar

Gente de Zona acaba de ofrecer otro multitudinario concierto en La Habana. Miles de personas se agolparon desde temprano para asistir a esta nueva presentación el aire libre del popular dúo cubano, uno de los mayores representantes de lo que se conoce como música urbana.

El concierto tomó como pretexto el estreno en Cuba de su cuarto álbum, Otra cosa, en el que Alexander Delgado y Randy Malcom, los integrantes del grupo, colaboraron con artistas de primera línea de la música latina.

La mayoría de las personas congregadas frente al Malecón eran seguidores incondicionales del grupo. Había también otros que solo llegaron arrastrados por   la curiosidad de ver por primera vez en vivo a Gente de Zona.  Decenas de grupos de jóvenes prácticamente adolescentes cantaban los temas mientras se movían al ritmo del “perreo”, un baile legado del reguetón.

Las muchachas se pegaban a los muchachos y bailaban al calor de sus hormonas desenfrenadas y con el furor típico de la adolescencia.  Pero no era solo un concierto para adolescentes. A ambos lados de la tarima personas de cualquier edad movían los cuerpos y agitaban los brazos mientras los cantantes acudían a los sonidos contagiosos de “Bailando” o “Traidora”.

Era una fiesta total, una suerte de éxtasis colectivo, de catarsis, una liberación que siempre hace ola cuando se presenta Gente de Zona en la capital cubana o algún otro exponente de la música urbana.

Gente de Zona surfea entre las dos orillas  

Antes del concierto había comenzado a crecer desde la Florida una ola de críticas contra el grupo cubano. Desde el exilio volvían a reclamarle su incongruencia y su falta de apoyo, dijeron algunos, a la necesidad de libertad de expresión de los cubanos. El concierto ocurría a pocas horas de que un grupo de artistas e intelectuales cubanos se unieran en Miami para apoyar al pueblo cubano y pedir la supuesta liberación de Cuba en un día tan simbólico como el de La Virgen de Regla.

Gente de Zona creció hasta niveles nunca vistos gracias sobre todo al impulso de la industria musical de Miami, donde Randy Malcom y Alexander Delgado residen desde hace años,  y desde ese instante en que tocaron las mieles de la fama gracias a “Bailando”, el tema que ha venido ser como la niña de los ojos para Gente de Zona.

El grupo abrió el camino para que otros cantantes de reguetón se decidieran a probar fuerte a mayor escala con los géneros urbanos. No son pocos los que han llegado a triunfar, mientras como siempre sucede en estos casos, algunos solo quedaron en la línea de arrancada.

Jacob Forever, quien perteneció a GDZ en sus inicios, es otro de los grandes representantes del reguetón cubano a nivel internacional. El cantante, quien también vive en Miami, ha encontrado en dicha ciudad un perfecto escenario para impulsar su carrera y hacerse mucho más internacional.

Sin embargo, los músicos de reguetón, entre ellos el mencionado “Jacob”, se han llevado más de una sorpresa en meses recientes por las intenciones de sectores políticos de Miami de ponerle cerrojo al llamado intercambio cultural, en el que los reguetoneros han tenido un peso fundamental.

Uno de los hechos más sonados de esta relación entre músicos y públicos de aquí y de allá fue la cancelación del concierto por el 4 de julio en Hialeah del propio Jacob junto a Srta. Dayana y El Micha. No importó que la mayoría de estos artistas tuviera residencia estadounidense para que les suspendieran y fueran la punta del iceberg de un movimiento que ha sido estimulado en Miami para regular el llamado intercambio cultural.

“Las instalaciones de la ciudad de Miami no se deben de prestar para que estos artistas vengan aquí a burlarse de nosotros, a ganar dinero y regresar a Cuba a utilizar esos fondos contra su propio pueblo y hablar mal de las libertades que les permiten estar aquí“, añadió en aquel momento el alcalde  de Hialeah, Carlos Hernández.

La Habana se calienta con Gente de Zona

En cambio, en La Habana, la mayoría no está al tanto de la ola de críticas contra Gente de Zona ni de las polémicas suscitadas  por los artistas cubanos que viajan a la isla y luego tocan en Miami, lo que ha despertado, no sin cierta razón, la indignación entre sectores de la Florida.

“Lo nuestro es bailar y disfrutar con Gente de Zona, que muy pocas veces tocan en Cuba y casi siempre cuando lo hacen es en clubes privados con una entrada que no podemos pagar”, dijo a Cuballama Katia Martínez, una joven universitaria que llegó al concierto junto a un grupo de compañeras de estudios.

Le pregunto a algunas de las muchachas que creen del intercambio entre artistas cubanos que viven en Cuba y los que residen en Miami. “Eso está muy bien, ojalá vengan más artistas cubanos famosos a tocar aquí porque casi nunca viene nadie a cantar. A mí me encantaría ver a Willy Chirino”, expresó otra de las jóvenes de unos 25 años.

La muchacha, a pesar de su corta edad, menciona a Chirino entre sus cantantes favoritos, uno de los músicos más prominentes y veteranos del exilio cubano.  “Siempre lo he escuchado a través de mis padres. Sus canciones antes la ponían bajito en la casa, pero yo cuando lo quiero oír lo pongo a todo volumen sin ningún problema. Ojalá venga algún día”, indicó.

Casualmente Willy Chirino junto a Albita Rodríguez suplantaron a Jacob Forever, El Micha y La Srta Dayana tras la suspensión del concierto en Miami.

La gente disfruta, baila y algunos jóvenes se comparten las cajas de “ron planchao”—el más barato que se consigue en CUC en Cuba. En el escenario Gente de Zona canta indistintamente con Kelvis Ochoa y Descemer Bueno, otro de los músicos cubanos que ha hecho carrera en Miami en la escena urbana, tras haber desarrollado en Cuba y Nueva York una trayectoria muy diferente a la que ha mantenido en los últimos años.

Es el segundo concierto de Gente de Zona en el Malecón habanero. Hace algunos años habían tocado igualmente para miles frente a lo que muchos llaman “el sofá de La Habana”.

Pero el concierto de mayor repercusión fue el que celebraron en la Ciudad Deportiva de capital junto a la famosa cantante Laura Pausini. Aquel no solo alcanzó impacto mundial por la presencia de la italiana, sino por los reiterados saludos y agradecimientos de Alexander Delgado al presidente Miguel Díaz Canel, quien se encontraba entre los asistentes.

Sus declaraciones levantaron la ira del exilio. En medios de comunicación de la Florida y en las redes sociales despertaron una ola de críticas que parecía imparable. Los llegaron a acusar de “comunistas” y llamaron a prohibirles sus presentaciones en Miami.

No obstante, la sangre no llegó al río y los músicos siguieron desarrollando su carrera más o menos con la misma normalidad. Y sus conciertos en la Florida se mantuvieron tras un poco de forcejeo inicial entre sectores políticos y el equipo de representación del grupo: la empresa Magnus Media, del salsero Marc Anthony.

El Micha fue otro de los invitados por Gente de Zona en el Malecón y las personas aplauden la colaboración. “Ese es otro grande la música cubana”, comenta a Cuballama uno de esos muchachos con el rostro tapado al estilo Bad Bunny.

Alexander Delgado ya había asegurado desde el escenario que “quien se olvida de dónde viene no sabe hacia dónde va, y nosotros somos de Cuba”.

Cuando hablo sobre los reproches hacia Gente de Zona en Miami por tocar en Cuba, le restan importancia al asunto. “A nosotros no nos importa nada de eso. Lo único que queremos es bailar y divertirnos, que la cosa está fea. Además, Gente de Zona está en otro “level” y nadie puede impedirles nada. Lo que tienen es que acabar de traer a Ozuna”, ríe mientras baila el contagioso ritmo de “Te duele”.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

+40 CUC BONO EXTRA - ¡Recarga TRIPLE en Cuballama!RECARGA YA
+