Connect with us

Coronavirus

Familia da albergue a anciana, “maestra de generaciones” en Pinar del Río

La maestra jubilada Aida Rosa Valdés Barbosa, de 83 años de edad seguramente no contó con el hecho de que Tobías, el patriarca de los Otero-Mirabal, le iba a dar albergue en su casa.

Published

on

anciana maestra Pinar del Rio

Dicen que médicos y maestros son personas que dan sin recibir nada a cambio. Falso. Llega un momento en la vida en que – por ejemplo – los maestros reciben parte de lo que alguna vez dieron, y así le ha sucedido a esta anciana maestra que ha visto como una familia en el municipio de Los Palacios le dio albergue en su vivienda.

Con el gesto, la familia Otero-Mirabal, residente en el Consejo Popular San Diego de los Baños, en el municipio de Los Palacios, ha dado una lección de amor escasa en estos tiempos.

Y más contenta no puede estar la maestra jubilada Aida Rosa Valdés Barbosa, de 83 años de edad. Esta anciana que vive sola y padece de una enfermedad crónica no transmisible, se vio vulnerable a la COVID-19 pero seguramente no contó con el hecho de que Tobías, el patriarca de los Otero-Mirabal, le iba a dar albergue en su casa.

“Es vecina y amiga de muchos años; le garantizamos su alimentación y los medicamentos, estamos viviendo momentos en que debemos estar aislados socialmente, pero solidarios”, explicó el “cabeza” de la familia.

https://bit.ly/RecargaTripleCuba?utm_source=cubacomentabannerarticulos&utm_medium=organic&utm_campaign=40CUCbono13-25abril&utm_content=ImagenGenerica

La más joven de la casa, Claudia, dice que Aida Rosa es como su abuela.

“Le preparo el desayuno, la merienda y el baño, es como si fuera mi abuela, es amable y como maestra siempre nos enseñó para que fuéramos buenas personas”, dijo esta joven que seguramente ahora siente un placer inmenso en su corazón por poder retribuirle a Aida Rosa todo el bien que ella hizo; todo lo que le enseñó, los consejos que impartió para que un día fuesen personas “de bien”.

El portal Radio Guamá afirma que Aida Rosa es “educadora de generaciones de la zona”, y aunque se mantiene lúcida, una ayudita no viene mal. El coronavirus es implacable con los ancianos, y estos merecen, tienen que estar resguardados.

La anciada dice que manifiesta agradecimiento por vivir con los Otero-Mirabal, aunque seguramente son los Otero-Mirabal los que están agradecidos con ella.

“Padezco de problemas renales, me atienden muy bien, todo a su hora, no salgo de casa como recomiendan los médicos y estudiantes que realizan la pesquisa diaria y, aunque tengo una edad avanzada, leo mucho y veo la televisión para estar actualizada”, reseñó la anciana.

La noticia, sin dudas positiva, me invita a una reflexión. ¿Estás en contacto con tus maestros de primaria, secundaria, pre-universitario? No sería mala idea que ahora te toque a ti devolverles a ellos las enseñanzas y el amor que un día te dieron. Si ahora eres un próspero ingeniero, médico, artistas, etc. no te olvides de quienes un día te dieron todo un mundo, sin pedirte nada a cambio.

tal vez quieras leer: Anciana cubana encontró $24 800 pesos y los entregó a la PNR

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO