Connect with us

Cuba

Estadounidense sobreviviente de accidente en Cuba será operado en EEUU

Published

on

Accidente en Malecón-Cuba

Uno de los dos estudiantes norteamericanos que sobrevivieron al terrible accidente ocurrido en el Malecón de La Habana y que ya se ha cobrado cinco víctimas, se prepara para ser operado en la Florida, reveló el medio Local10.

Eli Martínez, de 19 años, se someterá a una cirugía en el Hospital Regional de Boca Raton, luego de escapar milagrosamente del impacto de un Mercury de 1952 que perdió el control y terminó proyectándose contra un grupo de personas reunidas en el Malecón habanero.

Eli, junto a Matt Moore, de 20, ambos turistas del sur de la Florida, se encontraban entre los más de 20 heridos que reportaron las autoridades cubanas.

Martínez contó al medio floridano cómo fue que pudo salvar su vida: saltando hacia las rocas.

La historia narrada a Local10 tiene un matiz inspirador dentro de la tragedia, y es que a los médicos cubanos en el Hospital Docente Clínico Quirúrgico Calixto García de La Habana les ayudó horas antes un buen samaritano de nombre Giuseppe. Este, dijo Martínez, rompió una botella, cortó sus pantalones, y ayudó a cerrarle la herida. Además, ayudó a los agentes de policía a llevarlo a un taxi para llevarlo al hospital.

Desde la cama del hospital el joven agradeció a este buen samaritano y también los médicos que le atendieron en el hospital. Su amigo, Moore, dijo que los profesionales de la salud en Cuba eran impresionantes.

Moore también será operado. Se encuentra en Delray Beach Medical Center. Este asegura que los médicos cubanos en la isla, aunque no cuentan con todos los recursos necesarios usaron lo que tenían de la mejor manera posible.

En las últimas horas han emergido más detalles del accidente que cobró la vida, hasta ahora, de cinco personas: Ulises Canales, periodista de Prensa Latina, Franklin Baket, Osmany González, Yurislandy Martinez y la última fallecida, Yanelys Massó León.

En un inicio las autoridades informaron que el conductor del vehículo, cuya identidad no ha sido dada a conocer, “había consumido bebidas alcohólicas y aunque no se encontraba en estado de embriaguez, sí estaba afectada su capacidad para conducir.”

“El conductor del vehículo tenía una concentración 81 miligramos por ciento de alcohol etílico en sangre al momento de ocurrir el hecho,” expresó en una extensa declaratoria el portal oficialista Cubadebate al resumir la intervención del teniente coronel Jesús Aguilar Hernández, jefe de sección de tránsito de la División de Investigación Criminal de Operaciones.

En la muestra de orina se encontraron rastros de mentol, cafeína, nicotina e ibuprofeno, y no se comprobó presencia de drogas ni abuso de sustancias de efecto similares”, apuntó el oficial al leer el informe emitido por las Autoridades de la Comisión Nacional de Tránsito, con relación al accidente acaecido en la intersección de 23 y malecón en La Habana en la madrugada del domingo 19 de mayo.

El informe expresa además que “el pavimento por el que corría el vehículo se encontraba seco y en buen estado de conservación. Igualmente existía buena iluminación y visibilidad. Entre tanto, la revisión técnica criminalística reveló que el funcionamiento del sistema de frenos en las ruedas delanteras era deficiente”. Según detalla el informe policial, se aprecian “grasa seca en las bandas y huellas de fricción no uniformes en las tamboras”.

En el momento del accidente – continuó explicando el oficial – “el vehículo transitaba a gran velocidad y con la música alta.”

Sin embargo, el fátidico sucesó se desencadenó cuando un peatón se bajó de la acera del Malecón de manera irresponsable. Este peatón – que no ha sido dado a conocer su nombre – se impactó contra el parabrisas del auto y a partir de ahí “se produjo la maniobra violenta del vehículo, seguido del impacto a las personas que estaban en el malecón”, agregó el jefe de sección de tránsito de la División de Investigación Criminal de Operaciones .

No obstante, la investigación arrojó los siguientes datos. Los ocupantes del auto le habrían pedido reiteradamente al chofer “que disminuyera la velocidad y que atendiera a la conducción pues conversaba con las personas.

Las autoridades revelaron también otros detalles con relación al chofer: Este, hasta el 2014,  tuvo cinco sanciones administrativas de suspensión de la licencia de conducción, cuatro de ellas por peligrosidad. El vehículo, desde el año 2007 no pasaba por la planta de revisión técnica, el llamado somatón.

Según explicaron los funcionarios, el chofer podría enfrentar sanciones de privación de libertad de uno a diez años al ser un delito por imprudencia, aunque como atenuante podría usarse a su favor el hecho de que no solo no se dio a la fuga, sino que además estuvo en el lugar ayudando con las personas heridas. A no pocas de ellas cargó, y subió a un auto para que fueran trasladadas hacia el Hospital.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡ Recarga DOBLE + REGALOS ! Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMSRECARGA YA
+