Connect with us

Cuba

Emprendedores cubanos alarmados ante cancelación de viajes de cruceros

Published

on

Texto y fotos: Flavia Viamontes

La larga fila de autos antiguos apostados en las puertas de los hoteles Manzana Kempiski, Parque Central,  Inglaterra y Plaza, una de las intercepciones más concurridas de La Habana, es uno de los grandes atractivos para los visitantes extranjeros que pasean por la zona.

Los turistas aprecian y alquilan los Cadillac, Chevrolet, Ford o Pontiac, para recorrer la capital recreando la “estampa vintage” que ofrecen esos coches.

Los precios de los recorridos oscilan entre 30 y 40 CUC por hora, “pero en épocas como esta, de baja, nos vamos hasta por 25”, dice Alejandro, chofer de un Cadillac rosado descapotable y enorme que lleva todo el día parqueado frente a la legendaria Manzana de Gómez y bajo el fuerte sol habanero.

Él, apostado a la sombra de un árbol en el Parque Central, trata de buscar clientes y ofrecerles sus paseos por La Habana. Vestido con guayabera blanca de mangas largas y un enorme sombrero de yarey, Alejandro comenta a Cuballama sobre lo terrible que se ha puesto el trabajo desde que los cruceros dejaron de llegar a puerto cubano.

El 5 de junio pasado la administración de Donald Trump  anunció nuevas regulaciones para restringir  los viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba y prohibió los viajes de cruceros a la isla, así como la modalidad “people to people”.

Las nuevas medidas han generado diversas opiniones entre cuentapropistas cubanos, analistas, y hasta de turistas estadounidenses y de otras nacionalidades. Las sanciones se suman a otras como las limitaciones de visas para cubanos y la reciente activación del Título III de la Ley Helms-Burton, que permite a ciudadanos de EEUU hacer demandas judiciales contra empresas que operen en la isla.

Pero donde más han impactado es precisamente entre el cubano que busca sus ingresos en el trabajo con los turistas: choferes de taxis, dueños de paladares o de agencias de viaje. “Hasta el que vende maní en el puerto y se lo ofrecía a los turistas que bajaban de los cruceros”, reconoce Alejandro que asegura no entender la medida.

El argumento que usó la Casa Blanca para estas nuevas regulaciones se basó en el apoyo que se le da a Venezuela desde la isla caribeña y tiene como objetivo explícito asfixiar a la economía local, que no respira aire puro desde hace algunos meses. “Todo se ha puesto muy difícil”, afirma el chofer y cuenta que en la semana llegaban hasta dos cruceros y a veces no daban abasto para cubrir todas las demandas de recorridos por la ciudad.

Las empresas de cruceros Carnival, Royal Caribbean Cruises y Norwegian Cruise Line, tres de las principales que tenían a Cuba en sus itinerarios, tuvieron que cancelar esta opción.

En tanto la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, por sus siglas en inglés) informó que los cambios, hechos por Trump sin previo aviso,  afectaron casi 800 mil reservas de pasajeros que actualmente están programadas o en curso.

Hasta 2016 Cuba fue un destino prohibido para los cruceros que realizan recorridos por el Caribe. En ese año se desató el boom por visitar la isla luego de que la administración de Barack Obama protagonizara el deshielo de las relaciones.

“El pueblo americano sí quiere venir a Cuba y quiere conocer, hacer turismo. En más de un año que llevo en este trabajo no me encontré un solo norteamericano que no haya llegado muy interesado. Preguntan de todo, lo quieren saber todo y no solo sobre política”, nos explica Alejandro.

Otro taxista, Reinier, coincide con su colega. A bordo de uno de los taxis amarillos y modernos destinados al turismo, acota que la baja delç viajeros es enorme. “Siempre en esta época del año merma un poco, pero específicamente en La Habana Vieja no se notaba mucho por el asiduo trasiego de cruceros”, admite. “Ahora la situación es crítica”.

La estancia de cruceristas en un puerto es de menos de 24 horas, pero las ganancias son altas porque llegan ávidos de pasear y conocer. La paladar “Doña Eutimia”, ubicada justo al final del Callejón del Chorro, a un costado de la Plaza de la Catedral y muy cerca de la Terminal de Cruceros, es uno de los sitios que también ha sufrido la baja turística.

Cortesía

Larisa, una de las dependientes, lo corrobora. “El trasiego cada vez que arribaba un barco era importante, ahora está más bajo”. “Doña Eutimia” es uno de los espacios más concurridos de La Habana Vieja pero se está sintiendo también la poca demanda.

“Claro, en esta época  siempre merma el número de viajeros, pero los cruceros ayudaban mucho”, coincide la muchacha con el resto de los afectados.

“Los de arriba siguen viviendo como quieren: dinero, viajes, problemas resueltos y nosotros cada vez más apretados”

La soga cada vez está más apretada en el cuello de los cubanos. Desde adentro y afuera las medidas en contra de supervivencia en la isla ahogan y, siempre, existe un único perjudicado.

Las medidas pueden afectar al gobierno que deja de recibir ganancias, pero la repercusión recaerá sobre los particulares que dejan de tener trabajo, todo es una cadena.

“Si los americanos piensan que con estas medidas le hacen daño al gobierno cubano, están muy equivocados. Yo los creía más inteligentes. Trump, su camarilla y todos los que lo han precedido no se acaban de percatar que es el pueblo el único perjudicado”, opina Luis, un señor de más de 60 años, que vende libros en la Plaza de Armas.  “Los de arriba siguen viviendo como quieren: dinero, viajes, problemas resueltos y nosotros cada vez más apretados”, añade.

Franco, un muchacho de 21 años que tiene un puesto de artesanías en la calle Obispo, pone cara de alarma cuando le pregunto. “Hoy he vendido 10 dólares, ayer solo siete. No hay avance posible.” No quiere seguir hablando. Igual, con su rostro lo expresa todo.

Agobiados por el intenso calor, dos turistas argentinos y un canadiense miran las ofertas de Franco. Los tres coinciden en que Cuba cada vez está más ahogada, pero “los cubanos saben resistir”, dice una de las porteñas. “Todo es hasta un día”, le replica el del norte del continente en perfecto español.

 


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+