Connect with us

Cuba

El mérito de César Prieto y las rachas en Grandes Ligas

Published

on

César Prieto
Fotomontaje del autor

César Prieto lleva 42 partidos bateando al menos un hit

Cuando el cienfueguero César Prieto conectó un lineazo por encima de la segunda almohadilla en el quinto capítulo del juego de este domingo en el campeonato cubano de pelota, su nombre continuó grabado en todos los titulares beisboleros de las publicaciones deportivas de la isla y un poquito más allá.

No es para menos, con ese imparable extendía su racha a 42 partidos pegando al menos un indiscutible, uno de los récords más difíciles de imponer en cualquier pelota del mundo, a pesar que algunos “exigentes” traten de restarle mérito a la hazaña por la baja calidad en estos tiempos de los lanzadores antillanos.

Partidos a pleno sol (muchos de ellos a siete entradas) y condiciones para jugar al béisbol que en muchas ocasiones no son las ideales, son atenuantes para este joven de apenas 21 años de edad que está considerado por muchos especialistas y aficionados como uno de los mejores peloteros cubanos de la actualidad.

En 60 Series Nacionales solo el santiaguero Rey Isaac había podido llegar a 37, una marca que el próximo mes de diciembre iba a cumplir 26 años; y otros dos habían podido sobrepasar los 30 desafíos seguidos pegando hits: Lázaro Vargas -en 1986- y un joven de 16 años llamado José “Pito” Abreu en su campaña de novato en 2004, ambos con 31. Basta estos datos en la mano para darnos cuenta la magnitud de este récord que aún se puede incrementar.

Cuando buscamos por otras ligas profesionales del mundo, solo en las Grandes Ligas encontramos, desde el siglo XIX, cuatro peloteros que tienen esta cantidad o más de partidos en línea pegando imparables (no se logra desde hace 52 años), dos de ellos en el siglo pasado.

Salvando las distancias y sin el menor ánimo de comparaciones, este récord del cubano ha sacado a la palestra estas seguidillas que queremos traerles hoy a los aficionados para que tengan una idea de lo difícil que resulta anotarse un sencillo en cada juego que un pelotero participe en un lapso de tiempo de más de un mes.

En la historia de las Grandes Ligas casi 60 jugadores han eslabonado cadenas de 30 o más partidos pegando al menos un indiscutible, pero solo diez de ellos han sobrepasado los 35 y apenas la mitad lo han hecho en más de 40 desafíos seguidos.

El récord data ya de 79 años, cuando el llamado “Clipper” de los Yankees de Nueva York, Joe DiMaggio, se mantuvo nada menos que 56 juegos al hilo conectando imparables, desde el 15 de mayo de 1941 hasta 17 de julio, para llevar a su equipo al primer lugar de su división.

En esa racha, DiMaggio alcanzó un promedio de bateo de 408 con 15 cuadrangulares y 55 carreras impulsadas y quebró el récord de Willie Keeller, que se mantuvo durante 45 pleitos dando hits con el uniforme de los Orioles en el muy lejano 1896.

El tercero en la lista es el polémico Pete Rose, quien logró en 1978 la cadena de 44 desafíos pegando imparables jugando con los Rojos de Cincinnati, récord que se mantiene vigente para la Liga Nacional. Rose, llamado “El Rey del hit”, es el pelotero que más ha conectado en la historia con 4 mil 256.

Cierran, con más de 40 partidos en línea, Bil Dahlen -de los antiguos Chicagos Colts en 1894 (42)- y George Sisler en 1922 (41), con los también extintos San Luis Browns. El último que más se ha acercado fue Jimmy Rollins de Filadelfia, cuando en 2006 logró una cadena de 38.

Entre los nativos de la isla la seguidilla más larga es la del zurdo Rafael Palmeiro con 24 impuesta en 1994, seguido de las 23 de Orestes “Minnie” Miñoso, estampada en 1955 y la de “Pito” Abreu, fabricada este mismo 2020 cuando llegó a 22 partidos consecutivos pegando imparables para ayudar a sus Medias Blancas a ganar 17 de los 22 partidos jugados en ese período.

Sobre César Prieto es oportuno decir que el año pasado ya había eslabonado una racha de 22 partidos disparando indiscutibles y que en 26 de esos juegos pegó más de uno, para un impresionante 61.9%.

A partir de mañana martes los amantes del béisbol estarán expectantes cuando vuelva salir a la grama de su estadio. Veremos hasta dónde podrá llegar este nuevo talento de la pelota cubana.

Roque Díaz



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO