Connect with us

Cuba

El Chacal Rigondeaux regresa en diciembre de la mano de Al Haymon

Published

on

Rigondeaux

Luego de su desastrosa derrota en diciembre del 2017 ante Vasyl Lomachenko, el boxeador cubano Guillermo Rigondeaux, quien hasta esa derrota fuera considerado por muchos como uno de los mejores libra por libra en el boxeo rentado y una máquina perfecta dentro del arte de dar y que no te den, ha anunciado su regreso a los cuadriláteros.

Con 38 años de edad en sus costillas, pero todavía con un físico envidiable y unos reflejos fuera de lo común, “El Chacal” dice que aún tiene mucho que hacer dentro del ring y ha anunciado su unión al team de otro fuera de serie, el filipino Manny Pacquiao, firmando con Al Haymon, una de las vacas sagradas dentro de las promotoras de boxeo.

Además, según The Ring, lo hará regresando a las 122 libras, su peso habitual, y donde hasta hace poco era considerado un invencible.

De acuerdo con The Ring, Rigondeaux pudiera estar sobre el encerado el próximo 1ro de diciembre, complementando la cartelera que tendrá como plato fuerte el encuentro a puños entre Deontay Wilder-Tyson Fury. Para muchos, no debería ser Fury quien debería enfrentar a Wilder, sino otro cubano: Luis “King Kong” Ortiz.

Sin embargo, el regreso de Rigondeaux si bien no sirva para suplantar el dolor dentro de los cubanos amantes del boxeo que querían ver una revancha entre Ortiz y Wilder, servirá para tener un medidor exacto de la capacidad de recuperación del santiaguero, tras su derrota – psicológica más que nada – ante el astro ucraniano Lomachenko.

Existe sobre “El Chacal” todo un maleficio que, pudiera romperse a partir de este mes, si como dice The Ring, el ídolo de miles de cubanos se encierra entre las cuerdas.

Su maleficio tiene nombres y apellidos: el negocio del boxeo. Ese que permite que los rivales lancen escaramuzas y eviten por todos los medios enfrentar a un hombre que parecía invencible en las 122 libras y que tuvo que subir en prácticamente unos días a las 130 libras para poder pelear con alguien, mucho más joven que él incluso, pues nadie en las 122 libras quería pelear con él. Decían que era un problema de dinero, pero la realidad es que ninguno quería salir lastimado.

El último de sus rivales, el mexicano Flores, recibió un derroche de golpes tal en apenas tres minutos del primer round que, cuando sonó la campana de finalizado el asalto, aprovechó un “ligero” golpe fuera de tiempo por parte de Rigondeaux para tirarse al ring y no volver más, buscando, de paso una descalificación que nunca vino.

Su derrota contra Lomachenko, hizo que perdiera su corona en los 122, una corona que debía pertenecerle y que ahora posee otro que, seguramente, enfermará hasta una tía inexistente con tal de no enfrentar al santiaguero. O quizás no, porque donde está Haymon hay dinero.

Lo que falta por ver es sí, aparte del money, hay algo más que embulle a los rivales potenciales de Rigo a treparse al cuadrilátero a cruzar golpes contra él.

Ahora respaldado por Haymon, y con un grupo de fechas disponibles tanto en Showtime como en Fox, Rigondeaux tendrá la oportunidad de demostrar que aún le queda mucho en el tanque, y ver si SantaCruz o Frampton, tienen lo que hay que tener.

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Super descuentos en ENVÍOS a CUBA! - Splits, motos y más - ¡Especiales 4 de Julio!ENVIAR YA
+