Connect with us

EEUU

EEUU: Tras el caos en el Capitolio emerge la democracia

Published

on

capitolio de EE.UU.

Después de todo esto, la democracia pareció emerger en el Capitolio. Casi todos los senadores y congresistas condenaron los hechos vandálicos y Joe Biden fue finalmente certificado como próximo presidente de EE.UU.

El Congreso de los EE.UU. certificó anoche la victoria del demócrata Joe Biden como el presidente número 46 en la historia de los EE.UU., a pesar del caos y el desorden que un grupo de manifestantes extremistas y simpatizantes de Donald Trump provocaron, cuando irrumpieron por la fuerza en el Capitolio.

Las imágenes del caos y la violencia desatada han dado la vuelta al mundo. Como resultado de “la jornada”, 4 personas murieron; tres de ellos, “en servicio de emergencias”, que viajaban a bordo de una ambulancia hacia o desde el lugar de los hechos, no relacionados con ninguna arma de fuego. La otra, la mujer que fue vista saliendo del Congreso, herida, y que resultó ser nada más y nada menos que una veterana de guerra: Ashli Babtt.

Varios de los que irrumpieron en el Congreso han sido identificados. El “Vikingo”, el joven con piel de bisonte encima y tarros, es un veterano de las protestas. Su nombre: Jake Angeli, 32 años, conocido entre la gente de QAnon como “Shaman”.

Otro: el que irrumpió en la oficina de Nancy Pelosi, puso los pies encima de su escritorio y agarró en su mano varios emails confidenciales. Es un hombre de Arkansas de 60 años que afirma que se postulará para gobernador de Arkansas en 2022 y se describe a sí mismo como un nacionalista blanco en línea. Su nombre, Richard ‘Bigo’ Barnett.

Otro miembro de la presunta banda de “patriotas” es Tim Gionet, una personalidad en línea conocida como Baked Alaska que es descrito por el Southern Poverty Law Center como un nacionalista blanco que participó en la manifestación de extrema derecha de Charlottesville en 2017. Otro saqueador, el que sonrió para una foto mientras se alejaba con un atril, ha sido identificado como Adam Johnson, un graduado de psicología de Bradenton, Florida.

Imágenes del caos dejado y de los daños al edificio provocado por los asaltantes pueden ser vistas en una recopilación que publica hoy el periódico Usa Today.

En total fueron 52 los arrestados. Además de los 4 muertos hay 14 policías de Washington D.C heridos tras los disturbios y manifestaciones pro-Trump cerca y en el Capitolio de los Estados Unidos el miércoles, según la información inicial publicada por la policía. Se espera que esos números aumenten.

Barack Obama, presidente de los EE.UU. que antecedió a Donald Trump, dijo que lo sucedido es “un momento de gran deshonra y vergüenza para nuestra nación”.

“La historia recordará con razón la violencia de hoy en el Capitolio, incitada por un presidente en funciones que ha seguido mintiendo sin fundamento sobre el resultado de una elección legal, como un momento de gran deshonra y vergüenza para nuestra nación”, dijo Obama en un comunicado el miércoles por la noche. “Pero nos estaríamos engañando a nosotros mismos si lo tomáramos como una sorpresa total”.

También el exsecretario de Defensa, John Mattis, cree que Trump fue el incitador de los sucesos.

Mattis culpó directamente al presidente Donald Trump de haber “fomentado” la brecha de seguridad en el Capitolio de los Estados Unidos el miércoles, que calificó como “un esfuerzo por subyugar la democracia estadounidense mediante el gobierno de la mafia”.

Mattis fue uno de los ex altos funcionarios del Pentágono que sirvieron bajo Trump, incluido el exsecretario de Defensa Mark Esper y el general retirado Joseph Dunford, quien también culpó a los líderes políticos de difundir información errónea sobre el debate presidencial y que sentó las bases para la violencia en el Capitolio.

“El violento asalto de hoy a nuestro Capitolio, un esfuerzo por subyugar la democracia estadounidense mediante el gobierno de la mafia, fue fomentado por el Sr. Trump”, manifestó Mattis, quien se desempeñó como primer secretario de defensa de Trump, en un comunicado proporcionado a ABC News.

“Su uso de la Presidencia para destruir la confianza en nuestra elección y envenenar nuestro respeto por los conciudadanos ha sido habilitado por pseudo líderes políticos cuyos nombres vivirán en la infamia como perfiles en la cobardía”, agregó Mattis. “Nuestra Constitución y nuestra República superarán esta mancha y nosotros, el pueblo, volveremos a unirnos en nuestro esfuerzo interminable por formar una Unión más perfecta, mientras que el señor Trump merecidamente se quedará como un hombre sin país”, dijo.

Después de todo esto, la democracia pareció emerger en el Capitolio. Primero fue restaurado el orden, con la expulsión de los violentos del lugar; el toque de queda decretado por la alcaldesa de la ciudad Muriel Bowser y la reanudación de las sesiones en el Congreso.

Las intervenciones de varios congresistas fueron claras y enérgicas. Con excepción de unos pocos, todos, hasta el fiel Lindsey Graham condenaron los hechos.

El vicepresidente Mike Pence también condenó la violencia y dijo que los violentos “nunca ganarán”.

El líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer repudió asimismo los actos de violencia; algo que también hicieron en bloque, los legisladores de la Florida; entre ellos, Marco Rubio y Mario Díaz-Balart y el ex gobernador de la Florida Rick Scott, además del actual gobernador Ron de Santis.

Roberto A.

tal vez quieras leer: El 80% de los votantes de Trump cree que Biden ganó de modo ilegítimo

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Gana hasta $500 de saldo Cuballama! 11 días, 11 premios diarios.PARTICIPAR
+