Connect with us

Cuba

El desabastecimiento ya llegó al Mercado de Cuatro Caminos

Published

on

Duraron poco esas estanterías repletas en el Mercado de Cuatro Caminos. El desabastecimiento ojalá no haya llegado definitivamente

Luego de los sucesos en el mercado Cuatro Caminos el pasado 16 de noviembre, cuando justamente se celebraban los 500 años de la ciudad, los medios oficialistas no han hecho más que alardear sobre la pronta recuperación del inmueble y las pérdidas caudalosas que ha tenido la corporación CIMEX, a cargo de la tienda.

Sin embargo, su posterior reapertura no demuestra las óptimas condiciones del establecimiento, ni representa un alivio para los clientes que llegan a él desde diversas zonas de La Habana.

“Todo sigue desabastecido en otros lugares, es por eso que la gente viene aquí y se arman estas colas kilométricas, donde hay personas que le marcan un turno a uno, a dos, y hasta tres. Es indignante, la verdad”, comenta con disgusto Olga Sosa.

La extensa fila de compradores que se divisa cuadras antes de llegar al sitio hace dudar a cualquiera si es real lo que está observando. No existe departamento que se libre de tan agobiante escena, a la que se suman agentes de seguridad pululando por cada rincón.

No obstante, el gentío abrumador y los precios exorbitantes de algunos artículos no son los únicos inconvenientes de Cuatro Camino. A pocos días de su reinauguración, la escasez de varios productos ya es perceptible.

Nidia Borrego ha ido en busca de cárnicos y su sorpresa no ha sido pequeña al ver las neveras vacías. “A mí me queda cerca y como no encontraba pollo, ni picadillo de pavo, vine hasta aquí. Me alarmé cuando lo vi. Los frigoríficos estaban vacíos y según me dijo la dependienta no era cuestión de que se habían agotado ese mismo día, pues yo llegué después de media mañana”.

Pero a Isabel Sardiñas, más que la miseria en los congeladores, la asombró el mal estado de los mismos. “Es increíble, ya lo están destruyendo, y en esta ocasión no ha sido el pueblo “indisciplinado”, eso es culpa de los administradores y funcionarios del local. Las parrillas están desajustadas y sucias. La sangraza y los fluidos de las carnes destilan por debajo de los estantes. Si te soy sincera, salí adolorida de ahí”.

El papel higiénico, distintos tipos de detergente, pintura para las casas y muchas mercancías ausentes en los restantes puntos de venta de la capital, están aglomeradas en este, lo que casi obliga al público a recurrir a él.

“Hasta que no asimilen que la idea no es atiborrar un espacio quitándole el suministro a otros, continuarán los conflictos y las insatisfacciones. Contrario a los pronósticos iniciales del gobierno, esta plaza no promete ser otra cosa que un espejo de la decadencia”, considera Yoel Herrera.

Texto y fotos: Lucía Jerez

https://www.cuballama.com/envios/categorias/motos-electricas-y-baterias/motos


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

*** NUEVO *** ¡Carnes, embutidos y quesos para CUBA! ***VER OFERTAS