Connect with us

EEUU

Demócratas presentan propuesta de Ley dirigida a bajar el precio de los medicamentos en EEUU

Published

on

Bernie Sanders

Los demócratas en el Congreso de los Estados Unidos dieron un gran paso adelante en uno de los temas más controversiales – por lo absurdo de sí mismo – dentro de los problemas relativos a la SALUD en el país: el alto precio de los medicamentos, al presentar un plan para bajar los precios de estos, muchos de ellos patentados bajo licencias privadas que, los han convertido más que en un remedio para una enfermedad en verdadero dolor de cabeza, incluso para la justicia de este país.

La noticia llega en un momento álgido entre los demócratas y el presidente Donald Trump, y este pudiera ser un punto que uniera a unos y a otros que desde el 22 de diciembre de 2018 – aunque bien pudiera decirse que desde mucho antes – están enfretados en cuanto al tema de la financiación del muro de la frontera entre México y EE.UU., y que desde esa fecha tiene cerrado el gobierno. Tanto Trump, como los demócratas liderados por Bernie Sanders están de acuerdo en que en los EE.UU., un país del primer mundo – y no un país cualquiera – sus ciudadanos no deberían tener que pagar “millonadas” por medicamentos que, en otros países desarrollados, cuestan muchísimo menos. Sanders, por ejemplo, ha menudo ha citado el ejemplo de que, aquellos residentes que viven en zonas limítrofes con Canadá, e incluso no tan limítrofes, pero cerca, les es más factible económicamente hablando, montarse en su auto, ir al vecino país, comprar un pomo de determinado medicamento y regresar, antes de comprarlo en la farmacia de la esquina.

Hasta una conocedora de la política norteamericana, periodista y republicana como lo es la aspirante a Congresista por el Distrito 27 del Condado Miami-Dade, María Elvira Salazar, ha reconocido en el pasado que ese “asunto” no lo entiende ni Mandrake “El Mago” y mucho menos lo puede resolver “El Médico Chino”.

Muchos intereses pululan en torno al precio de los medicamentos en este país, y los demócratas desde hace tiempo están enfocados en lograr una solución.

La agencia Reuters  dijo este viernes que “el senador independiente Bernie Sanders acompañado por los representantes demócratas Peter Welch y Elijah Cummings y el senador demócrata Cory Booker” sostuvieron una conferencia ayer jueves en el Capitolio de Washington, en la cual, luego, hablaron ante la prensa reunida para explicar de qué va esta propuesta de ley dirigida a reducir los precios de los medicamentos.

Es una propuesta de ley dirigida a beneficiar a los ciudadanos norteamericanos y sobre este tema en particular Trump, hizo énfasis durante su campaña.

Sin embargo, como toda propuesta todavía tiene un largo camino que recorrer, y que incluso puede encontrar un veto del inquilino de la Casa Blanca, tan resuelto a obtener sus 5 billones y algo para construir el muro que, durante su campaña presidencial e incluso días después, dijo que pagarían los mexicanos.

De todas maneras el problema existe. Y existe también el lobismo “farma” dentro del edificio neoclásico situado en Washington. En sus pasillos circulan quienes presionan para que cosas como estas ni siquiera lleguen a la mesa del presidente, y para “poner el parche antes de que caiga la gotera,” la industria farmacéutica – refleja AP – dijo que las propuestas demócratas “generarían el caos en el sistema de salud de Estados Unidos”.

De modo concreto la propuesta propone lo siguiente:

-Abrir a la competencia genérica medicamentos de marcas estadounidenses que son considerados “excesivamente caros” y que están protegidos por patentes.
-Permitir que el sistema federal Medicare negocie directamente con las farmacéuticas.
-Permitir que los consumidores importen medicamentos de precios bajos de Canadá.

Habría que ver, por ejemplo, qué caos generaría su aprobación.

A fin de cuentas nada debería ser más importante que la vida de un ser humano, y al parecer el caos que vislumbra la Farma Industria es el de las cuentas bancarias de los propietarios de las farmacéuticas, los dueños de las patentes, y de otras miles de personas que han levantado verdaderas fortunas especulando con el precio de los medicamentos, tales como el desagradable de Martin Shkreli, ex director ejecutivo de Turing Pharmaceuticals AG, quien de la noche a la mañana subió el precio del Daraprim, de $ 13.50 por pastilla a $ 750 por pastilla en el verano de 2015.  Un medicamento sin otra versión genérica – es decir, que no hay otra pastilla similar – y al cual acudian cientos de miles de enfermos para salvar su vida.

No es este, claro, el único caso. También tenemos el de la cicloserina, un medicamento que se usa para tratar la tuberculosis peligrosa resistente a múltiples medicamentos, y que aumentó su precio de $500 dólares el frasco de 30 pastillas, a $ 10,800 luego de ser adquirida por la farmacéutica Rodelis Therapeutics.

O el del medicamento conocido como Doxycycline, un antibiótico que en octubre del 2013 podía comprarse a $20 dólares el frasco, y que en abril del otro año – 2014 – subió hasta los $1849 dólares.

 

 

 

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

VUELOS CHARTERS A CUBA DESDE $99 ¡CON 64LB INCLUIDAS!MÁS INFORMACIÓN
+