Connect with us

Internacionales

Daniel Ortega le “hace la pala” a Nicolás Maduro

Published

on

Daniel Ortega y Nicolás Maduro
Foto: Oscar Navarrete/ LA PRENSA.

Daniel Ortega y Nicolás Maduro no asistirán a la Cumbre Iberoamericana de Andorra.

¿Qué sucede en estas Cumbres? Nada. De hecho han trascendido por anécdotas como estas que aquí les traigo.

El nicaragüense Daniel Ortega ha decidido “hacerle la pala” a su homólogo y amigo, el venezolano Nicolás Maduro, y anunció que él tampoco participará en la XXVII Cumbre Iberoamericana, prevista a celebrarse hoy en Andorra. Otro presidente del área, el de El Salvador, Nayib Bukele, es otro de los ausentes.

En honor a la verdad la ausencia de Daniel Ortega no se hará sentir mucho, al igual que la de Nicolás Maduro. Ambos mandatarios han pasado a ser desde hace ya un buen tiempo “mal vistos”, por lo rancio de sus discursos y hasta por la manera en que atropellan indiscriminadamente el vocabulario español; sobre todo el segundo, que a cada rato inventa vocablos y géneros para determinados sustantivos en la lengua de Miguel de Cervantes.

Súmese a eso además que las cumbres Iberoamericanas no han aportado mucho -más bien casi nad – en materia de soluciones para el área de Latinoamérica. De todas ellas, probablemente dos sean las más trascendentes y no precisamente por sus logros, sino por el debate suscitado. En una de ellas estuvo involucrado el antiguo gobernante de Cuba, ya fallecido, Fidel Castro.

La primera, ocurrió el 18 de noviembre del 2000, en el marco de la X Cumbre Iberoamericana, que se realizó en Panamá. Castro entró en un rifirrafe verbal con el entonces presidente de El Salvador, Francisco Flores, ya fallecido, y quien fue hallado años después culpable de corrupción. Flores le recriminó a Fidel que su país hubiese financiado con armas y personal militar la guerra en El Salvador, y lo acusó de tener las manos embarradas de sangre por ese motivo.

En la otra, tal vez la más trascendente de todas, ocurrió con el predecesor de Nicolás Maduro y amigo incondicional de Daniel Ortega, el fallecido Hugo Chávez. Este interrumpió repetidamente al entonces presidente del España, José Luis Rodríguez Zapatero, durante una intervención de este en la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, ocurrida en Santiago de Chile.

Tanto interrumpió Chávez -que ya había hablado bastante- qye  fue recriminado por el Rey de España Juan Carlos I. La frase de este, dirigida al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como reprimenda tras las reiteradas interrupciones que este realizaba, ha pasado a ser sin dudas el mayor bochorno diplomático que se recuerde entre mandatarios hispanoamericanos en una Cumbre “de esas”.

“¿Por qué no te callas?” fue la frase que lanzó el Rey cazador de elefantes, Juan Carlos I, al ya fallecido Hugo Chávez el 10 de noviembre de 2007, y se confirmaba así que estas Cumbres, también tienen su desparpajo.

Cumbre de las Américas

Otro desparpajo, aunque en una Cumbre Extraordinaria de las Américas, que no es lo mismo que una cumbre Iberoamericana, tuvo como protagonista también a Fidel Castro, padrino indiscutible de Daniel Ortega y Nicolás Maduro. Este se enredó con otro presidente latinoamericano de aquellos años, el mexicano Vicente Fox.

Sucedió dos años después de que Flores le cantase las cuarenta a Fidel en Panamá, y en un mes como este, abril, pero del año 2002.

Estaba a punto de celebrarse la Cumbre Extraordinaria de Las Américas en la ciudad de Monterrey, cuando el entonces presidente mexicano, Vicente Fox, para evitar un encuentro desagradable “en su casa” entre el entonces gobernante cubano, Fidel Castro, y el entonces mandatario estadounidense, George W. Bush, llamó a Fidel, por teléfono, y entre una serie de “instrucciones diplomáticas” le pidió que lo acompañara en la cena, pero que luego se largase.

“Oye, Fidel, de cualquier manera, está la invitación a que me acompañes a la comida, que eso sería como a la 1:00 de la tarde ó 1:30 y acabando de comer, entonces puedes salir”, le dijo para que así evitara el encuentro con Bush, que llegaría justo después, y entonces pronunció Fox una frase que pasaría a ser uno de los incidentes más molestos en la historia de las relaciones diplomáticas de ambos países, cuando dijo le dijo a Castro: “Sí, comes y te vas”.

Así que mejor que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y el de Venezuela, Nicolás Maduro, no participen en la XXVII Cumbre Iberoamericana de hoy en Andorra. Total…

Que Ortega se quede en Managua, ordenando represiones y censuras y golpes en las calles a sus opositores y detractores que suman ya demasiados; que Maduro se quede en Miraflores, inventando cifras y echándole humo a sus santos, para ver cómo resuelve, al menos, el problema de la inflación.

Ariel P.

tal vez quieras leer: Cuba, la Unión Europea y José Daniel Ferrer

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+