Connect with us

Cuba

Así viven los cubanos la “crisis coyuntural”

Published

on

Por María Carla Prieto

“Situación coyuntural” hace alusión a algo que será momentáneo, cuya duración sabemos es relativamente poca. ¿Puede decirme algún cubano que sabe cuando volveremos a la normalidad?

Desde que escuché por primera vez la palabra no me gustó. Coyuntural. Parecía que se le estaba imponiendo a una situación que no sabríamos hasta dónde iba a dar. A Randy Alonso, quien condujo la primera Mesa Redonda, parecía que le estaban golpeando por debajo de la mesa. Siempre que repetía la palabra situación le agregaba, tardíamente, el adjetivo de la semana.

Seamos coherentes. El vocablo coyuntural hace alusión a algo que será momentáneo, cuya duración sabemos es relativamente poca. ¿Puede decirme algún cubano que sabe cuando volveremos a la normalidad?

La cosa pinta fea. Hoy alguien me decía que lo único bueno que podemos sacar en limpio de esta situación, es la sinceridad de nuestros dirigentes, quienes nos están haciendo partícipes, de manera atípica, de la verdadera realidad.

La pregunta es: ¿hasta qué punto? ¿Por qué no se nos informó de la reunión que, a puerta cerrada, se realizó en el Ministerio de Energía y Minas? En ella estuvo presente la plana mayor en materia de producción eléctrica en el país. Con ellos sí se fue totalmente sincero: el crudo de petróleo y el gas natural que el ministro dijo estaban garantizados, no existen.

¿Dónde está el combustible que abastecería al cien por ciento de los servicentros de Cupet? En el Vedado, el único en el que existe el oro negro es el de 25 y G. “La cola puede ser de varias horas. Aquí he perdido casi toda la jornada de trabajo”, nos cuenta Ernesto, un joven botero cuyo auto se encuentra estacionado esperando casi en la entrada del Ministerio de Educación Superior.

La reestructuración de los viajes interprovinciales fue la siguiente: todas las reservaciones de ómnibus fueron cambiadas para ferrocarril. “Nosotros estamos casi sin trabajar. Imagínate que sale una guagua semanal para las provincias y no tiene fallos, así que la lista de espera ya no existe”.

Bárbara desea viajar a Cienfuegos y no va a poder. “Antes sacabas el pasaje 72 horas y era suficiente. Ahora ni eso, ni lista de espera. Si se te muere un familiar, tienes que pagar lo que los particulares quieran. Ya el viaje está en 15 CUC”.

Las universidades del país también se han visto afectadas. “A mí me confirmaron el cierre de la Universidad de Oriente, la de Camagüey y la de Pinar del Río. Las Villas está dando clases solo tres días de la semana y en la UH aun no tenemos idea de qué van a hacer”.

“Yo tengo fe en el barco que entra mañana. Con eso podemos tirar el resto del mes y para octubre ya resolvimos. ¡No te agobies, muchacha! Mira, si esto empeora, tenemos a dos países duros dispuestos a meter las manos aquí: China y Rusia. Esto no se va caer, despreocúpate”.

El futuro del pueblo cubano es incierto. Muchos se mantienen firmes, soportando. Esta crisis está poniendo en peligro los valores que sobrevivían.“La guagua en la que me monté hoy tenía todos los asientos de impedidos ocupados. En uno estaba yo. Se subió una muchacha con un bebé en brazos y yo le cedí mi lugar, los demás estaban ocupados por hombres que se hicieron de la vista gorda. Esto es Esparta, todos contra todos”.

Hoy, mientras caminaba hacia mi casa con una amiga –ya tiré la toalla con las guaguas- ella advirtió: “Mira, los militares también están sufriendo la crisis. Andan a pie”.

La pobre, no advirtió las dos estrellas en los uniformes. Eran de bajo rango. Seguro estarían sondeando las opiniones de la gente, o en busca de algún periodista independiente para impedirle hacer su trabajo.

 


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡DOBLE RECARGA + regalos! Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMSRECARGA YA
+